¿Qué cojines le van bien a tu sofá blanco?

Sofía Sangrador · 19 agosto, 2018
Si tienes un sofá blanco, tienes vía libre para decorarlo con cojines de colores y estampados muy variados.

En el siguiente artículo queremos contarte todo sobre los cojines con los que puedes combinar un sofá blanco. Verás que hay muchísimas opciones disponibles.

Como ya sabes, ahora es tendencia el blanco total. Lo más usual es que lo veamos en paredes, muebles o complementos, por lo que quizás nos llame la atención verlo en sofás o sillones.

A lo mejor no es lo más práctico si hay niños pequeños en casa, pero siempre podemos optar por fundas, fáciles de retirar y lavar en la lavadora. También es importante que el tejido sea bastante resistente.

El color blanco aporta siempre sensación de luminosidad y amplitud, por lo que siempre puede ser un gran aliado a la hora de decorar los interiores. Si lo combinamos con unas paredes blancas por completo, esto se verá aún más potenciado.

Eso sí: en estos casos juegan un papel muy importante los complementos, como los plaids, mantas o, como te explicaremos en este artículo, los cojines. A continuación, te dejamos algunas ideas sobre los mejores tipos de cojines para un sofá blanco.

Decoración mediante el mobiliario de un interior blanco.

Juega con los tipos de blanco

Aunque te recomendamos escoger cojines de muchos colores y estampados, algunas personas prefieren interiores totalmente sencillos, sin apenas variaciones cromáticas.

Si eres una de esas personas, te recomendamos que, para que no sea todo completamente igual, tengas en cuenta los tipos de blanco existentes. Así, puedes conseguir una bonita decoración monocromática jugando solo con el blanco.

Blanco humo, arena, ceniza, hueso, lino, marfil, beige o perla, son algunas de las opciones que puedes tener en cuenta para ello. Para dar un pequeño toque un poco más distinto, puedes escoger cojines con distintas texturas y tamaños. 

Cualquier color es válido

Como ya te hemos dicho, el blanco sirve como base para decorar con cualquier otro color. Solo debes tener cuidado para que no haya demasiado contraste visual: los colores que escojas para los cojines deben combinar bien con los de las paredes y los otros complementos de la sala.

Puede quedar bien cualquier color; además, lo ideal sería que combinaras, al menos, dos colores. Así, al alternar los cojines de colores entre sí, el resultado será más vivo y llamativo.

En función del estilo decorativo de tu salón, escogerás unos colores u otros. Por ejemplo: si el estilo es el industrial, quedarán muy bien azules, beiges, grises… Si, al contrario, escoges un estilo bohemio, buscarás colores más vivos y brillantes.

Ten en cuenta también la psicología de los colores, dependiendo de los colores elegidos, nos sentiremos de una forma u otra en ese espacio.

Escoge cojines estampados para tu sofá blanco

Al ser el sofá blanco, no habrá ningún problema para tener cojines estampados. Decorar con estampados puede ser algo complicado, ya que es fácil que haya falta de unidad o que el espacio parezca excesivamente cargado.

Por eso, al ser el sofá blanco totalmente, nos será un poco más fácil usar estampados. Debes tener en cuenta los otros estampados del salón: cortinas, alfombras, plaids, mantas…

Si buscas un resultado sencillo, te recomendamos que escojas un solo estampado para los cojines, aunque sea en diferentes proporciones. Y también puedes escoger algunos cojines totalmente lisos, para que haya más contraste visual.

Hay muchísimos estampados disponibles, aptos para cada estilo decorativo. Los estampados étnicos son muy recurrentes, por ejemplo.

Atrévete a innovar con cojines con texturas

Por último, queremos dejarte una última idea. Recuerda que, en realidad, puedes combinar en un mismo sofá cojines con colores, texturas y estampados diferentes, aunque siempre con precaución, para que el resultado no quede muy cargado o antiestético.

En el caso de las texturas, puedes jugar directamente con los tipos de tela existentes, normalmente buscando las más agradables al tacto. Sin embargo, también hay, por ejemplo, cojines con telas tipo arpillera, más ásperas.

Otra opción consiste en escoger cojines sencillos y decorarlos tú mismo. Puedes usar cintas, abalorios, lentejuelas… Si te gusta la tendencia DIY (o hazlo tú mismo), esta es una buena oportunidad.

También hay cojines con volantes, bordados, con macramé... Si no, puedes comprar fundas con las texturas que buscas. Además de quedar muy bien para decorar, son muy prácticas, ya que las puedes lavar en la lavadora sin problemas.

Combinar cojines.

Cambia el estilo de tu salón

Recuerda que, también, es importante la manera de colocar los cojines, para que el resultado sea proporcionado y estético. Y si quieres dar un cambio en la decoración de tu salón sin apenas gastar dinero, puedes comprar algunas fundas nuevas para los cojines. Los complementos tienen mucha importancia visualmente hablando, así que con ellos puedes dar a tu salón un toque totalmente diferente.