Decorar el salón al estilo náutico

Sonia Budner · 17 enero, 2019
La decoración marinera está presente en muchas casas, sobre todo, en aquellas de playa. Conoce todos los detalles que debes tener en cuenta para conseguir un estilo náutico en tu hogar.

Hoy nos dejamos llevar por uno de los estilos decorativos de interiores más atrevido. Un estilo con carácter, solo apto para los que no tienen dudas. Inspirado en las costas de Nueva Inglaterra, el estilo náutico, o estilo navy, llegó, se quedó y arranca con más fuerza cada temporada. Y es que pocos estilos son tan contundentes. La buena noticia es que es muy difícil no acertar con él.

Nos sirve para cualquier estancia, pero esta vez nos vamos a centrar en el salón, la sala principal de la casa. Hemos elegido esta estancia porque es la que más accesorios alberga y la que más nos permite jugar con todos los elementos del estilo náutico.

Con él, los salones quedan frescos pero muy sofisticados y serenos. Consigue ambientes relajados que nos permiten desconectar. Son ideales para la playa, pero también para salones urbanos. Vamos a compartir las claves que convertirán nuestro salón en el camarote de un velero de lujo. ¡A navegar!

Los colores

Habitación de decoración marinera.

Aquí no hay forma de equivocarse, los tonos básicos de este estilo son el blanco y el azul marino. A partir de esta combinación obligada se añaden toques de color en rojo, en azules más claros que inspiren el color del mar, algo de amarillo, que evoque la luz de los faros de la costa e, incluso, algún toque en naranja oscuro.

En el estilo náutico más clásico el blanco y azul marino son los que predominan y lo hacen en forma de franjas o rayas, bien pintadas sobre la pared o en los textiles.

Como es un estilo muy contundente, no conviene sobrecargarlo. Hay estilos náuticos más modernos que suavizan los contornos tan fuertemente delineados de este estilo, haciendo que predomine el blanco y contrastándolo con azules más rebajados.

Los materiales del estilo náutico

Salón marinero de madera.
Salón marinero de madera / hogarus.com

El estilo náutico tiene sus preferencias a la hora de elegir materiales. La madera es, por excelencia, el principal material de este estilo de decoración.

Podemos decantarnos por madera de calidad, maderas oscuras y pulidas, como las de los interiores de los veleros. Sobre esta idea, podemos no solo elegir los muebles con este tipo de madera, sino las paredes y los suelos.

El estilo náutico nos permite cubrir con ella, suelos y techos, siempre y cuando mantengamos las paredes en blanco luminoso. Si la madera de los muebles no es de este tipo, o no ofrece mucha calidad, podemos pintarla en tonos blancos, incluso en azul, o combinar ambos en la misma pieza.

De madera son muchos de los complementos decorativos, aunque para estos conviene introducir también el metal, en tonos dorados y muy brillantes.

Los textiles

Textiles marineros.
Textiles marineros / pinterest.es

Aquí las reinas de los textiles son las lonetas de algodón. Son resistentes, fáciles de limpiar y muy frescas. Las utilizaremos en las tapicerías de sofás y sillones, en cortinas y en los cojines. Las combinaremos por colores, según marca este estilo.

También existen en el mercado gran cantidad de estampados y rayas náuticas, incluso cuadros marineros, que combinan el blanco, el azul y el rojo y que son perfectas para tapizar nuestros muebles y convertirlos en piezas náuticas únicas.

Para los visillos utilizaremos tejidos suaves, transparentes y vaporosos, que puedan ser movidos fácilmente por el viento. Si la decoración de etilo náutico nos resulta demasiado sobrecargada, siempre podemos combinarla con telas en color arena o terracota.

Estos tonos suavizarán el resultado y combinarán perfectamente con las maderas oscuras y pulidas de los muebles. Incluso, podemos utilizar tejidos o papel pintado de inspiración marinera para tapizar alguna pared.

Los accesorios del estilo náutico

Complementos de decoración marinera.
Complementos de decoración / pinterest.es

Esta es quizás la parte más importante en este estilo decorativo. Los complementos están todos inspirados en el mar y en la vida náutica. Las lámparas y espejos de latón, cestos de mimbre, preferiblemente en tonos oscuros y barnizados.

Especialmente importantes serán las alfombras. Las más adecuadas son las de fibras naturales. Nos sirven casi todos los elementos decorativos que encontraríamos a bordo de un barco.

Desde salvavidas hasta remos de madera., motivos en cuerda y con nudos marineros, pequeños veleros de madera, faros decorativos, estrellas de mar… Tenemos mucho donde elegir.

Los accesorios en el estilo náutico son importantes, tanto como elementos decorativos para las mesas y muebles, como para las paredes, donde no hay que ser tímido a la hora de colocar bonitos complementos de inspiración náutica.

Nos sirven anclas, timones, cabos, redes marineras y grandes lámparas de velas. Atrévete con este estilo decorativo en tu salón y no querrás salir nunca de él.