Cómo decorar con madera

8 febrero, 2018

La madera es un elemento natural, elegante y atemporal. Lleva utilizándose muchísimos años para los muebles del hogar y para pequeños accesorios, convirtiéndose en el protagonista de la decoración.

Las diferentes tonalidades que nos ofrece la madera y sus distintos acabados pueden dar a nuestra casa el estilo que queramos. Es un material totalmente combinable, de ahí que sea tan recurrente para la ambientación de un hogar. Es indudable que la madera resulta increíblemente estilosa.

Si quieres saber los beneficios de la madera y sus posibles usos en decoración no te puedes perder este post.

Características de la madera

La característica más práctica de la madera es que es aislante. Esto es una gran ventaja ya que aporta tranquilidad y paz en los diferentes ambientes.

Otro detalle importante es que la madera proporciona calidez y nos ayuda a conservar la temperatura del ambiente. Aporta frescura en verano y calidez en invierno. Esto nos permite conseguir una mayor estabilidad térmica, ahorrando en calefacción. Esto, además, rompe con la sensación de frialdad que transmiten ciertos estilos como el nórdico o el industrial.

Un dato curioso es que, según diversos estudios, la madera mejora el ritmo cardiaco y ayuda a bajar la presión arterial. No es de extrañar que las personas nos sentimos más resguardadas al rodearnos de elementos naturales, como es el caso de la madera noble.

Estas son las razones que vuelven a convertir a la madera en el material de moda. Cada vez lo vemos en más en revistas de decoración e incluso en catálogos de grandes firmas.

Tipos de madera según el estilo

La madera clara y natural, la podemos utilizar para interiores románticos, o nórdicos ya que no destaca mucho y se integra bien en ambientes blancos. Este tipo de madera, además, nos ayuda a ganar luz y es perfecta tanto para exterior como para interior.

Salón con paredes y suelo de madera clara

La madera oscura y tropical la podemos incluir en los estilos más clásicos en los que queramos dar gran presencia a este material.

En los interiores más rústicos lo que nos encontraremos será un tipo de madera inspirada en las formas orgánicas de la naturaleza. Es una madera más ruda y menos tratada.

La madera de bambú está muy en tendencia ahora. La vemos en estancias que recrean ambiente más cálidos y tropicales. También va muy bien en exteriores ya que resiste muy bien a la humedad y a los golpes.

Decorar paredes con madera

La madera es uno de los mejores materiales para revestir paredes. Es perfecta para aportar naturalidad a la estancia. Además, no solo se usa para mejorar el interior de una habitación, sino también como forma de protección.

Esto hace que sea una muy buena alternativa para las habitaciones de niños, ya que deja la pared a salvo de manchas o decoloraciones, y se limpia más fácilmente que una pared pintada con pintura.

Como vemos, un friso de tablones de madera  protege al tiempo que decora. Si nuestra casa tiene una decoración rústica, la pared de madera irá en total consonancia con el ambiente.

No obstante también se puede incluir en otro tipo de estilos, aportando personalidad a la estancia. Para los más atrevidos, otra buena opción es incluirlo en cuartos de baño o cocinas ya que no está muy visto y dará otro aspecto a la sala.

Cuarto de baño con la pared de la bañera y la encimera del lavabo en madera oscura

Troncos de madera

Los troncos de madera son un elemento decorativo que cada vez se ve más. Puedes comprarlo o hacerlo tu mismo. Lo único que tendrás que hacer es dejar secar la madera y limarlo para quitar las astillas. También puedes echar barniz si queremos dar un acabado brillante.

Este recurso tienen numerosas utilidades. Lo podemos usar, por ejemplo, como mesa auxiliar. En los dormitorios como mesilla de noche quedará genial ya que le da un aspecto romántico. Le podemos poner encima alguna lámpara pequeñita, velas o libros a modo de decoración. De esta forma conseguiremos una mesa de lo más original.

También lo podemos utilizar como mesa de centro. Con troncos más gruesos podemos formar una mesa más grande que sorprenda a nuestros invitados.

Mesitas auxiliares con troncos de madera

Otra gran opción es darle la utilidad de asientos. Esto irá bien sobre todo en estancias a las que queramos darle un aire más rústico y natural.

En el baño los troncos también pueden dar mucho juego. Lo podemos colocar cerca del lavabo para apoyar objetos de uso diario como jabones, cepillos de dientes, cremas…

Marco para cuadros

Los marcos de madera son muy sutiles y quedan muy bien para enmarcar láminas, vinilos, fotografías, obras e incluso espejos.

En ambientes muy monocromáticos viene bien para romper con la estética y dar un toque de color con madera. 

Los marcos con madera clara son ideales si no quieres correr riesgos. Son ideales cuando quieres que pase desapercibido para centrar la atención en la imagen.

Pero si por el contrario quieres centrar la atención en el marco puedes optar por molduras rústicas y oscuras. Puedes combinarlas con láminas de inspiración contemporánea. En este caso, el color del pino natural quedará perfecto ya que aportará esa calidez.

 

Como vemos la madera es fácilmente combinable en cualquier tipo de estancia. Además de aportar un ambiente más natural, dará calidez a las estancias y te hará sentir cómodo en tu hogar . Será un acierto seguro.

Te puede gustar