El uso de los palés en interiorismo

27 febrero, 2018
Los palés sirven para algo más que el transporte, los podemos incluir en la decoración de nuestra casa y te aseguramos de que te quedará ideal.

Mirando a nuestro alrededor, vemos que cada vez es más frecuente el uso de los palés en interiorismo.

Comenzaron a ser usados durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), para facilitar el cargamento y transporte de distintas mercancías. Sobre esos palés, situados en la base de pequeñas grúas, se colocaban las mercancías y productos pertinentes.

Tradicionalmente uno de los ámbitos en los que destaca más su uso es  el sector agroalimentario, aunque poco a poco su uso se amplia a otros ámbitos, como veremos  más adelante en este artículo.

Cada vez es más usual reciclar este tipo de material, por lo que muchas veces no tenemos ni que pagar por él. Hay que tener en cuenta que es muy fácil trabajar con los palés, además, ofrecen múltiples posibilidades y resultados.

Otras maneras de escribir esta palabra son pallet, palet o paleta.

El uso de los palés en el interiorismo: ejemplos en dormitorios

Aunque pueda parecer sorprendente, utilizando palés se han creado auténticos muebles de diseño.

Es posible encontrarlos en cualquier espacio dentro y fuera de las casas. A continuación, te dejaremos algunos ejemplos muy originales del uso de los palés en interiorismo, concretamente en los dormitorios.

  • Como cabecero y somier

Si la zona de la almohada se encuentra contra la pared, es tan sencillo como colocar el palé entre ella y dicha pared. Igual de sencillo es utilizar los palés como somier, simplemente colocas sobre ellos el colchón y todo listo.

Puedes colocar ruedas, aunque quizás no sea lo más práctico, al menos con camas individuales.

  • Estanterías

Para lograrlo es tan sencillo como apilar de manera horizontal los palés, utilizando los huecos como estantes.

Otra opción consiste en colocarlos verticalmente, para poder crear un mini jardín colgante, ocupando así menos espacio al distribuir tus plantas.

Siguiendo esa misma estructura, podemos colgar perchas para los abrigos, bufandas o bolsos. También podemos utilizar las ranuras entre las láminas para colgar nuestros zapatos.

En realidad, podemos colocar estas estanterías en otros espacios, como en la cocina, colgando utensilios y tazas o en el trastero, colgando las herramientas.

  • A modo de biombo

Colocando de manera sucesiva, con cuatro palés quedaría un biombo con dos paneles, formado cada uno por dos palés, uno encima de otro.

Además, puedes usar la superficie para colocar ganchos con adornos o pósters. Así, podrás separar la habitación en dos ambientes.

El uso de los palés en interiorismo: mesas y bancos para distintos espacios

Podemos encontrar palés siendo utilizados como mesitas de café, de escasa altura. Lo normal es usar uno, como mucho con otro encima. Se pueden añadir ruedas debajo para que sea más fácil su traslado.

Pueden colocarse tanto en interiores como exteriores: terrazas, jardines… Suele quedar muy estético acompañarlos con bancos de escasa altura alrededor. Para dar un toque de color, podemos poner cojines sobre los asientos y respaldos, para que sean más cómodos.

Sofás hechos con palés como base

Además, el hueco que queda entra un palé y otro es ideal para guardar revistas, libros, los mandos de la televisión etc. Si el hueco es ancho, puede servir para colocar el DVD, el router, películas o unos pequeños altavoces.

Otra opción es utilizarlos en mesas de cocina o comedor, colocándolos sobre algún tipo de soporte de mayor altura.

El uso de los palés en interiorismo: ejemplos con frases o imágenes pintadas.

Aunque cada vez los venden en más tiendas, también lo puedes hacer en casa sin ninguna dificultad. 

La verdad es que las láminas de los palés son ideales para escribir frases sobre ellas.

En cuanto al tipo de letra, puede que te guste más el mismo en toda la pieza o que en cambio, prefieras mezclar estilos y colores. Las láminas pueden estar colocadas tanto vertical como horizontalmente, es algo bastante indiferente.

Cuadro hecho con palés con una imagen de una mujer pintada.

En otros casos, se pinta la superficie del palé y, sobre esa capa de pintura, se hace algún dibujo, a veces acompañado de texto.

El tamaño es indiferente, a veces, encontramos ejemplos de formatos tan grandes que son colocados encima de los cabeceros de las camas. Por ejemplo: palés con la representación de un mapamundi o decorados con motivos vegetales o animales.

 Uso de palés en decoración navideña

Algunas personas pintan la silueta del árbol de Navidad sobre un palé. Después, se puede colocar sobre un mueble o colgar en la pared, además, puedes añadir guirnaldas de luces para dar un toque más navideño.

Otra opción consiste en colocar las láminas de manera escalonada en una pared, casi a modo de estantes. Así se pueden colocar sobre cada lámina algunos adornos y figuritas.

También directamente puedes recortar la silueta del árbol y apoyarla contra la pared.

Árbol de Navidad hecho con las láminas de un palé, se ha decorado con luces y telas

Árbol de Navidad con palés / 2.bp.blogspot.com

Conclusión

Debemos tener en cuenta que existen muchas más variedades en cuanto a forma y estética. No hay que olvidar que podemos dejar la madera en su estado natural o pintarla total o parcialmente (frecuentemente son pintados de color blanco).

Por tanto, el uso de los palés en interiorismo es algo que puede dar mucho juego. Las opciones que encontramos son prácticamente innumerables. Por eso, mediante su uso, podrás conseguir espacios muy dinámicos, desenfadados y originales.

Te puede gustar