4 ideas de toldos para la terraza

Elige uno de estos 4 tipos de toldos para la terraza y empieza a disfrutar del verano.

Llega el calor y si queremos aprovechar al máximo nuestra terraza la mejor opción es optar por crear una zona de sombra. Así podremos disfrutar de ella durante todo el día y comer o disfrutar de un rato de lectura sin pasar calor. A continuación te presentamos 4 ideas de toldos para la terraza de fácil instalación. Elige el que más se adapte a tus necesidades y tamaño de tu terraza y disfruta a tope del verano.

Toldos para la terraza plegables

Un toldo plegable es la mejor opción en el caso de que queramos crear una zona de sombra anexa a la vivienda. Los hay de multitud de tamaños e incluso se pueden fabricar a medida para que se ajusten a las dimensiones de la pared. Están fabricados en plásticos o telas muy resistentes al tiempo, por lo que soportarán año tras año la intensidad de los rayos del sol sin deteriorarse. Su instalación es muy sencilla, sobretodo en el caso de los manuales.

Además de crear una zona de sombra en el exterior, mantienen fría la vivienda.

La gran ventaja de estos toldos es que son plegables. El sistema de apertura y cierre puede ser manual o eléctrico según se realice con una manivela o con un mando a distancia. De este modo se puede disfrutar de una zona de sombra solo cuando sea necesario y con un solo movimiento volver a dejar que el sol inunde nuestra terraza.

Toldo plegable de rayas.
Toldo plegable / venta-unica.com

Los toldos plegables, al estar anclados a la pared de la vivienda son un interesante y eficaz aislante del sol. Si despliegas el toldo en las horas en las que el sol incide con mayor intensidad conseguirás que la vivienda no alcance temperaturas tan elevadas. Es una forma sencilla de ahorrar en aire acondicionado y de mantener la vivienda a una temperatura adecuada.

Sombrilla

No, no nos referimos a las clásicas sombrillas de playa que apenas crean una sombra de un metro cuadrado y que se vuelan con facilidad. La idea es la misma, solo que en los últimos años se ha mejorado notablemente. Sombrillas amplias de materiales resistentes y además muy estéticas.

La gran ventaja de estas sombrillas, también llamadas parasoles, es que su base se encuentra en un extremo. De este modo crean una zona de sombra sin que la base y el palo de la sombrilla molesten e impidan que se puedan colocar otros objetos.

Sombrilla plegable.
Sombrilla plegable / venta-unica.com

Las sombrillas se pueden adquirir a partir de 50 o 60 euros, por lo que son uno de los objetos más económicos para crear una sombra. Además están fabricadas en materiales resistentes como plásticos resistentes al calor y aluminio. Su base es de hormigón para garantizar la estabilidad.  Su altura es regulable y para recogerlas se doblan con facilidad y ocupan poco espacio.

Pérgola

Las pérgolas son otro tipo de toldos para la terraza y otra de las formas más habituales de crear una zona de sombra. El precio de estas varía por lo general desde los 100 hasta los 2000 euros. Respecto a sus materiales, suelen estar fabricadas a partir de una estructura de madera o metal.

Para crear más zona de sombra la estructura incorpora cortinas o mosquiteras. Estas se pueden recoger en una esquina creando una habitación cerrada o abierta. Además, en la parte superior se sitúan láminas de plástico o telas para que la zona sea más amplia.

Pérgola plegable.
Pérgola plegable / leroymerlin.es

Si te gusta la jardinería y eres un amante de las zonas verdes puedes optar por comprar una pérgola de madera sin ningún accesorio. Sitúa en cada uno de los cuatro pilares una planta trepadora. Con paciencia y los cuidados adecuados conseguirás que toda la estructura de madera quede cubierta por la pérgola. Será una auténtica gozada hacer una comida con amigos o disfrutar de unos minutos de descanso bajo el frescor de la planta trepadora.

 Lonas tridimensionales

Las lonas tridimensionales son una de las propuestas más arriesgadas e innovadoras para crear una zona de sombra y un tipo de toldos para la terraza.  La idea es combinar varias lonas triangulares a diferentes alturas. La sombra de cada una de las lonas no es muy amplia, pero al superposicionarse unas con otras se crea una superficie de dimensiones considerables.

Lonas tridimensionales.

Para instalar lonas tridimensionales es necesario que haya paredes o estructuras metálicas cerca donde poder atarlas. Es importante colocarlas de modo que creen una superficie amplia de sombra y que el resultado sea estético. Puedes combinar lonas de varios colores para crear un ambiente decorativo al mismo tiempo que práctico.

Te puede gustar