3 tips para decorar un salón en otoño

Sofía Sangrador · 1 octubre, 2018
Llegó el momento de empezar a redecorar un poco tu salón para dar la entrada al otoño. Te dejamos algunos consejos e ideas.

A estas alturas del año, debemos plantearnos cambiar un poco la decoración de nuestra vivienda, teniendo muy en cuenta la estación en la que nos encontramos. Por eso, en este artículo queremos enseñarte cómo puedes decorar tu salón en otoño.

Para ello, podemos tomar algunas ideas del hygge o del lagom. Ambas tendencias parten de la idea de que tenemos que acondicionar nuestras casas para que después podamos sentirnos completamente cómodos en ellas. Nuestras casas son el mejor lugar donde podemos estar.

Su origen está en los países nórdicos, en los que los inviernos son más duros, por lo que la gente se ve obligada a pasar mucho tiempo en casa. Por eso, si están decoradas y amuebladas de forma cálida y acogedora, estaremos mucho más agusto en ellas. 

Debemos aplicar esto sobre todo en las épocas más frías, ya que es cuando vamos a pasar más tiempo en casa. A lo largo del siguiente artículo, te dejamos algunas ideas para decorar tu salón en otoño.

1. Cambia los textiles

En primer lugar, llegó el momento de sacar nuestra mantita o plaid para tenerla siempre a mano, cerca del sofá o el sillón. Aunque también son muy usuales en los dormitorios, los salones son igualmente una excelente opción.

Plaid de lana.

Por otro lado, tengamos en cuenta que muchas personas cambian las cortinas en primavera o verano, optando por telas más livianas, más transparentes. En cambio, en otoño podemos escoger telas un poco más pesadas. Esto no quiere decir que tamicen más la luz, es algo completamente independiente.

Y, cómo no, podemos jugar con las alfombras. Ten en cuenta el largo del pelo, de este modo, conseguirás un efecto u otro. Con una alfombra adecuada puedes dar un toque realmente confortable al espacio.

Después de todo, es como si estuviéramos “abrigando” nuestro salón. Juega con puffs, cojines, plaids o mantas para crear un espacio completamente confortable: todos serán más que bienvenidos.

No hay mejor forma de potenciar la sensación de comodidad en un espacio que a través de la presencia de materiales naturales: madera, fibras naturales o tejidos como el lino, la lana o el algodón te ayudarán a conseguirlo de manera muy sencilla. Para conseguirlo, puedes usar técnicas como el crochet o el macramé. 

2. Escoge la paleta cromática adecuada

Ya sabemos que hay múltiples colores que pueden remitirnos al otoño. En general, destacarán los tonos terrosos o mostaza. ¿Por qué? Porque pueden remitirnos a las cortezas de los árboles o a las hojas secas que van cayendo.

Decoración otoñal.

El marrón, con todas sus variantes (beige, arena, marrón claro…), no deja de ser un clásico en la decoración otoñal. Los ocres o los rojizos también pueden ser una posibilidad y lo mismo ocurre con los verdes más oscuros.

Si quieres, puedes aplicar el estilo a medio pintar para mezclar dos de los colores que más te llamen la atención. Te recomendamos que dejes el más oscuro para la parte inferior de la pared, mientras que para la parte superior, vemos mejor un color más clarito o neutro. De este modo, habrá más equilibrio visual en los espacios.

Recuerda que puedes dar presencia a estos colores en los estampados, no solo como colores lisos. Para ello, los textiles nos darán mucho juego. Solo necesitamos que el resultado final sea homogéneo, equilibrado.

3. Añade algunos accesorios

Por último, para decorar tu salón en otoño, es importante que también tengas en cuenta algunos accesorios. Los que conocemos como accesorios botánicos son una excelente opción.

Hojas secas.

Por ejemplo: puedes colocar piñas u hojas secas dentro de un recipiente de cristal, para que queden totalmente visibles. Sino, puedes colocar hojas secas sueltas por el salón: en la esquina del marco del espejo, asomando de un libro… Otra posibilidad consiste en crear composiciones con flores marchitas o secas, es algo que, aunque puedes comprarlo directamente en tiendas de decoración, puedes hacer tú mismo.

Por tanto, decorar tu salón en otoño es mucho más sencillo de lo que parece. Piensa que, en primer lugar, no tienes por qué cambiar todo cada año: la mayor parte de los objetos pueden reutilizarse. Solo debes encontrar un sitio seco donde guardarlos la otra mitad del año. Siguiendo estos consejos, tu salón lucirá perfecto este otoño.