4 ideas de servilletas decoradas que te encantarán

Hoy te proponemos 4 ideas de servilletas decoradas que te encantarán y dejarán a tus comensales sorprendidos.

Las servilletas decoradas están llenas de personalidad y pueden llegar a ser un foco de atención durante comidas, cenas o meriendas.

Son más especiales aún cuando has sido tú quién las ha customizado y personalizado. Eso asegura que las servilletas sean totalmente únicas.

Como sabrás, hay muchos tipos de servilletas: de papel, de tela, de algodón etc.

En esta ocasión hablaremos sobre las servilletas de tela porque estas nos servirán como un lienzo sobre el cual plasmar diferentes ideas.

No obstante, es interesante saber que las servilletas decoradas de papel son utilizadas para hacer manualidades con la técnica llamada decoupage.

Idea 1: servilletas estampadas

Esta primera idea es súper sencilla. Solo necesitaras una servilleta de tela lisa.

Puede ser del tipo de tela que quieras pero debe ser de un color liso para que quede mejor el estampado (animales, letras, motivos florales, figuras geométricas).

Lo segundo que debes elegir es el color de la pintura, asegúrate que sea para tela. Es importante elegir la pintura adecuada para no tener problemas a la hora de lavarlas.

Para proceder necesitarás un sello. Este puedes conseguirlo en tiendas de manualidades ya con la figura que desees. También puedes mandar a hacerlo o incluso puedes hacerlo tú de forma DIY.

La forma más fácil y común es con una patata. Sí, una patata.

Servilletas estampadas.

Lo único que debes hacer es imprimir la figura que quieres estampar en el tamaño que desees. Después con un rotulador copiala en la patata y por último con un cúter y mucho cuidado quita la patata que esté en el contorno de la figura.

De este modo te quedará un sello natural y muy original. Es ideal para hacer con los más pequeños.

Ahora lo que tendrás que hacer es mojar tu sello en la pintura y comenzar a estampar.

Pero no solo las patatas sirven como sello. También puedes utilizar  la goma de un lápiz como sello y hacer una estampación de topos.

Incluso elementos de la naturaleza como piedras de canto u hojas de árboles harán perfectamente el papel de sello.

Idea 2: servilletas con borlas

Para esta idea de servilletas decoradas solo necesitaremos servilletas de tela. En esta ocasión no importa si la servilleta tiene algún estampado.

Lo único que debes conseguir son borlas, las venden en las mercerías. Elige los colores que mejor le vayan a tu servilleta.

La idea consiste en, simplemente, ir cosiendo las borlas a las servilletas. Aquí tienes diferentes opciones:

  • Colocar las borlas solo en las cuatro esquinas.
  • Coser las borlas por todo el borde.

Es una idea muy fácil y sencilla para darles a las servilletas de tela que ya tienes una nueva vida.

Otra alternativa es, en vez de borlas, usar pompones. Estos puedes pegarlos con silicona caliente en los bordes o en el interior de la servilleta. Eso sí, por una sola cara para que la otra pueda servirnos para limpiarnos.

Servilletas con borlas.

Idea 3: servilletas bordadas

Esta idea es, quizás, la más compleja para las servilletas decoradas debido a que necesitaremos una máquina de coser que tenga opción de bordado.

No obstante, si no tenemos esta opción podemos buscar alguna modista que nos lo haga.

Consiste en bordar, por ejemplo, las iniciales de nuestra familia o alguna frase como “Bom apetite” en la servilleta.

Es una idea muy clásica que quedará perfecta en cenas familiares o eventos con amigos en los que queramos dar un toque original a nuestras servilletas.

Servilletas bordadas.

Idea 4: servilletas decoradas y pintadas a mano

De todas las ideas de servilletas decoradas esta es una de las que más nos gustan porque permite desarrollar toda tu imaginación y creatividad.

Lo único que necesitarás será pintura para tela, cartón y servilleta de tela, del tipo que tú quieras.

El cartón lo utilizaremos para crear moldes. Por ejemplo, de letras, figuras geométricas, etc. Luego solo tendrás que ponerla sobre la servilleta y pintarla.

Una idea que te proponemos es que pintes la mitad de la servilleta de un color sólido, rosa, verde, azul o amarillo.

La otra parte utilízala para hacer algún estampado, bien sea con un sello o con el molde hecho de cartón o incluso a mano alzada.

Aquí la creatividad y la imaginación son las mejores herramientas.

Servilletas pintadas a mano.

Conclusión

Las servilletas decoradas son una opción con mucha personalidad para decorar nuestra mesa en el día a día o en ocasiones especiales.

Como ves, todas las ideas son fáciles de llevar a cabo y no necesitas muchos materiales para ello.

Adapta las decoraciones a cada evento, por ejemplo si es una cena de navidad o un cumpleaños utiliza colores y motivos propios para cada ocasión.

Importante también es que combines bien las servilletas decoradas con la vajilla. Para ello, antes de decorar las servilletas decide qué vajilla utilizarás para la ocasión.

Te puede gustar