4 pasos para hacer un terrario

Ivana Jerman · 12 noviembre, 2018
¿Quieres aprender a hacer un terrario con tus propias manoS? En este espacio te mostraremos el paso a paso para realizarlo y decorar tu hogar. 

El terrario es un pequeño jardín compuesto de diferentes especies pequeñas en un mismo contenedor. En este apartado te enseñamos a hacer un terrario con elementos naturales y fáciles de conseguir. Además, te mostramos de qué manera puedes combinar todos los elementos para crear un original terrario de aspecto natural.

Estos pequeños jardines son tendencia en la decoración de interiores en la actualidad. Por lo general, se combinan varias especies de suculentas, cactus y musgo y se le añaden complementos decorativos. Son objetos naturales que, a diferencia de una sola planta en una maceta, le aportarán más personalidad a tus espacios.

El verde y la frondosidad de los terrarios destacará en tus espacios interiores y le aportará frescura a tu hogar. A continuación te mostramos de qué forma puedes hacer un terrario para tu hogar.

Terrario redondo.

Cómo hacer un terrario

Para realizar tu propio terrario precisarás los siguientes elementos:

  • Contenedor (a elección)
  • Tierra fértil
  • Piedras pequeñas
  • Arena
  • Plantas
  • Elementos fantasía (a elección)

Paso1: elige el contenedor adecuado

Existe una gran variedad de contenedores interesantes para realizar los terrarios. Es importante que los mismos posean boca ancha o sean de cristal. Esto permitirá la visualización de todos los elementos, incluyendo su interior, como es la tierra. En el mercado existe una extensa variedad de contenedores de cristal, específicamente diseñados para hacer un terrario en su interior.

Podrás encontrar diseños de forma orgánica o geométrica, con o sin tapa, fijos o colgantes. Por otro lado, puedes crear tu terrario en contenedores de cristal que poseas en casa. Tales como:

  • Una bombilla de luz reciclada
  • Peceras rectangulares o circulares
  • Tazas de cristal
  • Tarros de cristal
Plantas para terrario.

Paso 2: coloca tierra, arena y piedras

Una vez que hayas seleccionado tu contenedor ideal, deberás proceder al armado de tu terrario. Lo primero que debes hacer es introducir en la base una buena capa de piedras pequeñas. Puedes jugar con piedras de colores artificiales o en tonos naturales: blancas, negras y grises, según lo desees. Luego, procede a aplicar la tierra fértil para tus futuras plantaciones.

Si lo deseas puedes crear una fina capa de arena para decorar el interior de tu terrario. Así tendrás lista la superficie para proceder al armado de tu pequeño jardín.

Paso 3: aplica las plantas y rellena

Deberás dejar un hueco importante en el centro de la tierra. Procede a aplicar las pequeñas plantas que has elegido. Es importante que utilices esquejes de otras plantaciones y te recomendamos aplicar distintas especies de suculentas o cactus, ya que son plantas que se llevan muy bien entre sí y poseen cuidados similares.

Además, las mismas lucirán muy bonitas unas al lado de las otras. La variedad de formas, texturas y colores en una misma superficie hará de tu terrario una plantación única y original.

Después de plantar tus especies favoritas, podrás proceder a rellenar la superficie. Puedes aplicar un poco de musgo si lo deseas, para acompañar con las tonalidades verdes. También, puedes aplicar piedras, caracolas o conchas, según la decoración que quieras generar en tu plantación. Una fina capa de arena en los tonos que más quieras también podrá quedar muy bonita en tu terrario.

Paso 4: elementos decorativos

Bombillas terrarios.

Por último si lo deseas, puedes aplicar algunos elementos decorativos de fantasía. Existen diseños de terrarios con aires de cuentos de hadas, donde se crean pequeños jardines simulando un jardín mágico. Si quieres aplicar esta estética en tu terrario podrás construir pequeñas maquetas para aplicar en la superficie del mismo.

Algunas pequeños hongos de colores, un bello gnomo de jardín en miniatura y algunos elementos a tu gusto harán de tu terrario un objeto mágico.

Si lo deseas, puedes crear varios terrarios diferentes con distintas especies, diferentes contenedores pero siguiendo la misma línea de decoración. De esta manera los podrás aplicar en todos los rincones de tu hogar, y así llenarás todos tus espacios con estos bonitos elementos naturales y decorativos.

Elige los contenedores que más te agraden. Además, los puedes aplicar como un centro de mesa para decorar de manera original tu hogar. Si utilizas cactus y suculentas, estas especies no requieren de un cuidado tan meticuloso. Por lo tanto, estos se adaptarán a tus espacios siempre que los riegues con frecuencia y les proporciones luz solar.