5 consejos para elegir el color de tu pared

El color de tu pared necesita ser cambiado cada cierto tiempo. Esto debe ser así porque de vez en cuando necesitamos aires nuevos en nuestra casa.

En muchas ocasiones, esa necesidad de renovación podemos suplirla cambiando ciertas cosas. Por ejemplo, la distribución de las estancias o los colores de los accesorios cojines, colchas, cortinas, etc.

Darle un nuevo color a tu pared supone una renovación visual total

Así que apúntate a renovar de vez en cuando el aire de tu casa cambiando algo tan simple, y a la vez complejo, como el color de tu pared.

En este artículo te damos 5 consejos básicos y sencillos para ayudarte a elegir el color de tu pared. 

1. No sigas modas

Quizás te suene raro este consejo, pero te explicamos por qué.

Como bien sabes, vivimos en un mundo que avanza súper rápido. Hoy tenemos una moda, mañana otra y casi que somos atropellados por las nuevas tendencias. 

Respecto a los colores, cada año salen colores tendencia. Pues bien, elige colores porque te gusten y porque, entre otras cosas, queden bien con la estancia que vas a pintar. 

Si eliges el color de tu pared en función de las modas vas a tener que cambiar el color de tu pared constantemente.

2. Qué estancia vas a pintar

Este aspecto es bastante importante a la hora de elegir un color u otro. Antes de ir a la tienda a elegir el color piensa en lo siguiente:

  • Tamaño de la estancia: los colores claros van mejor en estancias pequeñas porque dan sensación de amplitud. Por el contrario, los colores oscuros reducen visualmente el espacio.
  • Luminosidad: evidentemente si nuestra habitación tiene bastante luz natural, lo normal es querer potenciarlaAsí que siempre puedes elegir tonos claros, aunque bien es cierto que los colores oscuros también quedan bien si hay bastante luz porque contrasta.

Si la habitación tiene poca entrada de luz elige colores claros que vivifiquen la estancia.

  • Regular o irregular: si tienes claro que quieres las paredes de un solo color no vas a tener que pensar en esto.
Pared pintada de varios colores

Pero, si por el contrario estas pensando en pintar las paredes de colores diferentes, debes tener en cuenta que en habitaciones o estancias irregulares no es conveniente. 

  • Uso de la estancia: también influye en la elección del color de tu pared el uso que vas a dar a la estancia. No es lo mismo que sea una habitación para niños que para una pareja, o una oficina que el salón.

2. Ten en cuenta el conjunto y no las partes

La pintura de tu pared puede cambiar drásticamente el panorama visual de la estancia.

Es importante que al cambiar el color sigamos teniendo un ambiente en armonía. El color, el estilo y los muebles se deben complementar a la perfección. 

Para que haya armonía, piensa en si quieres que haya contraste entre los diferentes elementos y la pared o si quieres todo de un tono similar.

3. Qué quiero transmitir

Seguramente sabrás que los colores transmiten diferentes sensaciones. Esto lo enseña la psicología del color. 

Es importante tenerlo en cuenta si somos muy cuidadosos al elegir los colores. Asegurarnos de transmitir paz, tranquilidad, creatividad, energía o intensidad depende, en gran parte, del color que elijamos para nuestra pared. 

Distintos colores para pintar la pared, psicología del color

Asegúrate de tener claro qué sensación quieres transmitir antes de elegir el color de tu pared.

4. Tipo de pintura

Existen muchos tipos de pintura y por ello siempre es mejor que te asesores de un profesional.

En este artículo te vamos a nombrar los tipos y sus usos más habituales para que llegues a la tienda de pintura con una idea básica:

  • Pintura plástica al agua: es una de las más utilizadas para interiores debido a su fácil aplicación y rápido secado. Además no tiene un olor tan fuerte.

En este tipo de pintura encontrarás una más que amplia gama de colores.

  • Pintura sintética: este tipo de pintura es mucho más resistente que la anterior. Hay que tener en cuenta que también tarda más en secar.

Lo bueno es que se puede limpiar fácilmente, aunque hay que utilizar disolvente para hacerlo. Su olor es un poco más fuerte, pero con una mascarilla y buena ventilación problema resuelto.

  • Pintura monocapa: es la versión cara de la pintura plástica. Como su propio nombre indica, es capaz de cubrir la superficie con una sola capa de pintura.

 Es indicada sólo para paredes sin imperfecciones.

  • Pintura ecológica: para los preocupados por el medio ambiente y la contaminación, esta pintura es ideal ya que los elementos a partir de los cuales está hecha son naturales y/o minerales y no del petróleo. 
  • Pintura antifungicidas: este tipo de pintura es especial porque tiene características que la hacen bastante higiénica. 

Las pinturas antifungicidas tienen la capacidad de evitar la aparición de moho, humedades, bacterias. Es una buena opción en estancias donde la higiene es fundamental, como cocinas o baños.

5. Elige el acabado para el color de tu pared

La pintura, dependiendo de su tipo, tiene diferentes acabados.

 Es importante elegir el adecuado para tu pared para que ésta luzca espectacular.

  • Mate: este acabado es muy bonito y está cada vez más en tendencia, pero debes saber que refleja poca luz. A causa de esta condición no elijas este acabado para estancias con poca luz. 
Pared pintada de azul oscuro mate

  • Satinado: la ventaja principal de este acabado es su fácil limpieza. 
  • Brillante: es recomendado para paredes que no tengan ninguna, o casi ninguna, imperfección, ya que al ser brillante evidencia más los defectos.

Conclusión

Para terminar con este artículo queremos animarte a, de vez en cuando, renovar el ambiente de tu casa. 

Tómalo con calma porque es un proceso que requiere de paciencia para que los resultados sean óptimos. 

Si eres una persona creativa y quieres reflejarlo en tus paredes, puedes optar también por aplicar alguna técnica de pintura como trapeado, esponjado o lavado de color. 

Categorías: Casas Etiquetas:
Te puede gustar