Haz tu propio zapatero con cajas que ya no utilices

Pilar 25 agosto, 2018
¿Quieres saber cómo fabricar un zapatero reciclado, a la medida y muy económico?

Un zapatero con cajas es realmente práctico. Gracias a los zapateros, los zapatos se encuentran ordenados y encontrarlos es mucho más sencillo. Los zapateros se pueden encontrar en cualquier tienda de muebles, pero nosotros te explicamos cómo fabricarlo tú mismo. Así podrás tener un zapatero muy económico, las medidas se ajustarán a las del espacio en el que lo quieras guardar y además tendrá el acabado que tu desees.

Si te convence esta idea no esperes más y lee los pasos que debes seguir para tener en tu casa un zapatero con cajas, reciclado y totalmente personalizado.

Paso 1: busca cajas de diferentes tipos

El primer paso que debes seguir para montar tu propio zapatero con cajas es buscar diferentes cajas de madera. El tamaño y características de las cajas dependerá del número de zapatos que desees guardar y el tamaño de los mismos. Nuestra recomendación es que al menos consigas tres tipos de cajas diferentes.

Cajas a modo de estantes colgantes.

  • Caja normal de madera. Las cajas básicas, colocadas utilizando de base uno de sus lados estrechos son perfectas para guardar botas altas. Colocadas utilizando de base uno de los lados largos pueden guardar cualquier zapato, sandalia o zapatilla deportiva.
  • Caja de madera de botellas de vino. La característica de estas cajas es que en su interior cuentan con un separador de madera que divide la caja en 8 o 12 partes. Es por ello que estas cajas son perfectas para guardar calzado que ocupe poco espacio como, por ejemplo, calzado infantil o sandalias planas.
  • Cajas de madera pequeñas.  Este tipo de cajas son opcionales. A nosotros nos encantan porque crean una estructura más variada y original. Son igual de prácticas y rompen con la monotonía de tamaño de los otros dos tipos de cajas.

Paso 2: lija las cajas

Una vez que hayas elegido las cajas es necesario trabajarlas para que tengan un acabado liso. Con ayuda de una lija eléctrica o manual repasa cada una de las tablas que forman las cajas.

Comprueba que todos los clavos y grapas están correctamente colocados y que ninguno supone un peligro a la hora de coger los zapatos. Si es así, aplástalo con un martillo o retíralo y coloca otro nuevo.

Paso 3: pinta las cajas o déjalas al natural

Ahora que la madera ya tiene un acabado liso llega el momento de aplicarle un tratamiento a las cajas. Además de cumplir una función estética, la pintura o el barniz garantizan la durabilidad del material y lo protegen del paso del tiempo. 

Una simple capa de barniz puede ser suficiente para que tu zapatero con cajas luzca brillante y natural

Dependiendo de los colores predominantes de la estancia en la que vayas a instalar el zapatero con cajas, tus gustos y la decoración de tu vivienda podrás elegir uno u otro color o combinar varios. De todos modos, nuestra recomendación es que al menos apliques una capa de barniz para que la madera se conserve en perfecto estado.

Paso 4: monta la estructura

Una vez que las diferentes cajas están lijadas, tan solo queda montar la estructura. Para ello debes combinar los diferentes tipos de cajas. La altura y longitud del zapatero dependerán del espacio en el que lo desees instalar y del número de pares de zapatos que desees guardar.

Si se trata de un zapatero pequeño y no muy alto puedes colocar las cajas unas encima de otras sin necesidad de fijarlo con ningún material. En cambio, si el zapatero va a ser de grandes dimensiones o si hay tienes hijos lo más seguro será que lo ancles a la pared y las cajas entre sí.

Para ello puedes utilizar pegamento especial para madera o clavos. En el caso de que utilices clavos debes tener especial cuidado porque si las cajas son viejas, la madera puede crujir y romperse.

zapatero con cajas entrada de casa
Fuente: elmueble.com

Paso 5: ¡dale vida al zapatero con cajas!

Ahora solo te queda darle vida a el zapatero que tu mismo has creado. Por fin ha llegado el momento de ordenar y tener a la vista todo el calzado que hasta ahora tenías en cajas y te costaba encontrar. Además, gracias a los diferentes divisores todos los tipos de calzado tienen un hueco y los encontrarás fácilmente.

Una vez más las propuestas DIY dan resultado. Así de fácil y de una forma tan económica hemos construido un original zapatero con cajas, totalmente personalizado y del tamaño deseado.

Te puede gustar