5 propuestas de estanterías originales

19 febrero, 2018
Las estanterías nos sirven para almacenar diferentes tipos de cosas, por eso mismo deben tener una forma y estilo dependiendo de lo que queramos poner en ellas.

Las estanterías son los elementos más polivalentes del hogar. Nos ayudan a mantener el orden, organizar los espacios, y en definitiva, conseguir más paz en un espacio.

Siempre se necesitan estanterías en una casa. Bien sea para colocar objetos de uso habitual o decorar ambientes en los que no haya nada que destaque. La estantería como mera pieza decorativa tiene muchas posibilidades según para que la utilicemos, el material y el dinero que queramos invertir en ella.

Se pueden incluir en cualquier tipo de estilo ya que combinan muy bien con todo tipo ambientes. Es un elemento muy versátil. Por eso cada vez, se innova más y se buscan más funcionalidades nuevas.

En este post te proponemos varios tipos de estanterías que no conocías y que pondrás incluir en tu hogar.

1. Estanterías con escaleras

Las estanterías no están para nada reñidas con el estilo minimalista. Lo único que tienes que tener en cuenta es no recargarlas y mantener la pureza de líneas que defiende este estilo.

Una muy buena opción para mantener esa pureza y ser original son las estanterías de escaleras. Si, has leído bien.

Escaleras a modo de estanterías

Estanterías-escaleras / pinterest.es

La escalera-estantería de madera se está empezando a ver mucho. Es ideal para decorar cualquier rincón de tu hogar y le dará cierto encanto a tu estancia.

Su geometría de líneas rectas y el ángulo que forman, nos permite usar varias para formar combinaciones muy originales. Es un buen sustituto del típico mueble de la sala de estar.

Son ideales tanto para un despacho ya que es espacio útil de almacenaje, como para un baño para poner velas, toallas, o cualquier elementos de uso cotidiano.

Como vemos, las escaleras, sean del tipo que sean, son un recurso excelente para complementar la decoración de cualquier rincón o espacio vacío.

 

2. Estanterías que cuelgan

Una tendencia que viene pisando fuerte son las estanterías que cuelgan del techo.  A parte de servirte para colocar determinados objetos decorativos, darás un toque de originalidad a la estancia.

Estas estanterías se pueden sostener con algún objeto que la enganche al techo y la deje caer. Si son de madera pueden pesar mucho por lo que muchas veces se hacen de tela resistente. De esta forma no corres peligro de que se vaya a dañar el techo.

Los estantes colgantes, como vemos, dan mucho juego. Puedes utilizarlos, por ejemplo, para colgar plantas, y crear una especie de enredadera. 

Este tipo de estanterías también pueden servir para separar espacios en ambientes diáfanos. Esto viene bien en apartamentos pequeños o lofts en los que no se diferencian bien las diferentes estancias.

También puedes colocarlas en esquinas y utilizarlas como mesillas jugando con su altura, o de almacenaje.

Estantería colgante con varias plantas

Estantería colgante / placeofmytaste.com

3. Estanterías de palés

Las palés son muy versátiles. Se pueden utilizar para infinidad de cosas. Como veremos, crear estanterías de palés originales es más fácil de lo que parece.

Este material va bien para tipo de estancias. Sirve tanto para llenar espacios amplios, como para decorar a modo de detalles algún rincón en el que no tengamos nada. Con los palés conseguimos dar un toque vintage e industrial a la casa además de ser perfectamente combinable con otro tipo de mobiliario que tengamos en la casa.

Si queremos dar otro toque a la decoración del palé, podemos personalizarlo pintando o escribiendo encima de él alguna frase que te guste. 

Los estantes hechos de palés son muy prácticos y quedan muy bonitos. Si además los acompañas de decoración tipo romántico con plantas, vinilos o velas te quedarán rincones de revista.

4. Estanterías con cajas de fruta

Este tipo de estanterías están muy en la línea con las anteriores ya que se pueden considerar como estanterías caseras.

Es importante que las cajas tengan un buen nivelado, es decir, que no cojeen ni se tambaleen. En caso contrario, deberemos nivelarlas una a una, bien lijando o incorporando altura en alguno de los lados.

Lo bueno de este tipo de estantes es que las cajas de frutas son totalmente reciclables y las puedes usar para hacer una estantería a tu propio estilo. Aquí entrará en juego tu imaginación

5. Estanterías geométricas

Las formas geométricas aportan armonía y simetría a la decoración.

Las estanterías circulares están en tendencia. Se suelen utilizar para recrear ambientes vintage.

Otro tipo de estanterías geométricas son las hexagonales. Una que no paramos de ver es la que imita el panel de abeja. Va muy bien en paredes que están despejadas y que pueden captar todo el protagonismo de la estancia. Además, es muy recurrente en tiendas o cafeterías ya que da un toque original a la par que acogedor.

Estantería hexagonal

Las estanterías triangulares van muy bien en estancias infantiles. Puedes jugar con colores y las puedes combinar colocándolas de diferentes formas.

No olvides que sobrecargar mucho las baldas puede romper la armonía de la estancia. Por eso, es recomendable poner pocos objetos, sin abusar.

 

Como ves son opciones muy interesantes y que cada vez vemos más.  Por lo general, son estanterías muy simples que harán que una balda destinada al almacenaje luzca como nunca. Y tú, ¿te atreves con este tipo de estanterías?

Te puede gustar