El decoupage aplicado a muebles

Este artículo ha sido escrito y verificado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
La técnica decoupage es una manera muy original de decorar algunos muebles de tu casa, y te enseñamos cómo puedes hacerlo tú mismo.
 

Hoy vamos a fijarnos en una técnica decorativa muy utilizada por los aficionados a la restauración: el decoupage. Una técnica muy creativa que se basa en el estampado de imágenes en papel sobre una superficie.

Para ello nos van a servir casi todos los tipos de papel. De esta manera, podemos buscar imágenes que nos gusten en revistas, aunque lo más utilizado suelen ser las servilletas de papel.

Las posibilidades son ilimitadas, aunque esta técnica queda especialmente bien utilizando imágenes vintage, o que imiten postales antiguas. Si no habéis probado nunca esta técnica, podéis empezar decorando pequeñas cajas de madera, algunas bandejas o unas preciosas macetas para tus plantas. Pero si queréis obtener un resultado espectacular, la técnica decoupage aplicada en muebles os dejará sin palabras.

 

Cuenta, además, con la ventaja de poder ser aplicada sobre diferentes materiales, como madera, cerámica o vidrio. Vamos a verlo. Quedará espectacular en los cajones de una cómoda, en una mesa de café o en las mesitas de noche.

Los materiales

Dónde comprar servilletas decoupage.

Los materiales para la técnica decoupage son pocos y fáciles de encontrar. Necesitarás una pintura para cubrir el mueble en el que quieras trabajar. Nos gustan especialmente las pinturas a la tiza, porque no necesitan imprimación. Busca un color de base acorde al estampado del dibujo que vayas a poner en el mueble.

 

Para las imágenes, recomendamos utilizar servilletas de papel. Es un poco fino y cuesta algo más manejarlo, pero los resultados suelen ser bastante buenos y es una forma económica y sencilla de hacerse con imágenes de estilo francés preciosas.

Necesitarás también cola blanca, o cola de decoupage, como el fototransfer de Mary Paint, que encontrarás fácilmente en una tienda de manualidades especializada. También debes obtener un pincel grande para aplicar la cola blanca.

Es importante que los pinceles que se usen para decoupage sean muy suaves, porque de otra manera, puede romper el papel. También necesitarás unas tijeras para recortar las imágenes de las servilletas.

 

Para el acabado y protección del decoupage, podemos utilizar el mismo pegamento que se haya usado para fijar la servilleta a la superficie del mueble. Pero, también, hay infinidad de productos en el mercado para conseguir un acabado perfecto, como barnices y lacas especiales para decoupage.

Aplicando el decoupage

Aplicación de la técnica decoupage.

Una vez pintado y seco el mueble con el color de base, empezamos a estampar las imágenes. Para eso, colocaremos la servilleta con la imagen, o la parte recortada de la servilleta que queramos usar, sobre la superficie que vamos a decorar.

 

Para aplicar el pegamento, levantaremos la mitad del papel desde el centro del mismo, le aplicamos la cola blanca y lo adherimos hacia el extremo. Después, haremos lo mismo con la otra mitad del papel, es decir, el papel se pega desde el centro hacia los extremos.

Una vez fijado a la superficie, se da otra mano de cola blanca sobre la imagen para terminar de pegarlo. Hay que tener cuidado de que no queden arrugas ni bolsas de aire, igual que cuando colocamos papel autoadhesivo.

Hay que dejar secar el pegamento antes de seguir. De lo contrario, el papel puede moverse o romperse. Una vez seco el pegamento, protegeremos el papel. Lo haremos aplicando barnices o lacas especiales para decoupage.

 

Algunos trucos

Trucos de la técnica decoupage.

Con las instrucciones anteriores, básicamente nuestra decoración con técnica decoupage estaría lista. Ahora bien, hay muchos trucos y acabados que los restauradores utilizan. No son necesarios, pero no está de más conocerlos.

  • El planchado. Esta técnica ayuda a dejar el papel completamente liso y le da un acabado perfecto. Se realiza cuando la cola de decoupage está completamente seca. Se utiliza una plancha sin vapor, para que no moje ni deje manchas en el papel. Se coloca encima de la imagen que acabamos de estampar un papel de horno, y se pasa la plancha por encima.
  • Cómo cortar las servilletas. Cuando no vamos a utilizar la servilleta completa y solo queremos una parte de la imagen, es recomendable cortar la parte que queramos utilizar antes de separar las capas de celulosa de la servilleta. Nos resultará mucho más fácil recortarla.
  • Las mejores superficies para trabajar el decoupage son la madera, el vidrio, la cerámica y el metal. Para trabajar sobre madera, es preferible pasar primero una lija suave para dejar la superficie sin relieves. Si la superficie a trabajar es el vidrio, lo más recomendable es utilizar una servilleta que no sea demasiado clara. De lo contrario, corremos el riesgo de que apenas se aprecie el dibujo. Si vamos a aplicarlo sobre metal, es mejor que la servilleta tenga colores vivos, porque el metal tiende a oscurecer la imagen.