Accesorios para los pie de cama

Teresa Montes · 25 junio, 2018
Tres opciones que darán otro aire y encanto a tu dormitorio.

Si hay un elemento que puede hacer diferenciar nuestro dormitorio, es el pie de cama. Junto con el cabecero, es uno de los objetos de la habitación que más juego da. Si sabemos cómo ubicarlo y decorarlo, dará un aire muy interesante a tu cama.

Este tipo de muebles son muy prácticos. Por un lado sirven para decorar y, por otro, te permiten obtener otro sitio más de almacenaje. A parte de ganar espacio darás otro toque al cuarto.

No obstante, decorar un pie de cama a veces puede resultar un poco complicado. No sabemos exactamente lo que puede quedar bien y lo que no. Por eso, en el post de hoy, te proponemos algunos objetos para poner a los pies de tu cama. ¡Te encantarán!

Los baúles son el mejor complemento para almacenar

Quizá sea uno de los complementos para el pie de cama que más nos guste. Los baúles de anticuario estilo vintage se están viendo más que nunca en los dormitorios. Dan esa sensación de “casa de la abuela” antigua pero con encanto.

Este complemento es muy práctico para aquellos dormitorios que no dispongan de suficiente espacio. Aparte de decorar nos sirven de almacenaje para guardar todo lo que queramos. Dentro de ellos podemos ubicar infinidad de cosas. Desde los cojines que utilizamos para decorar la cama hasta mantas, ropa de cama y toallas que utilicemos en el día a día.

Baúl de madera al pie de cama.

Encima del baúl podemos colocar diversos elementos para decorar como mantas o plaids. Se pueden doblar o enrollar dando un aspecto más casual. Incluso también puedes colocar libros o alguna planta de interior junto a él.

Y no solo vemos baúles. Otros objetos que se ven en las casas con más estilo son maletas, arcones, e incluso libros. Aquí lo único que entra en juego es la imaginación y las ganas de innovar. Es un complemento muy agradecido ya que da ese toque vintage y se adapta genial a cualquier tipo de dormitorio. Lo podemos encontrar en un montón de tiendas y con diferentes diseños, estampados y tamaños.

Una idea DIY es reutilizar algún baúl viejo que tengas por casa o alguna maleta rota que ya no utilices. Lo único que tendrás que hacer es customizarlo y echarle imaginación. Incluso puedes colocar varios, unos encima de otros. Ya sabéis que somos pro de dar otra vida a objetos que ya no nos sirven. Buena idea, ¿verdad?

Haz más elegante tu dormitorio con bancos tapizados

Los bancos son una genial idea para aquellos dormitorios que disponen de espacio suficiente al pie de cama. Es sin duda, uno de los complementos más versátiles que podrás situar ahí.

Es un mueble súper práctico. Además, de no dejar vacío ese espacio, puede valer para sentarte mientras lees un libro, poner ropa, apilar libros e incluso colocar mantas a modo de decoración.

Los bancos tapizados dan ese toque atractivo y elegante a la habitación. Puedes elegir entre un montón de tipos. Más largo, más corto, más ancho. Dependiendo del espacio disponible que tengas podrás ubicarlo de una forma u otra.

Banco de madera como pie de cama.

Este tipo de banquetas van genial en los estilos más clásicos aunque también queda muy bien con los más chic. De hecho, una tendencia que se viene observando es aportar un toque de color a la habitación mediante este complemento. Bien sea en rojo, azul o rosa. Este último nos encanta como queda. Romperás la monotonía del cuarto añadiendo un toque de luz y dinamismo.

Si tu dormitorio es más bien rústico, puedes optar por un banco sin tapizar. De esta forma, la madera contrastará con los otros elementos que haya en la habitación. Esta idea es muy recomendable si tienes un estilo minimalista. Ya que en estos casos, menos es más.

Da más calidez al ambiente incorporando sofás a pie de cama

Esta es la idea más clásica de todas. Incluir un sofá a los pies de la cama es una opción que no nos puede encantar más. Aporta elegancia, distinción y sofisticación.

No obstante, dependiendo el sofá que escojas le puedes dar un punto más moderno o vintage. Nuestro sofás preferidos son el chester y el chaise longue. Son dos opciones muy atrevidas que darán ese toque especial al dormitorio.

Sofá a pie de cama.

Además, es una forma interesante de crear un rincón destinado a la lectura u otras actividades como trabajar o ver algo en el ordenador.

Para los que tengan un estilo más boho hippie, otra idea es incluir un puff. Puedes poner uno grande que ocupe toda la anchura de la cama o poner dos. Un puff que nos encanta para este tipo de ambientes son los de cuero. Puedes jugar con el color, dependiendo de la ambientación que quieras dar.

Como vemos, dar otro aire diferente al dormitorio jugando con los pie de cama, no puede ser más sencillo y resultón. Escoge la idea que más te guste y crea ese espacio acogedor con el que siempre soñaste.