3 usos básicos de los espejos de forja

Estefany Hurtado · 26 febrero, 2018
Los espejos de forja combinan la elegancia y lo clásico con un toque rústico, perfectos para cualquier hogar.

Los espejos de forja son parte esencial de la decoración del hogar. En general, los espejos aportan amplitud y luminosidad a las estancias.

Además, son muy funcionales y útiles pues sirven para vernos antes de salir de casa, maquillarnos, vestirnos, etc.

En este artículo vamos a hablar sobre los espejos de forja, su material, así como sus usos y formas más comunes. 

Espejos de forja: ¿qué son?

La principal característica de este tipo de espejo es el material del cual están fabricados.

Se trata del hierro. Por lo tanto se caracterizan por ser muy resistentes. El color principal es el negro y además, la mayoría, están fabricados de forma artesanal.

Este material no sólo se utiliza para los espejos, sino también para mesas de recibidores o percheros.

La forja permite realizar diferentes formas y por ello encontramos espejos de forja con muchas curvas y formas casi imposibles y otros cuyas lineas son más rectas.

Espejo de forja en negro

¿Qué aportan los espejos de forja?

Este tipo de espejos aporta mucha elegancia a la estancia. Además se trata de un tipo de espejo muy clásico en el estilo rústico. 

Sin embargo, no solo se puede introducir en decoraciones de estilo rústico, sino que también se puede trabajar con él en otras decoraciones como la vintage. 

Además de combinar perfectamente con otros estilos, el espejo de forja queda bien con otros materiales como el cristal.

Elegancia y versatilidad son dos palabras que definen perfectamente los espejos de forja

Tipos de espejo de forja

Básicamente existen tres tipos de espejos de forja:

  • Rústico mediterráneo: este modelo es el que más acostumbramos a ver. Suelen ser cuadrados u ovalados y tienden a imitar una enredadera. Por ello, la forma de la forja está llena de formas curvas.
  • Estilo country: es el modelo que más se utiliza en las decoraciones de estilo rústico. Suelen ser de grandes dimensiones y el marco es de lineas rectas y más discretas que el rústico mediterráneo.
  • Modernos: la forja se adapta también a los tiempos más modernos, actualizando también sus espejos. Son, generalmente, espejos más geométricos y hechos a medida.
Espejo de forja estilo mediterráneo

¿Dónde quedan mejor?

Los espejos, en general, son un elemento más que bienvenido en casa.

Son indispensables en los baños y habitaciones y pueden estar también en otras estancias de la casa como, por ejemplo, el salón. 

En este caso, los espejos de forja son ideales para:

  • El recibidor: debido a que aporta mucha elegancia es perfecto para dar una primera impresión más que buena.

Además son perfectos para echar el último vistazo antes de salir de casa. Generalmente, se suelen combinar los espejos de forja con las mesas altas y un perchero, ambos de forja.

  • En la habitación: como cabecero de la cama. Ya os hemos dicho que estos espejos son súper versátiles y para darle un uso menos tradicional puedes optar por utilizarlo como cabecero.

El espejo, de por sí, da una ilusión óptica de amplitud, así que si tu habitación es pequeña ten en cuenta esta opción.

Si por el contrario tu habitación es amplia puedes optar por un espejo de forja de pie. Son perfectos para vestirse porque son de cuerpo entero.

Además, aportará a tu habitación una elegancia increíble. También hay espejos de forja de tocador. Este tipo es de un tamaño mucho más pequeño y como decoración queda perfecto. 

  • En el salón: el modelo country es perfecto para salones con estilo rústico o incluso industrial. Aportan a la estancia mucha calidez.

Además, los espejos en los salones también multiplican la luz. Son una buena opción si en tu salón entra poca luz natural. 

Usualmente imitan la forma de ventanas ovaladas o vidrieras.

Espejo de forja circular para recibidor

Espejo de forja en recibidor / broncesartisticos.com

Conclusión

Los espejos de forja son un elemento esencial en el estilo rústico, aunque bien es cierto que combina perfectamente con otros estilos. 

Con el paso de los años su forma de fabricación se ha modernizado e industrializado más, aunque en un principio eran de fabricación artesanal.

Este tipo de espejo aporta mucha elegancia a la casa, además es muy versátil pues, como hemos visto, puede ser usado en el recibidor, como cabecero o en el tocador.

Además, son espejos muy resistentes pues la forja es el moldeado del acero. Sin duda alguna, es un espejo para toda la vida.