Consejos para organizar tu armario de verano

Sofía Sangrador · 15 junio, 2018
Ahora que el verano está cada vez más cerca es cuando nos toca hacer el temido cambio de armario. Nosotros te damos algunos consejos para que lo organices a la perfección.

En el siguiente artículo queremos dejarte algunos consejos para que los tengas en cuenta a la hora de organizar tu armario de verano, algo que intentamos retrasar lo máximo posible, aunque lo acabamos haciendo antes o después.

Cuando finalmente decidimos hacer el cambio de armario de invierno a verano, deberíamos aprovechar para hacer una limpieza de ropa. Es tan sencillo como hacernos las siguientes preguntas: ¿me lo he puesto en los últimos dos años?, ¿sigue siendo mi talla? o, si pudiera ¿lo volvería a comprar?

Si la respuesta es “no” estaría bien deshacernos de esas prendas, podemos donarlas o reciclarlas. Un ejemplo es la iniciativa “Recogida de Ropa, desarrollada por H&M. Además, por cada bolsa de ropa que deposites en las cajas habituadas para ello en los locales comerciales te darán un cupón de descuento válido para tu siguiente compra.

Sin duda, los cambios de estación son ideales también para reorganizar tus armarios. A continuación, te dejamos algunos consejos e ideas para que esta tarea no te lleve tanto tiempo y consigas organizar tu armario de verano.

Retira la ropa de invierno a la zona alta del armario

Cuando lo hagas, verás que queda mucho más espacio libre del que pensabas: la ropa de invierno ocupa mucho más que la de verano.

Armario interior.

Después de haber seleccionado aquellas  prendas de invierno que creas que no vas a usar más, te recomendamos guardar las restantes en cajas transparentes o en fundas de plástico (para abrigos, trajes de chaqueta y pantalón). 

Así podrás visualizar su contenido más fácilmente. Aunque pierdas un poco más de tiempo, te recomendamos que guardes las prendas con cierto orden, para el siguiente cambio de armario. Meses después lo agradecerás.

Por ejemplo, según el tipo de prenda, según los colores… puedes dejar una caja solo para gorros, bufandas, guantes  y otros complementos.

Cuando hayas acabado, coloca todas las cajas en la parte más alta del armario/vestidor o en algún altillo, así no te estorbarán ni te quitarán nada de espacio.

Organizar tu armario de verano: divide la ropa en categorías

Puede parecer una bobada, pero luego se agradece. Hazlo en función del tipo de prenda: camisetas, camisas, chaquetas, pantalones…

Si eres una persona muy organizada puedes hacer más subdivisiones: camisetas de tirantes, de manga corta, manga francesa… para poder organizar tu armario de verano también según estas tipologías. De esta forma también quedarían un poco ordenadas por tamaños.

Las camisetas y pantalones quedarán bien apilados en los estantes, no tienen  por qué arrugarse. En cambio, las camisas, faldas o vestidos estarán mejor en perchas, así no se arrugarán tanto.

Eso sí: pon solo una prenda o conjunto en cada percha. Puede parecer un derroche, pero verás que así luego te resultará más fácil encontrar cada prenda y habrá más sensación de orden visualmente hablando.

No olvides hacer un hueco para la ropa de entretiempo, a la que seguiremos dando cierto uso.

Ordena las prendas cromáticamente

Sin duda, esto es ir un paso más allá a la hora de organizar tu armario de verano. Además de conseguir que sea más sencillo visualizar cada prenda, habrá sensación de orden y equilibrio. 

Puede parecer excesivo, pero en realidad, hasta la persona más desorganizada, al ver la ropa ordenada así, notará cierta sensación de alivio.

Una posibilidad es seguir el siguiente orden en que se organizan los colores en los círculos cromáticos, como los que nos mandaban de pequeños en el colegio.

Armario modular PAX de IKEA.
Armario modular PAX /ikea.com

Además, de esta forma te obligarás a ser más ordenado, ya que cada vez que devuelvas una prenda para el armario deberás colocarla en un lugar muy concreto.

Deja un espacio para zapatos y complementos

Por último, queremos hablarte de los complementos, a los que a veces no damos tanta importancia y guardamos descuidadamente.

Si tu armario es lo suficiente grande, puedes optar por colocar un zapatero en el interior del armario. Así, optimizarás más el espacio del dormitorio.

Es preferible que esté a media o baja altura, para tenerlo más a mano. En el caso de tener un vestidor, puedes permitirte tener una zona entera de arriba a abajo llena de zapatos.

Armario versátil estilo escandinavo

En cuanto a los complementos, intenta organizarlos para tenerlos más a mano y no pierdas de vista ninguno de ellos.

Para ello, puedes optar por paneles verticales, para colocar cada colgante, cinturón y demás de un gancho. Así, los encontrarás a la primera y no se enredarán entre ellos.

Con los bolsos ocurre lo mismo: puedes colocarlos a lo largo de un estante según su tamaño y color o bien colgarlos de ganchos en la cara interior de las puertas del armario.

En cuanto a la ropa interior, biquinis y bañadores, te recomendamos que los guardes en organizadores verticales colgados de la barra de las perchas o en cajones con pequeñas divisiones. De esta manera, te será más fácil escoger siguiendo cierto orden.

Conclusión

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda a la hora de organizar tu armario para verano. Si eres una persona ordenada, el tener todo a la vista no te supondrá ningún problema.

Obviamente, cuantas menos prendas más fácil será su organización. Para dar un toque más veraniego puedes colocar algún tipo de guirnalda, quedará genial. Por último, recuerda que existen numerosos accesorios para los interiores de los armarios. Así será más fácil ordenar todo.