3 ideas para reciclar escaleras de madera

Estefany 3 agosto, 2018
Las escaleras de madera recicladas son una opción perfecta para decorar algunos espacios de forma útil. Además, están en tendencia. Hoy te damos 3 ideas que te encantarán.

Las escaleras de madera son un elemento que pueden transportarnos en el tiempo. Hoy en día la mayoría de escaleras que encontramos son de aluminio porque pesan menos. Sin embargo, las de madera tienen un encanto particular.

Principalmente, existen dos tipos de escaleras: las fijas y las móviles o transportables. Para evitar confusiones, hemos de aclarar que las escaleras a las que nos referiremos en este artículo son las móviles. Dentro de la gama de las móviles también existen diferentes tipos. Las más comunes son la escalera de escapulario y la escalera tijera. 

La primera de ellas es la que habitualmente se apoya en la pared o se utiliza en los pozos. La segunda es la que está compuesta por dos escaleras unidas en la parte superior por una bisagra.

Es muy habitual tener en casa alguna escalera de madera que ya no utilizamos porque la hemos reemplazado por una de aluminio. Antes de tirarla, esperamos inspirarte con este artículo, ya que las escaleras de madera están en tendencia

Las escaleras de madera recicladas son multifuncionales, puesto que pueden encontrar su lugar en cualquier parte de la casa, desde la cocina al baño, o los dormitorios, pasando por el salón.

Escaleras de madera en la cocina

Nuestra primera idea consiste en colocar una escalera de madera en la cocina. Existen diferentes formas de introducirla en este espacio: como estantería, como colgador, etc. En concreto, la escalera que mejor queda en esta área es la de escapulario.

La idea que te proponemos te ayudará si tienes una isla de cocina o una isla de trabajo, ya que consiste en colgar la escalera justo encima de la isla. De esta forma, tendrás una estantería colgante donde tener a mano sartenes, ollas y demás menaje.

Puedes colgar también los elementos que tengan el orificio para hacerlo, como los cucharones. También servirá como estantería, y esto es importante porque debes tener en cuenta la altura a la que colgarás la escalera. 

Otra forma de utilizar escaleras de madera en la cocina es colgarla encima de la barra de la cocina y utilizarla como soporte de iluminación. 

Plantas en una escalera para cocina a modo de estantería.

Colgador multifunción en el salón

La segunda idea que te proponemos para reciclar escaleras de madera, esta vez en el salón, es utilizarla como colgador. Para esta idea también será necesaria una escalera de escapulario, ya que irá apoyada en la pared. Basta con utilizar cada escalón para colgar las mantas del sofá o las revistas. 

Otra forma de utilizar escaleras de madera en el salón es con una escalera tijera a modo de estantería. Para ello, necesitas tablones de madera para colocar de escalón a escalón. De esta forma tendremos una estantería bonita y reciclada en casa.

Para que sea aún más especial, coloca los tablones de diferentes tamaños, de menor a mayor; esto le dará un toque diferente a tu nueva estantería. 

Un perchero para el vestidor

Nuestra tercera y última idea para utilizar escaleras de madera en casa es hacer un perchero para nuestro vestidor o dormitorio. Para ello necesitarás una escalera escapulario, ya que la colgaremos del techo, o unos colgadores especiales para estanterías. 

Lo único que debes hacer es situar la escalera en el lugar deseado y colgarla del techo. Para ello puedes utilizar cuerda marinera, lo que le dará un toque aun más rústico y a la vez chic. También puedes optar por fijar la escalera en la misma posición, como si fueras a colgarla a la pared. Para ello necesitarás fijadores de estanterías y un taladro.

Después solo tienes que colgar tu ropa en perchas de las barras de la escalera. La parte superior te servirá como estantería para los bolsos o cajas de zapatos.

Escaleras de manera: aspectos importantes

A la hora de reciclar escaleras de madera es importante que tengas en cuenta:

  • El uso que le quieres dar a la escalera una vez reciclada.
  • El tipo de escalera, y si realmente te serviría para lo que estás pensando.
  • El estado de la escalera; quizás necesite una mano de pintura o barniz.

Como ves, antes de tirar un elemento puedes pensar cómo podrías darle una segunda oportunidad. Basta con tener un poco de creatividad e imaginación. 

Te puede gustar