3 tipos de porta alfileres decorativos y originales

Francisco · 21 noviembre, 2018
Realiza tus propios porta alfileres utilizando productos reciclados y empleando tu propia imaginación para conseguir un producto de alta calidad.

A continuación vamos a conocer 3 tipos de porta alfileres decorativos y originales; porque la funcionalidad no está reñida con la originalidad estética y un recurso como este puede tener formas muy interesantes.

El porta alfileres se configura como una herramienta útil a la hora de realizar labores de costura. El principal objetivo es contener los alfileres; de este modo, puede ser una simple pieza con forma funcional o podemos aplicarle una apariencia más curiosa que llame la atención.

Tú mismo puedes llevar a cabo la elaboración original de un porta alfileres, simplemente hay que ser creativo y tener imaginación; no obstante, te mostramos 3 tipologías que pueden servir de inspiración.

1º: porta alfileres con apariencia de sombrero

La forma y estética de esta tipología trata de representar un pequeño sombrero, de tal manera que se van a conformar las distintas partes empleando objetos reciclados.

  • Todo el borde o ala del sombrero puede hacerse mediante un CD-ROM en desuso, recubriéndolo con una tela que a su vez será la que se emplee para otras partes. El CD es una superficie resistente y dura, quedando cubierto por la tela para mejorar su apariencia.
  • La copa del sombrero se realiza utilizando una lata circular pequeña típica de las de conserva de sardinas, anchoas, etc. Se situará en el centro pegada con pegamento. Se recubre con la misma tela que la parte del CD o con una nueva para generar contraste.
  • Gomaespuma situada dentro de la copa del sombrero. Se cubre con la tela empleada de esta última, quedando así un soporte blando donde poder colocar los alfileres.
  • Lazo alrededor de la copa para aportarle un toque decorativo más curioso e innovador. La principal finalidad es simular un pequeño sombrero.
Porta alfileres sombrero.
Porta alfileres sombrero / pinterest.es

2º: porta alfileres con forma de magdalena

Otra manera interesante de trabajar este recurso sería dándole forma de magdalena. Hay que buscar cierto realismo; se trata de darle un toque curioso que llame la atención por su estética.

  • En primer lugar, utiliza un pequeño recipiente, de tamaño reducido como el envase de un yogur o de una lata de conserva. Si el material es rígido y duro entonces mucho mejor. A continuación, se recubre con una tela diferente a la que se pondrá en la siguiente parte.
  • Llegados a este punto, se cubre la gomaespuma con una tela que simule un glaseado dulce: rosa, blanco, marrón, etc. Se coloca dentro del recipiente poniendo pegamento en la base; así se conseguirá una mayor sujeción.
  • Se recomienda que los alfileres tengan en la parte para sujetarlos una bola de color; de esta manera, se consigue una apariencia de perlas o bolas dulces.

3º: porta alfileres con forma de flor

Otra manera muy curiosa es aplicando un formato de flor. Hay que seguir un proceso muy semejante a los anteriores tipos; sin embargo, este caso requiere un poco más de elaboración para poder hacer los pétalos, incluso pueden tener bordados.

Porta alfileres flor.
Porta alfileres flor / pinterest.es
  • De nuevo y utilizando una bola de gomaespuma, hay que cubrirlo con una tela para que simule el punto central llamado polen. No importa el color, pero sí interesa que sea diferente a lo que se vaya a colocar alrededor.
  • Mediante una tela se pueden hacer los pétalos, recortándola en distintos trozos para que después se cosan en la gomaespuma. Se puede conseguir así un efecto natural y dinámico; eso sí, sobre esta tela no se pueden clavar los alfileres.
  • Si se desea, puede ponerse una goma del tamaño de la muñeca del brazo para convertir el porta alfileres en un recurso más funcional a la hora de realizar labores de costura.

– Para realizar correctamente la costura es imprescindible tener comodidades a tu alrededor.-

Cualquiera de los tres tipos explicados hasta ahora son fáciles de hacer en casa; simplemente hay que tener en cuenta que mediante el reciclaje de elementos pueden llevarse a cabo todo tipo de objetos útiles en el día a día.

Lo importante es que seamos creativos, tengamos la capacidad de ver más allá de las cosas y no nos conformemos con los productos que se realizan para la venta en las tiendas. De este modo, se puede ahorrar y decorar la casa según los criterios personales de cada uno.