4 recomendaciones para que tu salón sea más cómodo

Estefany Hurtado 30 marzo, 2018
Hoy te damos 4 recomendaciones para tu salón sea más cómodo.

Quizás hayas estado pensado en qué cambiar para tener un salón cómodo. Puede que en algunas ocasiones hayas sentido que alguna estancia de tu casa necesita un cambio.

Nuestra preocupación por crear espacios más cómodos en nuestra casa se explica porque queremos un hogar y no una casa de revista que en ocasiones pueden resultar frías.

Para que una casa sea un hogar debe tener ciertas características. Por ejemplo, ser acogedora, funcional y, de lo que hoy hablaremos, cómoda.

En el artículo de hoy te damos 4 recomendaciones útiles y fáciles para que tu salón sea más cómodo y puedas disfrutar de él al 100%.

El salón…

¡Cuántos momentos se viven en un salón!. Momentos familiares, con las amistades o más íntimos.

Todos tenemos recuerdos sobre momentos vividos en el salón de nuestra casa o de nuestros padres o abuelos.

También es muy probable que recordemos si aquellos salones eran cómodos o si, por el contrario, no lo eran por tener un sofá de muelles que se clavaban, o porque estaba todo junto.

Lo cierto es que el salón es una estancia de la casa muy importante por ser una de las más sociales. Por ello, es importante que podamos sacar el máximo provecho a nuestro salón.

No solo respecto al aprovechamiento del espacio sino a la funcionalidad.

Por la importancia que el salón merece y para contribuir a que tu salón sea más cómodo, a continuación tienes 4 consejos para tener un salón de 10.

1. Buena distribución para un salón cómodo

La clave para que cualquier zona de la casa sea cómoda y funcional es que tenga una buena distribución.

Para que tu salón sea más cómodo se debe respetar la forma de la habitación y sacarle el máximo provecho a cada cm de la estancia.

Para ello debes tener en cuenta qué distribución es la mejor para la forma de la habitación.

Hay salones cuadrados, rectangulares, circulares o irregulares y cada una de estas formas tienen una distribución que mejor les viene. En el siguiente enlace puedes encontrar todo sobre cómo distribuir un salón.

Nuestro consejo, tengas el salón que tengas, es que siempre busques crear espacios amplios evitando aglutinar todos los muebles en una única zona.

Cómo distribuir un loft.

 

2. Salva las distancias

Relacionado con una buena distribución es tener cuidado con las distancias.

A nadie le gusta entrar en un salón y chocarse con el mobiliario o que las rodillas choquen con la mesa de centro.

Por ello es importante que para que tu salón sea más cómodo tengas en cuenta lo siguiente:

  • Distancia en las zonas de paso del salón: mínimo 80 cm y 100 cm si hay armarios con cajones.
  • Distancia entre muebles: entre la mesa de centro y el sofá debe haber unos 40 cm de separación para poder mover las piernas cómodamente; entre el sofá y las mesas auxiliares unos 15 cm.

Además, cabe resaltar la importancia de elegir muebles proporcionales en tamaño a la habitación donde está situado en nuestro salón.

Si la habitación es pequeña y elegimos muebles demasiado grandes, el salón visualmente será más pequeño y no habrá distancia entre unos y otros.

Por lo tanto además de verse más pequeño es poco práctico y puede que hasta inseguro.

Distancias del mobiliario que hay que mantener en el salón.

3. La calidad es importante

Elegir mobiliario de calidad, sin duda alguna, es indispensable para tener un salón cómodo.

Por ejemplo, un sofá con tejidos y espuma de calidad será mucho más cómodo que otro cuyos tejidos sean más frágiles y cuya espuma no tenga la densidad adecuada.

Por ello, es importante probar muebles como el sofá o los sillones antes de comprarlos.

Mobiliario de buena calidad para el salón.

4. Sé previsor

Una de las particularidades de los salones cómodos es que son versátiles y muy funcionales. Por ello, aunque sea un salón pequeño siempre habrá hueco para todos nuestros invitados.

No hay nada peor que recibir visitas y que éstas no tengan dónde sentarse.

Para que esto no te suceda y tu salón sea más cómodo escoge muebles multifunción.

Por ejemplo, mesitas auxiliares que puedan hacer de asientos, sillas plegables, mesas de centro extensibles, sofá-cama, etc.

Salón práctico.

Conclusión

Con estos consejos prácticos y fáciles de llevar a cabo conseguirás que tu salón sea más cómodo, acogedor y un lugar en el que vivir momentos que quedarán para siempre en el corazón.

Como consejo final, nos gustaría decirte que para tener un salón cómodo, también es fundamental que tengas en cuenta el tipo de familia que tienes (con niños, personas mayores, etc.).

Vuestro estilo de vida y las actividades que normalmente practicáis también son vitales para diseñar un salón cómodo.

Pensar en estos aspectos hará que tengas un salón, además de cómodo, funcional y adaptado a vuestras necesidades como familia.

Te puede gustar