4 tips para adecuar salones para tomar el té

Yamila Papa · 16 diciembre, 2018
Hoy en día, tomar el té es una actividad para toda la familia. Pero para que la experiencia sea cómoda y agradable a veces hay que adecuar salones.

La hora del té es una excusa para reunirnos con amigos o familiares, o incluso para disfrutar de un rato de soledad mientras degustamos infusiones y cosas dulces.

Está cada vez más de moda que por la tarde merendemos en vajilla victoriana (de esas que hay en casa de nuestras madres o abuelas). Pero a veces, no contamos con espacio para armar todo como corresponde. En este artículo te damos algunos tips para adecuar salones al mejor estilo inglés.

Estamos invitados a tomar el té

Tomar el té.

La costumbre británica de tomar el té a las cinco de la tarde viene de varios siglos atrás, cuando la jornada laboral terminaba a esa hora y todos se reunían en casa para descansar y estar en familia.

Si bien otros países también tienen sus ceremonias del té, como sucede en Japón, en Occidente hemos heredado el hábito inglés e incluso usamos tazas y teteras decoradas de la misma manera que las que usa la Reina Victoria.

Además, en los últimos tiempos se hizo muy popular la idea de invitar a nuestros seres queridos ‘a tomar el té’ un sábado o domingo por la tarde, ya sea para celebrar un cumpleaños o con la excusa perfecta de vernos. Y no es algo de la aristocracia ni los sectores más acomodados de la sociedad, ya que hoy en día todos podemos disfrutar de la merienda al estilo británico.

Para ello, debemos contar no solo con los utensilios y elementos necesarios, sino también con el espacio en el salón. Una bandeja completa para el té de las cinco incluye varios platos, tazas, teteras, cubiertos, etc.

Consejos para adecuar salones y tomar el té

No hace falta vivir en un palacio para adecuar salones y que sean específicos para tomar el té. En nuestros pisos de ciudad también tenemos la posibilidad de merendar ‘como ordena la realeza’. Para ello, ten en cuenta estos consejos:

1. Decoración

Decoración para tomar el té.

Puedes tener un salón muy pequeño, pero si no está bien decorado para la ocasión, la merienda no tendrá el mismo resultado. Por supuesto que lo que más importa son las compañías y los momentos compartidos, pero si a eso le sumamos un buen diseño, mucho mejor.

Para vestir la mesa acorde a las circunstancias, te recomendamos usar manteles con flores y servilletas de tela haciendo juego. Seguro que podrás encontrar un kit en alguna tienda de decoración o pedirlo prestado a tu madre o abuela. No te olvides de poner jarrones con flores frescas en el centro de la mesa o cestas con frutas.

2. Iluminación

Vajilla para tomar el té.

Además de ser por cuestiones laborales, el té se consume a las cinco de la tarde en Inglaterra por una cuestión de luminosidad. Incluso en invierno, a esa hora sigue habiendo un poco de sol en un país que se caracteriza por su neblina.

Por lo tanto, para crear un efecto ideal, te recomendamos que dispongas la mesa de la merienda cerca de la ventana. Aquellos que tengan pensado organizar muchas meriendas en un futuro, les recomendamos adecuar salones y dejar ya esa zona especial para preparar el té con luz natural.

3. Mesas

Mesa para tomar el té.

El salón para el té no siempre tiene una gran mesa y mucho espacio para disponer la vajilla. Algunos eligen disfrutar de la merienda sentados en el sofá y apoyando las tazas en la mesa baja que hay enfrente.

Pero, puedes ir más allá y ofrecer mobiliario más cómodo. Por ejemplo, colocar una mesa auxiliar al lado del sofá, o uno de esos carros que se emplean para servir la comida (que incluye una encimera y debajo puede tener estantes o cajones para guardar cosas). Incluso, hay mesas individuales para poner delante de cada persona.

4. Vajilla completa

Vajilla para tomar el té.

Sin duda, una de las estrellas en la merienda de las ‘five o’clock’ es la vajilla, bien femenina y al mejor estilo victoriano. Con flores rococó, tonos rosados y toda la delicadeza que podamos imaginar.

Pero más allá de lo bonito de las tazas y las bandejas, debes tener en cuenta que cada elemento tiene su objetivo. Por lo tanto, no guardes nada. Usa hasta el último plato y cubierto, aunque luego tengas que pasarte horas lavando todo.

Por último, para adecuar salones y disfrutar del té, no dudes en conseguir un mueble con puertas acristaladas donde se pueda ver siempre la vajilla. Una excelente manera de decorar y al mismo tiempo almacenar.

Villamediana González, L. (2013). La anglomanía en la prensa periódica española durante la segunda mitad del siglo XVIII. Hacia 1812 Desde El Siglo Ilustrado: Actas Del V Congreso Internacional de La Sociedad Española de Estudios Del Siglo XVIII.