El contraste dentro del espacio

Al igual que la armonía, el espacio también necesita tener contraste para que no sea algo monótono y aburrido. Podemos ayudarnos de los colores y texturas para lograrlo.

Junto con la armonía, el contraste es otro de los principios del diseño. Estos se centran en lo que es agradable para la vista y el cerebro humano. Por eso, es importante conocerlos y ponerlos en práctica para que nuestros ambientes sean bonitos y confortables.

El contraste aparece cuando hay elementos que son diferentes entre sí. Eso hace que se cree un interés en el diseño. Por raro que suene, con el contraste también se crea unidad, otro gran principio del diseño. Al llamar la atención en el elemento diferenciador hace que se unifiquen el resto de elementos similares.

Cuando nos encontramos ante un paisaje monótono es inevitable que nuestra mirada pueda fijarse en algo en concreto. Sin embargo, si nos encontramos ante un escenario con diferentes tonalidades captamos al instante la diferencia de lo que destaca entre la uniformidad.

Por eso, cuando trabajamos con cualquier estilo decorativo debemos tratar de incluir el contraste para no caer en lo aburrido y monótono.

Ser consciente de la utilidad de este recurso en la decoración puede ayudarnos a que saquemos partido a elementos que queremos. Hacer que sobresalgan, y disimular los que no queremos que se noten.

Para crear contraste podemos utilizar diferentes tonalidades de un mismo color o combinar diferentes texturas y diseños

A continuación, os daremos unas claves para conseguir contrastes en la decoración de tu hogar. 

El color para generar contraste

La forma más efectiva para crearlo es con el color. Puedes jugar con los diferentes tonos e intensidades para llamar la atención.

Para generar contraste se tienen que mezclar colores cálidos (rojos, anaranjados, amarillos). Con colores fríos (azulados, verdosos). Con este tipo de combinación consigues que si un color cálido lo rodeas con colores fríos, el cálido aún se perciba más cálido.

O al revés, si un color frío lo combinas con cálidos, aún se vea más frío. Lo que conseguimos con esto es que el efecto decorativo que se produce sea más enérgico y llamativo.

Pared con contraste de colores blanco y cobre

Contraste de colores / arch-and-home.fr

Combinar diferentes tonos cromáticos ayuda a incrementar el contraste

Los colores se pueden utilizar de muchas maneras diferentes para crear distintos ambientes en tu hogar.  Esta solución decorativa te permite aportar personalidad a las diferentes estancias de tu casa.

Incluir elementos decorativos

Introducir elementos decorativos hará que la mirada se centre en esos puntos en concreto y a su vez, se perciba mejor el conjunto.  El contraste se puede obtener con determinados materiales, colores y formas que destaquen el conjunto de la decoración.

Un truco es utilizar muebles de madera clara y líneas rectas, con acabados al aceite o sin tratar. Conseguiremos ese efecto chocante en las diferentes estancias de tu hogar.

No obstante, si ya tienes objetos de un determinado color y no quieres cambiarlos, trata de buscar el complementario de éste, es decir, el opuesto en el círculo cromático. También los muebles blancos pueden ayudar a suavizar el ambiente, y será más fácil aplicar un color que genere contraste sobre ellos.

Los objetos de contraste son el accesorio prefecto para nuestros hogares. Además de aportar contraste a nuestros ambientes dotan de personalidad a la decoración y evitan el llamado “efecto catálogo”.

Mueble verde con detalle contraste geométrico

Mueble con detalle en contraste / elmueble.com

 

La calidez

La calidez y la rusticidad natural de los materiales también contribuyen a crear contraste en los ambientes más fríos, caracterizados por la utilización de los colores neutros.

Apostar por tapicerías y cortinas lisas e introducir algún estampado discreto como un cojín o una manta. Esto hará que el efecto visual del ambiente gane en profundidad y aporte el contraste buscado.

Dar calidez al ambiente jugando con la colocación de las luces y elementos naturales como plantas. Esto ayudará a crear ese ambiente destacando puntos claves de tu casa.

Las texturas

Mediante el uso de distintas texturas o materiales también podemos conseguir contraste y darle un toque distintivo a nuestro espacio.
Hoy en día es muy normal dentro de una misma habitación utilizar por ejemplo madera combinada con azulejos.

De esta manera estás creando un contraste en tu espacio que parte la monotonía que puede crear el uso de un mismo material o textura.

Contraste de materiales usados en la decoración de la cocina

Contraste de materiales / mybetterhome.net

 

Hay muchas formas de crear contraste en una decoración. Todo depende de los gustos personales de cada persona. El contraste hará que tu casa sea 100% tuya, no un muestrario de muebles colocados sin ningún criterio.

Tu casa tiene que ser ese sitio del que no quieras salir los meses más fríos y de desconexión en los meses con más calor

Categorías: Casas Etiquetas:
Te puede gustar