Cómo decorar con mármol

Teresa Montes · 21 febrero, 2018
Es un acierto seguro decorar tu casa con mármol, ya que es un material que siempre queda bien y concuerda con el resto de elementos decorativos.

El mármol es un elemento que no paramos de ver en numerosos hogares. Es indudable que está en tendencia ahora mismo.

No obstante, no debemos olvidar que este material es uno de los que más se utilizaron en la antigüedad para el  diseño de interiores. Era símbolo de riqueza y estatus. De ahí su inminente vuelta a la decoración de nuestros días.

Si quieres sumarte a esta tendencia decorativa, quédate leyendo estas ideas para decorar con mármol.

Peculiaridades del mármol

El mármol es un material que siempre ha desprendido elegancia, además de ser muy resistente y compacto.

Existen muchas variedades de colores : amarillento, rosado, amarronado… aunque el más común es el mármol Travertino, que es el que tiene un tono beige y crudo.

Lo puedes introducir tanto en una decoración de estilo moderno como en una de estilo rústico o clásico. Además, puedes encontrarlo con diferentes acabados para poderlo ajustar perfectamente al tipo de decoración que mejor encaje en tu casa.

Gracias a su color blanco las variantes de mármol combinan con todo tipo de tonos. Van a la perfección con el cobre o el dorado que tan en tendencia están ahora.

Es un material de indudables propiedades estéticas. Transmite limpieza y pulcritud gracias a su acabado brillante.

Elementos decorativos con mármol

Es cierto que el mármol es un material caro, pero podemos añadirlo en pequeñas dosis por toda la casa sin gastarnos mucho dinero. Hay multitud de complementos que podemos comprar en mármol y darle a la casa ese toque tan cool que hoy en día tanto vemos.

Además, en estos últimos años, interioristas de todas partes del mundo han vuelto a emplearlo en sus proyectos decorativos. Lo podemos ver sobre todo en encimeras, mobiliario, papel pintado, suelos, o diversos accesorios. A continuación, os mostraremos los usos más frecuentes de este material.

Encimeras

Como ya hemos dicho el mármol es un material muy resistente, impermeable e higiénico. Esta es la razón por la que colocarlo en la encimera de la cocina, se convierte en una muy buena opción. Es muy versátil. Podrás usarlo tanto si tienes un diseño clásico como uno moderno.

Encimera de cocina en mármol negro

El mármol y el cobre forman una combinación perfecta para las encimeras de la cocina. Le aportará ese toque de distinción y personalidad, otorgándole más protagonismo al mármol.

Lo único con lo que tendrás que tener cuidado es en su limpieza, ya que no es del todo compatible con algunos productos o grasas. También deberás tener precaución con no apoyar nada excesivamente caliente ya que puede dejar una huella permanente.

Papel tapiz de mármol

El papel tapiz imitando al mármol es una gran tendencia que se ha visto mucho a lo largo de este año. Sobre todo, si queremos recrear un espacio elegante ya que le otorga esa finura y delicadez.

Es importante tener en cuenta que si decides colocarlo en alguna pared interior, debes optar por un espesor pequeño para que sirva de revestimiento. Este tipo de papel no se utiliza para forrar todo un cuarto, sino que se coloca en uno de los lados de la pared para que se lleve todo el protagonismo y evitar que se adquiera un aire muy frío en el ambiente.

Lo puedes colocar, por ejemplo, en la pared sobre la que van los sofás en el salón e incluso en la pared frontal de la cocina. Para aportar un toque cálido lo podemos combinar con otros accesorios como vinilos o marcos y romper con esa estética tan fría.

Mesas de mármol

Las mesas de mármol son, ahora, un elemento muy recurrente a la hora de decorar un salón. Al ser un material tan versátil, da igual el estilo que le hayas dado a la estancia, un toque de mármol siempre irá bien.

Mesa de mármol con lámpara

Puedes optar por colocar una mesa 100% de mármol, aunque será más costosa, o combinarlo con otros materiales. Por ejemplo, puedes poner las patas de madera o metálicas, dependiendo si le queremos dar un estilo más rústico o industrial.

Mármol en el baño

Desde siempre, hemos visto el mármol en baños. Bien en la encimera o incluso en el propio lavabo.

Ahora, donde se está empezando a ver mucho es en las paredes de la ducha. Esto es porque da una sensación de limpieza y delicadeza.

También se puede utilizar para baldosas y azulejos. Estos detalles darán un toque más personal al baño.

No obstante, en los baños hay que tener cuidado si se utiliza en el suelo ya que es muy fácil resbalar.

Otras ideas de objetos con mármol

En todas las revistas de decoración vemos que las piezas de mármol inundan los hogares.

Las podemos ver en lámparas, maceteros, tablas de corte para la cocina, e incluso en marcos o láminas decorativas.

Esculturas decorativas de mármol

Incluir este material en elementos básicos que utilizamos en el día a día como son vasos, portavelas o bandejas dará personalidad a esos objetos.

 

Muchas veces en la mezcla se encuentra el equilibrio. Combinando el mármol con diferentes estilos como el clásico o el rústico, aportarás pulcritud y elegancia a la estancia. Si por el contrario, lo combinamos en un ambiente de estilo nórdico o moderno, le daremos un toque más moderno, fresco y minimalista.