4 consejos básicos para elegir una alfombra

Estefany Hurtado · 24 febrero, 2018
Las alfombras siempre han acompañado nuestras estancias del hogar, dándonos calidez y bienestar.

Las alfombras son ese elemento de decoración que aportan al hogar estilo y elegancia. Las hay de diferentes tamaños, tejidos, texturas, colores y algunas tienen una gran tradición de confección.

¿Cómo elegir la adecuada? Aquí tienes 4 consejos para no equivocarte en la elección de alfombras. 

1. El tamaño adecuado de las alfombras

Las alfombras tienen diferentes formas y tamaños para adaptarse no solo a todos los gustos sino también a los diferentes espacios de la casa.

Elegir la alfombra del tamaño adecuado es fundamental para una decoración cuidadosa y perfecta. 

En decoración los efectos visuales son muy importantes, por eso debemos estudiar muy bien el espacio donde queremos poner nuestra alfombra. Las proporciones se deben cuidar.

Alfombras demasiado grandes reducen el tamaño de la estancia, así mismo, alfombras muy pequeñas colocadas de forma incorrecta da la sensación de que falta algo más en la habitación. 

Fundamental es medir el espacio donde vas a colocar la alfombra y asegurarte que siempre queden márgenes libres. En la elección del tamaño también influye el uso que le vas a dar a la alfombra

Por ejemplo, si la quieres para el salón debes decidir si la quieres solo para la mesa de centro o para todo el salón.

En caso de quererla solo para la mesa de centro, esta debe quedar dentro de la alfombra. Si la quieres para todo el salón debes asegurarte que las patas delanteras del sofá estén dentro de la alfombra.

En caso contrario, la alfombra deberá ser lo suficientemente grande como para que quepan el o los sofás y aún quede un margen.

Alfombra para salón con sofás

Alfombra para salón / casaydiseno.com

Para el comedor es recomendable que tanto la mesa como las sillas queden dentro de la alfombra y que haya tanto margen como para separar las sillas de la mesa y no salir de los bordes de la alfombra.

Otra cosa que debes tener en cuenta a la hora de comprar una alfombra de un tamaño u otro es que sus medidas no interfieran con las puertas. Por eso, reiteramos, es importante medir.

2. Para qué quiero la alfombra

Las alfombras tienen diferentes funciones además de la de decorar.

Encontramos alfombras que son ideales para el invierno porque funcionan como aislantes del frío. Otras, como las del baño o del cuarto de los niños son un elemento de seguridad y por ello deben tener una base antideslizante.

En general, podemos utilizar las alfombras para separar estancias. Decide para qué quieres la alfombra, esto te ayudará a elegir la adecuada.

3. El tejido

Podemos encontrar alfombras de muchos tejidos diferentes, cada uno con su encanto. 

Los tejidos más habituales para las alfombras son:

  • Naturales: algodón o lana. 

Alfombras con este tejido son ideales para salones o habitaciones. Estos tejidos requieren de un cuidado y mantenimiento un poco más complejo, sin embargo no suponen ningún problema.

 

  • Sintéticos: PVC, vinilo, naylon o polietileno. 

Estos tejidos están presentes en alfombras para la cocina o exteriores. 

En cuanto a la limpieza y mantenimiento de este tipo de alfombras es muy fácil y no requieren de grandes procesos de limpieza.

Incluso muchas de ellas son resistentes al agua, con lo cual con pasar la fregona es suficiente.

Alfombra de algodón en beige

Alfombra de algodón / maisondumonde.com

4. La textura

Elegir la textura adecuada tiene que ver mucho con dos cosas principalmente:

  • Lugar donde pondremos la alfombra: si va a estar en la cocina lo mejor es que sea de superficie lisa y resistente a líquidos. Por ejemplo los vinilos.

Si la ponemos en la terraza es conveniente que la textura ayude a limpiar los zapatos cuando entremos en casa.

  • Estación del año: antes hemos mencionado que las alfombras son grandes aliadas para combatir el frío. Lo recomendable es utilizar en invierno alfombras mullidas y suaves y en verano lisas.

Las texturas más comunes en alfombras son:

  • Pelo (sintético).
  • Flecos.
  • Lisas (sin relieve ni bordados).
  • Piel (sintética o no).
  • Trapillo: son ideales para el verano y además se pueden guardar dobladas.
Alfombra de pelo blanco

Alfombra de pelo / m.laredoute.fr

Recomendaciones finales

Para finalizar, es necesario que además tengas en cuenta que:

  • La alfombra es un elemento más de decoración que aporta confort y calidez. No te olvides del estilo de decoración que ya usas y en función a eso elige la alfombra que mejor quede con lo que ya tienes. 
  • Cuida los colores y los estampados. Si los eliges mal la alfombra desentonará con todo.
  • No recargues las estancias, por lo tanto cuida la textura, color y estampado de la alfombra.
  • Las alfombras cuadradas son perfectas para habitaciones cuadradas, las rectagulares para espacios más estrechos como pasillos o lateral de la cama. Las alfombras redondas en cualquier sitio quedan bien pues aportan diversión y modernidad.