Principales recursos para un dormitorio juvenil

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si se desea darle un toque juvenil al dormitorio, puede lograrse a través de diferentes recursos decorativos que permitan dinamizar y estimular el ambiente.
 

La consecución de un estilo personal se alcanza a partir de la identificación propia de aquello que nos define. En el caso de que deseemos que nuestro hogar no quede anticuado y que nos represente, es momento de valorar los principales recursos para un dormitorio juvenil.

En numerosas ocasiones, nos limitamos a repetir diseños interiores que, en el fondo, ya han quedado anticuados. La idea subyacente de la decoración es innovar; es decir, hay que fijarse en todo aquello que está de moda pero sin caer en la repetición.

De esta manera, puede alcanzarse la condición de decoración joven al aplicar a la casa un toque diferente y con contenido personal. Se rompe así con los estilos más clásicos y conservadores. No obstante, ¿sabemos cómo aplicarlo dentro de nuestro dormitorio?

Mobiliario para un dormitorio juvenil

Cama nido
Cama nido / merkamueble.com

Para fundamentar correctamente los principios que rigen un dormitorio juvenil, debemos trabajar, en primer lugar, el mobiliario. De nada sirve reutilizar muebles antiguos o ya utilizados de épocas pasadas; lo interesante es que el lugar posea un carácter alternativo y desenfadado.

 

Los muebles de madera son los más recurrentes; además, suelen pintarse para que adquieran un toque más personalizado. La clave no es limitarse a un único color, sino realizar una combinación de, al menos, 2 o 3 para no caer en el recargamiento cromático.

El diseño que posee este mobiliario se centra en líneas sencillas, básicas y funcionales. En realidad, el estilo juvenil se vincula directamente al minimalismo donde predomina la estabilidad de las rectas y algunas verticales, sin decoración exuberante o recargada.

Para que el dormitorio se nutra de juventud, debemos aplicar colorido y sencillez en el diseño.

Principales recursos decorativos para un dormitorio juvenil

Cómo decorar un dormitorio juvenil

El ambiente que se le proporcione al dormitorio debe tener un contenido bien definido, pero ¿cómo podemos lograrlo? Es preciso que recurramos a una serie de recursos con los que contribuir y demostrar ese carácter joven y animado. Veamos 5 ejemplos:

  1. Los vinilos de pared son una de las adquisiciones esenciales ya que pueden tematizar un lugar y estimular el espacio con un contenido que identifique al inquilino. Según el tamaño, pueden tener mayor o menor protagonismo.
  2. El papel pintado de pared cubre una gran parte de la habitación; sin embargo, no interesa que predomine en todas partes sino que se sitúe principalmente en un muro determinado. El resto del conjunto debe combinar adecuadamente.
  3. La alfombra se convierte en un recurso distinguido en el dormitorio. Ya sea por el aporte de color como por los estampados, colabora en la ambientación. Las hay en formato circular o rectangular aunque suelen quedar mejor estas últimas.
  4. Las estanterías fijadas en la pared son una buena opción. Si no se les quiere dar relevancia, pueden situarse simplemente una o dos baldas. Además, existe la posibilidad de conseguir mayor originalidad utilizando cajas de madera recicladas.
  5. En cuanto al armario, es una pieza primordial y podemos hacer que pase más o menos desapercibido; por otro lado, también tenemos la opción de que adquiera un papel importante, todo dependerá de los colores de sus puertas.
 

El aporte de color al dormitorio juvenil

Texturas en una habitación juvenil.

El color que escojamos para la decoración debe resultar agradable y proprocionarnos confort. Es importante no activar en exceso el espacio utilizando tonalidades intensas; la elección de las tonalidades es un paso importante a la hora de decorar una habitación.

La contribución cromática puede aparecer a través de algunos muebles o con la relación de dos tonos en las paredes, una tendencia que cada día tiene mayor presencia. Algunos colores juveniles son: turquesa, azul cielo, salmón, verde agua, verde pistacho, etc.

De todos modos, la cama es el eje central, por lo que el color que le aportemos será crucial ya que adquirirá un protagonismo singular en la habitación. Por tanto, es preciso que pensemos detenidamente el tipo de colcha.

La contribución lumínica

Mural con guirnaldas.
Mural / pinterest.es

La luz juega un papel muy importante. Obviamente, se hace necesaria la iluminación natural pero conviene que sean colocados unos estores que puedan tamizarla para que no incida directamente; se busca generar un ambiente apacible.

Por otro lado, hay que destacar que, además de la luz del techo o la lámpara de la mesa, también pueden situarse algunas guirnaldas con luz que ofrezcan un carácter más sosegado y jovial. El propósito es dinamizar el ambiente.

 
  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso: trucos para que tu hogar se convierta en la casa de tus sueños, Océano Ambar, 2010.
0