6 bonitos maceteros de forja

Teresa Montes 16 enero, 2018

Tener un balcón o jardín lleno de plantas donde leer, relajarse o estar con los amigos es genial para pasar un rato estupendo y desestresante. Lo que se dice, un pequeño rincón de paz.

Para conseguir esa sensación de relax total, no hay nada como decorar ese espacio a tu gusto, incluyendo elementos que te inspiren y casen con la estética de tu hogar.

En el post de hoy te proponemos decorar tu hogar con maceteros de forja, un material que se lleva utilizando años y años y nunca pasa de moda.

Características y mantenimiento

No debemos olvidar que el arte de forjar hierro es una de las técnicas más utilizadas desde la antigüedad. Nuestros antepasados ya lo utilizaban para elaborar tanto utensilios domésticos como objetos de decoración.

Las estructuras de forja son unas de las más vendidas para decorar jardines. Tanto por su diseño como por la capacidad que tiene el hierro de aguantar todo tipo de condiciones meteorológicas, se han convertido en un must para mucha gente.

Además, el hierro forjado se integra perfectamente con la naturaleza. Sobre todo, si tienes un jardín con muchas plantas y flores dará un aspecto muy natural y cuidado.

No obstante, no solo este tipo de estructuras son para exteriores. Los puedes incluir también en el interior de tu hogar creando pequeños rincones especiales. Por ejemplo, puedes colocar un macetero de forja en una esquina donde no moleste y reciba suficiente luz.

Tipos de maceteros de forja

Puedes encontrar maceteros de forja de todo tipo. Los hay de los que cuelgan, que van genial para cuartos pequeños en los que se busca aprovechar al máximo el espacio, o también los podemos encontrar con patas. Estos son más comunes ya que son los que más vemos en patios y jardines.

Macetero de forja grande lacado en negro con formas curvas

Cierto es que, decorar con forja suele estar vinculado a estilos más clásicos o rurales. Sin embargo, como veremos, hay muchísimos diseños que nos permiten combinarlos en diferentes estilos. Sin duda, es un elemento que cada vez lo incluyen más diseñadores en sus proyectos.

1. Rústico

Este es el estilo preferido de los amantes de lo rural y lo natural. Se suelen combinar elementos naturales, como la madera o la piedra en los maceteros de forja, consiguiendo un efecto muy clásico.

2. Boho

Es un estilo para los apasionados de lo exótico y la cultura oriental. Se caracteriza por la utilización de colores llamativos en telas y cojines.

En este estilo los maceteros de forja aportarán ese toque romántico en los ambientes, suavizando el contraste de colores.

Van genial en jardines o patios interiores de inspiración marroquí.

3. Romántico – Chic

Este estilo se basa en dar un toque sofisticado a la ambientación del espacio. Por eso, se recurre muchas veces a elementos antiguos y clásicos en los que la forja nunca falta. El metal en pequeños detalles consigue dar un toque muy especial.

Macetero de forja pintado en blanco colgante con forma de huevo

4. Industrial

Los maceteros de forja no son sinónimo de anticuado o viejo. Ni mucho menos. Actualmente, podemos encontrar en el mercado diferentes modelos que siguen patrones de líneas rectas. Se consiguen recrear espacios muy minimalistas y vanguardistas.

5. Vintage

Hay diseños de maceteros de forja que se adaptan a cualquier lugar. Los hay más pequeños y con diferentes alturas dependiendo del sitio en el que lo queramos colocar.

Los podemos encontrar en forma de candelabro, de bicicleta, de cesta e infinidad de formas. Con esto se consigue aportar un toque más vintage y divertido a la estancia.

Macetero pequeño de forja pintado en blanco con forma de bicicleta

Para los más atrevidos, también podemos encontrar maceteros con formas de animales e insectos como la de una hormiga transportando un cubo, en el que puedes meter la maceta, de gatos, búhos, patos…E infinidad de diseños creativos en los que la imaginación no tiene límites.

6. Moderno

Los maceteros de forja son muy útiles si queremos ubicar, varias macetas juntas y queremos aprovechar el máximo espacio posible.

Hay un montón de diseños que nos permiten colocar varias macetas en diferentes alturas tanto para suelo como para pared.

 

Como vemos hay un montón de posibilidades para decorar con maceteros de forja. Y tú, ¿con cuál de ellos te quedas?

 

Te puede gustar