5 ideas de salones para pisos pequeños

Sofía Sangrador 16 marzo, 2018
Que un piso sea pequeño no debería ser un impedimento para poder decorarlo a la perfección y te lo demostramos con nuestras mejores ideas.

Muchas veces nos vemos obligados a vivir en espacios menos espaciosos de lo que desearíamos. Aún así, no tiene por qué ser un agobio el hecho de vivir en ellos, solo hay que saber cómo distribuir, decorar y amueblar cada zona, resaltando aquello que aporte mayor sensación de amplitud. En este caso, te queremos dar algunas ideas sobre salones para pisos pequeños.

A continuación te dejamos cinco ideas sobre los principales aspectos a tener en cuenta antes de proceder a organizar y decorar tu salón.

Mobiliario

En primer lugar queremos repetirte la idea de siempre: muchas veces menos es más. Esto podemos aplicarlo en todos los espacios, pero especialmente en los más pequeños. Para ello, te recomendamos que te inspires en la decoración minimalista, obviamente adaptándola a tus gustos, combinándola con algunos toques de otros estilos que te gusten.

En estos casos ayuda mucho tener muebles con poca altura, infalibles para evitar la sensanción de abigarramiento. Así, habrá más zona de pared libre.

Además, en cuanto a los asientos, puede dar mejor resultado comprar un mini sofá confortable o un sofá esquinero, para aprovechar más las zonas en esquina, ya que muchas veces no sabemos bien cómo utilizarlas. Para complementar, también puedes colocar butacas o pufs. Al ser asientos más pequeños, resultan más fáciles de colocar.

Por otro lado, es imprescindible que escojas muebles multifuncionales y que puedan cambiarse de sitio con facilidad. Si tienen capacidad de almacenamiento, mejor, es importante mantener el orden en estos espacios tan pequeños.

Por ejemplo: un pequeño baúl como mesa de centro (guardaremos cosas en su interior), mesas nido (se guardan unas dentro de otras), mesas con huecos para colocar revistas, libros o los mandos, estanterías usadas también como mueble de televisión… Las opciones son infinitas.

También como espacios de almacenamiento encontramos los estantes (preferiblemente abiertos) o los armarios empotrados. Son ideales para favorecer la contemplación del espacio, lo que da sensación de amplitud, de serenidad.

Por último, queremos dejarte una idea, aunque no se pueda llevar a cabo en todos los pisos. Consiste en cerrar el balcón o terraza anexo al salón, para poder colocar en ellos también muebles como el sofá y la mesa de centro. El problema principal para ello es las licencias exigidas para llevar a cabo este tipo de obras, pero no es imposible.

Mesa de centro extensible en madera.
Mesa de centro extensible / kavehome.com

Cocinas abiertas al salón

Obviamente, tener una cocina americana no es posible en todos los pisos. Pero si tienes la oportunidad es una buena opción. ¿Por qué? Pensamos que es mejor tener un espacio grande aunque compartido que dos más pequeños. Es un recurso muy práctico y útil a la hora de maximizar los espacios.

El único “inconveniente” es que debes saber cómo separar los dos espacios. Para eso las barras son perfectas, ayudan en esa división, actuando a la vez como elemento de unión. Por eso, aunque salón y cocina estén en un mismo espacio, seguirán siendo espacios independientes.

Las mesas de comedor también pueden servir, aunque eso dependerá más bien del espacio disponible. Tampoco debes olvidar escoger una campana extractora potente, para evitar que lleguen al salón humos o malos olores.

Para mantener a pesar de todo la continuidad visual, puedes escoger un mismo tipo de suelo para salón y cocina. Así, lograrás una integración natural entre los dos espacios.

Doble puerta en blanco con cristales que separa la cocina y el salón del dormitorio.

 

Iluminación

Respecto a este apartado, queremos recalcar la importancia de una correcta iluminación en interiores.

En primer lugar, es ideal intentar potenciar en medida de lo posible la luz natural. Obviamente, esto dependerá del número o tamaño de las ventanas o la orientación del salón. Piensa que si está orientada hacia el sur, le dará muchísimo más el sol, cosa que hay que aprovechar.

Por otro lado, también puedes valerte de la iluminación artificial. Por ejemplo, puedes colocar distintos puntos de luz, para que no haya zonas que queden siempre en penumbra.

Asimismo, sería ideal que esa luz pueda ser graduada, para poder ir creando diferentes ambientes con ella. De esta manera, conseguirás espacio muy cálidos y acogedores.

En relación con esto, existen varias opciones, desde pequeñas lámparas hasta lámparas de pie. Tampoco olvides el uso de guirnaldas de luces, que además puedes hacer por ti mismo. El resultado será bonito a la vez que cálido y acogedor.

Para finalizar, adelantándote lo que te contaremos en el siguiente apartado, piensa que existen algunos colores que potencian la sensación de luminosidad y amplitud.

Paredes del salón en gris claro combinado con sofás en blanco y alfombra de pelo blanco.

Colores

En cuanto a los colores recomendados para espacios reducidos, sin ninguna duda destacamos los colores claros, neutros. El color ideal por excelencia es el blanco, aunque si no te gusta, siempre puedes combinarlo con gris, crema, beige… Hay muchas posibilidades.

Todos ellos son colores que transmiten frescura y, además, amplían la sensación de amplitud y luminosidad. Por otro lado, no dejan de ser colores elegantes y sofisticados.

Piensa que no solo nos estamos refiriendo al color de las paredes, sino al de los suelos o los muebles. En relación con esto último la tienda IKEA ofrece muchas opciones sobre mobiliario de color blanco. Es muy importante también conocer la psicología de los colores.

Suelo de madera para el salón.

Decoración

Por último, queremos hablarte sobre cómo decorar salones para pisos pequeños. Para ello, puedes usar plantas que, además de servir como elementos decorativos, ayudan a purificar el ambiente (entre otros beneficios). Piensa que no ocupan mucho espacio, puedes colocarlas en cualquier parte, incluso en el suelo.

Si las ventanas son pequeñas, plantéate quitar las cortinas. Puede que esto no te convenza demasiado, pero sin duda es una buena manera de potenciar la luz natural. Si no, escoge cortinas blanquitas, hechas con telas poco tupidas, para que pueda pasar la luz.

En la medida de lo posible, intenta dejar libre el espacio delante y debajo de las ventanas, aumentando así la sensación de amplitud visual. Otra opción es colocar puertas de cristal en  los muebles, como en armarios y estanterías. Aumentará la sensación de amplitud, aunque deberás mantener ordenado el interior.

Cortinas colocadas desde casi el techo y hasta el suelo

Conclusión

Por último, para finalizar el artículo, queremos recordarte la importancia de los espejos. Con ellos parece que el salón es más grande de lo que es, respondiendo al principal objetivo que tenemos en mente antes de construir salones para pisos pequeños.

Conseguir que un espacio pequeño parezca grande y no nos agobie.

Te puede gustar