Consejos básicos para la iluminación de tu casa

Estefany Hurtado · 29 enero, 2018

La iluminación es un aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de construir una casa, decorarla o reformarla. La iluminación de tu casa debe ser adecuada no solo al tipo de casa (grande, pequeña, piso, etc.) sino también a las actividades que se realizan en cada estancia. 

Algo que debemos recalcar es que la iluminación no hace referencia, únicamente, a la instalación eléctrica. Es decir, a los aspectos más técnicos sino también a la elección de la bombilla, tipo de lámpara, tipo de luz, etc.

Es más común de lo que se cree cometer errores en la iluminación de las casas debido al desconocimiento de ideas fundamentales y también por no preveer ni planificar este paso previo a cualquier reforma.

Para que no cometas errores en la iluminación de tu casa te daremos algunos consejos básicos para que los tengas en cuenta a la hora de reformar tu casa.

Tipos de luz en casa

Antes de comenzar con los consejos, conviene hacer referencia a los diferentes tipos de luz que podemos tener en casa. 

Por un lado, tenemos la luz natural. Este tipo es aquella que entra por ventanas, ventanales o puertas.

Es un tipo de luz que debemos potenciar en casa utilizando cortinas que dejen entrar el máximo de luz natural posible.

Habitación con luz natural

La cantidad de luz natural depende de la orientación que tenga nuestra casa.

Otro tipo de luz que nos encontramos habitualmente en casa es la luz general. Esta iluminación es la principal fuente de luz de una estancia. Generalmente se trata de lámparas de techo.

En cuanto a la luz ambiental, cabe destacar que es genial para salones o habitaciones donde relajarnos. Es una iluminación secundaria.

Por último, encontramos la luz funcional. Este tipo de iluminación es la que utilizamos, por ejemplo, para estudiar, o para iluminar el rincón de la lectura.

Es una luz auxiliar. Generalmente son flexos o lámparas de mesa.

Consejos para una iluminación perfecta

1. La iluminación de tu casa debe ser homogénea

Uno de los principios básicos de una buena iluminación es que esta sea homogénea. 

Esto excluye por completo las sombras. Para ello, es fundamental combinar diferentes tipos de lámparas y situarlas en el lugar correcto. 

La homogeneidad es fundamental porque a través de este principio básico conseguiremos que no haya una sobre-iluminación

La sobre-iluminación o exceso de luz puede resultar muy desagradable a la vista y en la decoración pues hace que la estancia se vea plana y sin matices.

Además, la sobre-iluminación genera un gasto eléctrico muy grande.

2. Tamaño adecuado

En la iluminación el tamaño es importante.

Uno de los pilares de la decoración y diseño de interiores es la proporcionalidad

Esto quiere decir que primero debemos tener en cuenta el tamaño del espacio y en función a este el de los elementos. 

Por ello, si la estancia a iluminar es pequeña, elige una lámpara acorde a ese tamaño. De lo contrario, una lámpara muy grande, hará que la estancia se vea más pequeña.

También cabe resaltar que debes tener en cuenta la altura del techo si vas a colocar un lámpara colgante.

Lámparas de techo para salón-comedor

Es muy incómodo llegar a una casa y estar siempre preocupado por no darse en la cabeza con la lámpara.

Si el techo es bajo, por favor, no elijas una lámpara muy larga.

3. Tipos de luz

Para la iluminación de tu casa también debes tener en cuenta los diferentes tipos de luz que hay ya que dependiendo de la estancia de la casa son recomendables unos u otros.

La luz cálida es ideal para habitaciones y para zonas de descanso y relax.

Por el contrario, la luz fría y blanca debe estar presente en estancias en las que generalmente haya más actividad. Por ejemplo, cocina, baño, oficina.

La intensidad de la luz también es importante. Por ello, una buena opción es colocar reguladores de intensidad. 

Esto servirá para adecuar la luz a cada actividad que estás haciendo, con lo cual ahorras energía al dosificar exactamente la luz que necesitas.

4. Más de una lámpara

La iluminación de tu casa también puede ser enriquecida a través de la combinación de varias lámparas. 

Esto, además de ayudarte en las tareas al proporcionar más visión, proporciona un ambiente más completo. 

Es importante que identifiques los puntos de luz que quieres resaltar para, sutilmente, hacerlo.

En la cocina, por ejemplo, vienen genial los rieles de luz integrada y lámparas colgantes en cada encimera. Eso sí, ten cuidado con las sombras y que no entorpezca la visión.  Para ello, evita que queden justo encima del área de trabajo. 

Lámparas colgantes para la encimera de la cocina

En los baños o vestidores, la buena iluminación es fundamental. Para ello utiliza iluminación en el techo y alrededor del espejo.

5. Productos de calidad

Una buena iluminación no solo depende de la distribución que se haga de la misma, sino del tipo de producto que utilicemos. 

Hoy en día el ahorro energético es uno los aspectos que se tienen en cuenta a la hora de elegir un tipo de bombilla u otro.

Nuestra recomendación es que, ante todo, elijas productos de calidad. Muchas veces escogemos productos un poco más baratos pero que finalmente no proporcionan el resultado esperado.

Conclusión

Como ves, la iluminación de tu casa es un aspecto al que debes dedicarle tiempo. 

No dejes la planificación de la iluminación para el final, sino, más bien antes de comenzar con la reforma o decoración dedícate a esta tarea.