Cómo elegir un cuadro para mi pared

10 febrero, 2018

En la decoración de interiores, los cuadros son uno de los elementos más importantes. Y os preguntaréis por qué. Pues bien, los cuadros pueden acompañar la ambientación de un hogar con los paisajes o retratos que más nos inspiren. En algunas ocasiones pueden pasar desapercibidos, pero si los destacamos pueden ser lo primero que veamos al entrar en una habitación.

Para que un cuadro capte la atención tenemos que hacer hincapié en varios factores de los que hablaremos a continuación.

Ubicación en el espacio

Un factor imprescindible a la hora de elegir cuadros para tu casa es tener en cuenta el lugar donde los vas a colocar.

No solo tenemos que pensar en el espacio. Los muebles, la pared y la luz son elementos muy importantes a tener en cuenta. De esta forma podrás barajar diferentes opciones y elegir la que mejor se adecue a tu espacio.

En muchas ocasiones, los cuadros ayudan a realzar ciertos lugares de la habitación que nos gustan y queremos destacar. También, ayudan a disimular zonas que nos desagraden y no queramos incidir.

Está claro que lo primero que nos tenemos que cuestionar antes de poner un cuadro es el efecto que buscamos, la pared a realzar y lo que queremos destacar del cuarto.

Tamaño del cuadro

Dependiendo del tamaño de la pared y del techo, podremos elegir un tipo de cuadro u otro.

Si tu casa tiene pequeñas dimensiones, una buena opción es poner una combinación de cuadros pequeños. Esto reemplazará un cuadro grande que ocupe gran parte de la pared.

Cuadros de diferentes tamaños

Este collage de cuadros es una idea que te dará la posibilidad de jugar con diversos colores, formas y estilos. No obstante, tendrás que tener en cuenta el tamaño de los cuadros que decidas incluir. Si son muy grandes, tendrás que poner menos cuadros ya que si no se acaparará gran parte de la pared.

Si por el contrario, tienes un techo alto, podemos aprovechar para poner un cuadro grande. También podrás hacer un collage de cuadros que tengan bastante altura para dar sensación de amplitud a la estancia.

Tipo de pintura a escoger

Esta claro que si no tienes apenas decoración en las paredes podrás pensar mejor el tipo de marco, el tamaño y la forma.

Sin embargo, si ya tienes un estilo claro a la hora de decorar con cuadros, podrás enfocar tus piezas con los colores que vistan tu casa. De esta forma,  se integrarán y no perderás esa armonía en los diferentes ambientes.

Si no te decantas por ningún estilo en concreto puedes optar por fotos artísticas, pinturas con acuarelas que tan de moda están ahora, grabados, frases, pinturas con motivos geométricos, etc. Incluso puedes enmarcar alguna foto que te inspire o hayas hecho tu mismo. De esta forma, darás un toque muy personal y original al cuarto.

Qué marco escoger

Además de pensar en la pintura del cuadro, un factor que influirá notablemente en la estética que le queramos dar será el marco.

Los marcos se diferencian por el material del que estén hechos, el color y el grosor o tamaño. Además, todo ello debe estar equilibrado con la pintura.

Diferentes tipos de marcos

Si queremos optar por un estilo más minimalista y simple pondremos un marco fino y cuyos colores no resalten demasiado. De esta forma, la pintura en sí no pierde protagonismo.

En cambio, si queremos realzar mucho el cuadro, podremos poner un marco más ostentoso que capte la atención de todo el que pase por allí.

Cuadros para el salón

El salón es un espacio de la casa que te permite hacer infinidad de composiciones con cuadros. Todo dependerá de la pared donde quieras instalarlos.

Una pared que da mucho juego es la trasera al sofá. Una buena opción es colocar un tríptico con todas las partes alineadas. Aunque también los puedes colocar jugando con diferentes alturas y tamaños. En este caso, separa la pieza más larga del tríptico del respaldo del sofá y mantén la misma distancia entre todos.

Tres cuadros colocados ordenadamente sobre el sofá

Para techos altos con sofás que no sean muy grandes queda muy bien colocar dos o tres filas de cuadros a lo alto. Las composiciones con láminas y marcos ligeros están muy en tendencia.

Como vemos, elegir el cuadro idóneo de acuerdo a nuestra casa no es una tarea fácil. ¿Te atreves con algunas de nuestras propuestas?

 

Te puede gustar