Decora tu chimenea para Halloween

Maite Córdova · 17 octubre, 2018
Hoy en día, Halloween se ha convertido en una celebración a nivel internacional. Y si bien no todos se disfrazan esa noche, para muchos, resulta imposible resistirse a decorar sus hogares de una forma distinta. 

La Noche de Brujas, mejor conocida como Halloween, es la excusa perfecta para decorar algunos rincones del hogar, como la chimenea, de una forma distinta y fuera de lo real. Por ello, muchas personas no dudan en recurrir a las calabazas, los bichos y todo aquello de aspecto sobrenatural.

A continuación, te proponemos algunas ideas para que decores tu chimenea de una forma espeluznante, pero con mucho estilo. Comprobarás que no necesitarás recurrir a los juguetes de plástico ni tampoco a la típica combinación de naranja y negro para recrear la atmósfera oscura, misteriosa de las películas de terror.

Ideas para lograr una chimenea espeluznante

1. Negro y más negro

Para conseguir una decoración de Halloween lejos de lo infantil y más próxima al estilo gótico, opta por reunir elementos de color negro, por ejemplo: candelabros, velas, calabazas, y ramas secas. Con estos sencillos accesorios podrás sentar las bases de una estética macabra.

Chimenea en blanco y negro.
Chimenea blanco y negro / pinterest.es

Ante todo, despeja la chimenea. A continuación, coloca las ramas secas sobre el dintel. Amárralas con un trozo de cuerda o bien, colócalas dentro de vasijas negras. También puedes mezclar las ramas con espigas, para conseguir un arreglo más frondoso.

Coloca dos candelabros, de diferente altura, en la esquina derecha del dintel. Ahora, aquí es importante aclarar una cuestión: si deseas un resultado rústico, busca candelabros de madera negra o hierro forjado. En cambio, si deseas un resultado más elegante, puedes optar por los candelabros de plástico (brillante o mate).

En la parte baja de la chimenea o bien, en el suelo, puedes colocar varias calabazas grandes de color negro. Para finalizar, no te olvides de introducir carbón negro y leña dentro de la chimenea, y ¡Listo! 

Como toque adicional, puedes imprimir una fotografía en blanco y negro que tenga cierta relación con la festividad. Desde fotos de época hasta fotos de animales como el lobo, el cuervo, el murciélago, la araña, etcétera.

Para conseguir una atmósfera simple pero realmente macabra, decora con múltiples candelabros y velas negras. Colócalos a lo largo del muro y dentro de la chimenea.

2. Negro, gris y blanco

En lugar de recurrir solamente al color negro, se puede crear una paleta con otros colores neutros como el blanco y el gris. El resultado vendrá a ser elegante y, ciertamente, tétrico.

Chimenea con decoración en blanco y negro.
Chimenea blanco y negro / pinterest.es

Sobre la pared externa de la campana de la chimenea, cuelga un espejo con un marco de estilo barroco. Ahora, sobre el dintel, extiende un camino de mesa de color gris claro, y luego, apoya:

  • Una guirnalda de ramas secas. Es importante que no tenga ningún tipo de adorno. Si lo deseas, puedes añadirle un par de serpientes de plástico de color negro o de un color similar al de las ramas, para conseguir un resultado más realista.
  • Algunas ilustraciones de taxidermia, en blanco y negro. En cuanto al marco, este es opcional. Si las dejas sin marco, podrás crear la ilusión de que fueron realizadas recientemente por el anfitrión de la casa.
  • Dos o tres libros con cubiertas de color oscuro, o sencillamente, antiguos.
  • Una calabaza pequeña pintada de blanco.
  • Algunas piñas secas.

3. Blanco

Para conseguir una decoración minimalista, pero completamente espectral para tu chimenea, opta por el color blancoCon muy pocos accesorios conseguirás un resultado llamativo y refinado. 

En primer lugar, deberás reunir varias calabazas y pintarlas de blanco. Luego, con ayuda de un rotulador negro permanente, dibújales los siguientes motivos, en cada una de ellas: espirales, franjas, fantasmas, árboles secos y arañas. También puedes optar por pintarles una letra a cada una, para que, en conjunto, formen una palabra o frase.

Ahora, para darle un toque más fantasmal, coloca sobre el dintel un par de metros de gasa o tul de color blanco. Si queda colgando, mejor. Para sujetar la tela, puedes recurrir a las calabazas o bien, a algunos libros de cubierta blanca. Y como único toque negro, puedes incorporar un cuervo artificial.

Algunas consideraciones

Decoración Halloween.

En caso de que no tengas una chimenea en tu hogar, puedes adaptar estas ideas para decorar otros rincones. Asimismo, recuerda, no tienes por qué recurrir a grandes cantidades de accesorios, sino de ciertos objetos puntuales. La clave está en realizar composiciones llamativas.

Por otra parte, a pesar de que las calabazas son el elemento estrella en la noche de Halloween, no necesitas incluirla obligatoriamente en la decoración para conseguir un resultado espeluznante. Como te comentamos antes, puedes recrear una atmósfera macabra tan solo con velas y candelabros. ¡Deja volar tu creatividad!