Cómo decorar la terraza de un ático

Sofía Sangrador · 20 julio, 2018
Ahora que estamos en verano es importante acondicionar nuestros jardines y terrazas para disfrutar al máximo de ellos. Nosotros te dejamos algunas ideas.

En el siguiente post queremos darte algunas ideas para decorar la terraza de un ático de manera práctica. La verdad es que en verano nuestros jardines y terrazas se convierten en las estancias más importantes de la casa, en las que pasamos bastante tiempo. Por eso es importante acondicionarlas adecuadamente, para aprovechar al máximo sus características.

No importa si la terraza no es demasiado grande, siempre hay opciones válidas. Con una correcta elección del mobiliario y complementos y una buena distribución del espacio será suficiente.

Como hemos dicho otras veces, en una terraza nunca pueden faltar plantas ni una iluminación cálida, para poder crear un ambiente íntimo y acogedor donde uno pueda descansar y relajarse.

A continuación te dejamos 5 consejos para que los tengas en cuenta a la hora de decorar la terraza de un ático.

1. Distribuye el espacio de forma correcta

Esto es fundamental, sobre todo en las terrazas más pequeñitas. Si un espacio pequeño está bien distribuido puede parecer más grande de lo que es en realidad. Si hay espacio suficiente puedes intentar dividir la terraza en las siguientes secciones:

  • Zona para las comidas: con conjunto de sofá, puffs y mesa baja o sillas, bancos y mesa más altas.
  • Una zona verde: como ya hemos dicho, las plantas son fundamentales. También puedes distribuirlas por toda la terraza. Darán un toque bastante natural y colorido.
  • Espacio para almacenaje: nunca está de más. De esta forma, tendrás más organizados los artículos de menaje que vayas a usar en la terraza.
  • Espacio para descansar: con sofás, hamacas, tumbonas, pérgolas o sombrillas.

Además, al tener ambientes más diferenciados será más fácil limpiar y ordenar y visualmente dará una mejor impresión.

2. Potencia las vistas en la medida de lo posible

Sin duda, las vistas son una de las mejores cosas de los áticos. Por eso, es importante potenciarlas, para disfrutar de ellas al máximo. Una opción es colocar barandillas de cristal, para que no haya límites de ningún tipo a la hora de contemplar las vistas. Debes tener cuidado al poner pérgolas, toldos o sombrillas, para que ejerzan su función sin privarnos de las vistas.

Otra posibilidad es la de los cerramientos acristalados. Aunque son más caros, merecen la pena, son una buena inversión. Con ellos podremos disfrutar de nuestra terraza durante todo el año, ya que estaremos protegidos de las inclemencias del tiempo. Además, de esta forma penetraría más luz natural al interior de tu ático, aumentando también la sensación de amplitud.

3. Une interior y exterior

Al distribuir el espacio en nuestra terraza a lo mejor no pensamos en esto, pero sin duda es importante. Por ejemplo, si el acceso a nuestra terraza se realiza a través del dormitorio, no deberíamos colocar la zona de comidas justo al lado, ya que penetrarían todos los malos olores a la habitación. En ese caso sería recomendable colocar la zona de descanso o chill out cerca del acceso al dormitorio.

En cambio, si el acceso a la terraza se realiza a través de la cocina, sí que podemos colocar cerca la zona de comidas. De esta forma, resultará más sencillo meter y sacar platos, artículos de menaje y comidas. Es algo bastante lógico que no debemos olvidar para lograr una optimización del espacio. 

Mobiliario terraza.

4. Escoge el mobiliario adecuado

Por otro lado, deberías pensar en los muebles que vas a escoger para decorar la terraza de un ático. Procura que los muebles de la zona para comidas sean del mismo estilo que los de la zona de descanso o de almacenamiento.

En las terrazas, las hamacas y los sillones colgantes (esos que tienen forma de huevo) son muy utilizados, pues son muy cómodos. Es importante mantener el orden y la continuidad visual; así nos sentiremos más cómodos. Además, ten en cuenta que algunos materiales necesitan más cuidados que otros, así que piensa en ello antes de comprar los muebles.

En exteriores suelen quedar genial las fibras naturales, como el ratán o el mimbre. Aportan un toque sencillo y muy natural.

También puedes plantearte hacer tú mismo los muebles, lo que se ve sobre todo en las zonas de descanso y relax. Los palés son muy utilizados para ello, solo tienes que lijarlos y ya puedes darles uso; si te gusta su color natural no hace falta que les des una capa de pintura.

Si no hay mucho espacio de almacenamiento disponible, te recomendamos que optes por sillas, tumbonas y hamacas plegables, para que cuando tengas que guardarlas en invierno apenas ocupen espacio.

5. Da importancia a los complementos

No nos cansamos de repetir que los complementos también tienen peso visual.

En el caso de las terrazas, algunos ejemplos son pérgolas, sombrillas o toldos. En los áticos se recibe de forma más directa la luz del sol, así que es importante tener elementos de protección ante ella, sobre todo si vamos a estar en nuestra terraza en las horas centrales del día.

Y tampoco hay que olvidar la iluminación, principalmente para el atardecer/anochecer. Puedes colocar guirnaldas de luces, farolillos o velas (puedes escogerlas aromáticas).

Por otro lado podemos poner atención a los textiles, como las fundas de los cojines, complementos indispensables para una terraza. Otro ejemplo son las alfombras, que pueden quedar muy bien en la zona de descanso y relax.

Como has podido ver, esto no conlleva demasiada dificultad. Solo tienes que distribuir y aprovechar bien el espacio y elegir un estilo decorativo de tu gusto que preferiblemente concuerde con el del interior de tu casa.