4 manualidades para decorar con lentejuelas

Maite Córdova · 26 octubre, 2018
Por su capacidad de reflejar la luz, las lentejuelas se utilizan para diversos fines decorativos. A continuación, te damos algunas ideas para introducirlas en tu hogar de una forma original.

Las lentejuelas son pequeñas planchas brillantes, hechas de plástico, de diferentes colores, tamaños y formas. Y si bien las forma más común es la circular, hay lentejuelas con forma de estrella, mariposa, cuadrados, etcétera.

En la actualidad, ya no solo sirven para decorar accesorios de navidad o prendas de ropa, abalorios y complementos festivos. Ahora se les utiliza incluso en la decoración de diversos objetos para el hogar, desde cojines hasta recipientes varios.

En otras palabras, ya no se toman las lentejuelas exclusivamente como sinónimos de una decoración festiva, sino como un elemento capaz de aportar brillo a cualquier ambiente. Esto no quiere decir que se haya dejado de lado su faceta más alegre.

Las siguientes manualidades que te proponemos son muy fáciles de llevar a cabo, no requieren demasiados materiales y te ayudarán a conseguir diferentes accesorios brillantes para tu decoración.

1. Marcos de fotos con brillos

En lugar de recurrir a los botones o a la purpurina, puedes decorar tus marcos de fotos con tan solo pegamento extrafuerte y lentejuelas redondas. Puedes elegirlas del tamaño que desees, siempre y cuando tengas cantidad suficiente para cubrir el marco.

Lentejuelas doradas.

Si el marco de fotos es de un color metálico (dorado, plateado, bronce), te recomendamos que elijas piezas del mismo color. De esta forma, aunque no cubras del todo la superficie, el marco seguirá luciendo bien.

Ahora, para pegarlas, lo más recomendable es que procedas poco a poco, por secciones. Ten en cuenta que no es necesario cubrir todo el marco con pegamento a la primera, porque así te verás obligado a trabajar apurado y esto puede afectar el resultado.

Mientras más grandes sean las lentejuelas, más fácil será manipularlas con los dedos. Sin embargo, hay herramientas que permiten la manipulación de las más pequeñas.

2. Portavelas con lentejuelas

Para elaborar unos bonitos portavelas es necesario tomar lentejuelas de un mismo color, pero de tres tamaños distintos. En la parte inferior del recipiente, se colocan las más grandes y, conforme se ascienda por la superficie, se van colocando las de menor tamaño.

Cabe destacar que no tienen por qué distribuirse de forma lineal. Las secciones pueden tomar una forma ondulada. Luego, en la parte superior del recipiente, no se colocan más que unas cuantas piezas, para que tengan cierto parecido con las burbujas de una bebida efervescente.

Para conseguir unos portavelas originales, también se puede recurrir a las lentejuelas con formas no circulares, como las que tienen forma de estrella. En caso de que no se desee decorar los portavelas sino las velas en sí, se recomienda colocar las lentejuelas en la parte central del cuerpo de la vela, para que estén lo más lejos posible de la mecha.

3. Guirnaldas de banderines

Banderines de lentejuelas.
Banderines / pinterest.es

Si te gustan las guirnaldas de banderines para la decoración de habitaciones, te encantará saber que puedes decorarlas con lentejuelas. Hay dos formas de llevar a cabo esta manualidad. Por una parte, puedes crear tu guirnalda de banderines con tela o puedes optar por una versión más simple, con cartón.

En caso de que decidas crearla con tela, tan solo deberás coser las lentejuelas con la máquina de coser. Para que no resulte demasiado estridente, puedes colocarle lentejuelas en un banderín sí y en otro no, por ejemplo. Recuerda que es importante que la lentejuela combine con el fondo de la tela para conseguir mejores resultados.

Si la costura no es lo tuyo, puedes crear tus banderines en cartulina o cartón, colorearlos con el spray de tu preferencia y añadirle las lentejuelas con pegamento. Luego, pasas una cinta por los orificios de cada banderín y procedes a colgar tu guirnalda.

Pero, ¿Dónde se puede colocar este accesorio? Pues bien, puedes lucir tu guirnalda de banderines en tu dormitorio o, incluso, en tu zona de trabajo u oficina en casa. Puedes hacerla corta, para que no recargue demasiado el ambiente. 

4. Cojines con brillo

Cojines de lentejuelas.

Una de las formas más simples y acertadas de incluir lentejuelas en la decoración del hogar es optar por los cojines. Bien sea que estén completamente forrados por lentejuelas o que solo tengan una palabra o silueta.

A la hora de realizar nuestros propios cojines con lentejuelas, es importante utilizar la máquina de coser y evitar el uso de pegamento, ya que con este material, el resultado no será muy resistente. También se recomienda recurrir a las lentejuelas reversibles, puesto que crean un aspecto interesante al tacto.

Busca otras opciones

Si buscas otro tipo de accesorio para tu decoración, anímate a buscar otras opciones. Deja volar tu imaginación y haz tantas pruebas como desees. Recuerda que las lentejuelas te permiten rescatar objetos desgastados por el uso y también, darle giros inesperados a otros.

Por ejemplo, puedes tomar varias ramas secas de árbol, pintarlas con spray dorado y añadirle algunas lentejuelas aquí y allá a lo largo del tronco, para adornar la parte superior de un jarrón, florero, o damajuana.