Cómo elegir el mejor centro de mesa para tu salón

Sofía Sangrador · 30 abril, 2018
¿Eres una persona detallista? En el siguiente post te explicamos cómo elegir el centro de mesa adecuado para tu salón, para que barajes todas las opciones que existen.

A lo largo del siguiente artículo vamos a dejarte algunos consejos para ayudarte a elegir centro de mesa para tu salón.

Los centros de mesa son elementos decorativos que, como indica su nombre, se colocan en la parte central de las mesas. Con su uso se busca mejorar la estética de la mesa. Para ello también puedes valerte de una vajilla bonita, mantel, servilletas… Deben permanecer en la mesa durante toda la comida, no se retiran hasta que esta ha finalizado.

En general, en su composición suelen predominar elementos naturales. Por ejemplo: flores, frutas, hortalizas, ramas, agua, piedras, hojas, velas

Además, es algo que puedes hacer tú mismo, así que si eres partidario de la tendencia DIY o del handmade, esto será perfecto para ti. Partiendo de esos materiales básicos hay múltiples opciones, solo tendrás que escoger la más adecuada para tu salón.

Por eso, a continuación queremos dejarte 4 ideas para que las tengas en cuenta a la hora de escoger el centro de mesa para tu salón u otra zona de la casa.

Un centro de mesa para cada ocasión

Centro de mesa de flores.

En primer lugar, debes pensar sobre si quieres un centro de mesa para el día a día o para una ocasión especial en concreto. No todos son apropiados para cada momento.

Si quieres uno para todos los días, será mejor que escojas uno bastante neutral, que no desentone. Por eso, te recomendamos que sea algo sencillo.

Sin embargo, también hay centros de mesa hechos para ocasiones muy concretas. En función de que ocasión se trate, el centro de mesa será de una forma u otra.

Por ejemplo: si es para Navidad pues tendrá piñas, velas, acebo, toques rojos… En cambio, si es para San Valentín, tendremos flores rojas, papelitos con forma de corazón… En estos casos lo más normal es que no volvamos a dar uso al centro de mesa o, como mucho, una vez al año. 

Que no entorpezca a los comensales

Por otro lado, es muy importante escoger el tamaño apropiado para el centro de mesa para tu salón.

¿Por qué? Porque si es demasiado alto entorpecerá la visión de los comensales, estarán más incómodos a la hora de hablar e interactuar con los que estén sentados enfrente.

Un centro de mesa debe medir como mucho unos 25 o 30 centímetros.

Si quieres un centro de mesa alto, debe medir unos 70-80 centímetros. De esta manera quedará por encima de los comensales y no molestará en absoluto.

Centro de mesa redondo.

Tampoco debemos olvidar la importancia de escoger el tamaño y forma correctos. No deben ser demasiado anchos, ya que si no pueden chocar con la vajilla, servilletas y demás.

Se suele tener en cuenta la forma de la mesa, si es circular pues el centro de mesa será circular, si es cuadra, exactamente igual.

Además, si la mesa es grande y alargada debemos tener cuidado con las proporciones. Hay que procurar que la mesa no quede cargada en exceso.

En ese tipo de casos hay dos opciones principales:

  1. Colocar solo un gran centro de mesa en el medio.
  2. Colocar varios pero de menor tamaño a lo largo de toda la mesa, guardando la misma distancia entre todos.

Evita que el centro de mesa para tu salón desprenda olores

Sin duda, es un aspecto muy importante a tener en cuenta. Como normalmente estos elementos decorativos han sido elaborados a base de elementos naturales, muchas veces desprenderán olores. 

Es normal que las velas, frutas, flores, etc. huelan. Aunque sea un buen olor, hay que procurar que los comensales no lo perciban. Sino, este olor puede superar al de la comida, o como poco mezclarse con él. Esto está totalmente desaconsejado.

Una alternativa a esto puede ser adquirir un centro de mesa artificial. Así te asegurarás de que no haya olores y de que los elementos que forman el centro de mesa se estropeen y decaiga su aspecto. Esto solo dependerá de si te gusta más lo natural o viceversa.

Centro de mesa: árbol seco.

Procura una concordancia estilística

Por último, has de tener en cuenta que el centro de mesa no debe desentonar con el entorno.

Con esto nos referimos a los otros elementos y detalles de la mesa, pero también al estilo decorativo de tu salón. Lo mismo ocurre si es una celebración con alguna temática concreta.

No olvides que los pequeños detalles también tienen peso visual, por lo que tenemos que prestarles atención suficiente.

Verás que hay de todos los estilos: bohemios, rústicos, vintage, modernos, inspirados en el mar…

Centro de mesa de estilo marítimo.

Conclusión

Como has podido ver, en muchos casos los centros de mesa para tu salón están formados por plantas, flores, agua u otros elementos naturales. Sin embargo, otra opción también bonita y original es que los hagas tú si te gusta tejer a crochet. ¡Quedarán preciosos!