La moda de los vinilos decorativos

24 febrero, 2018
Cada vez más se une más gente a la moda de decorar tus paredes con vinilos de distintas formas. Es una manera muy original de darle color a tu estancia.

En este artículo te presentamos los vinilos decorativos, una alternativa sencilla a la vez que original para decorar todo tipo de espacios, los cuales no tienen por qué ser necesariamente interiores.

Ahora, además de cuadros, fotografías, láminas o papeles pintados, podrás añadir los vinilos a tus opciones al adornar cualquier espacio.

Aunque pueden ser colocados sobre múltiples soportes, no todos ellos serán adecuados. Por ello, hay que prestar atención a la textura del soporte. Te lo anticipamos: cuanto más lisa sea la superficie escogida, mejor será el resultado final. 

Dependiendo de sus características y las superficies, los encontraremos con una durabilidad u otra. Lo normal son unos 5 años aproximadamente, aunque si la calidad es muy mala no tardarán mucho en despegarse.

¿Qué son los vinilos y qué tipos existen?

Ante todo deberíamos explicar qué son exactamente los vinilos. Se podría decir que son unas pegatinas usadas principalmente para decorar.

Su origen está en el policloruro de vinilo, un tipo de plástico muy versátil conocido también como PVC. Este a su vez, proviene de la polimeración del monómero del cloruro de vinilo.

En función de cómo sean colocados, encontramos distintas tipologías:

  • Adhesivo: es el tipo que más interesa en el caso de interiores. Simplemente debes retirar la cubierta pertinente sobre la parte adhesiva. Tras esto, solo tienes que colocar el vinilo sobre la superficie que desees.
  • Agua y jabón: al contrario que el caso anterior, son ideales para exteriores, ya que son más resistente a las condiciones  meteorológicas. Esto se puede aplicar perfectamente a los cambios de temperatura, por lo que es fácil encontrarlos también en superficies expuestas a cambios drásticos de temperatura, como en las cocinas o cerca de radiadores.
  • Electrostáticos: muy recomendables para escaparates de tiendas, locales, clínicas de cualquier tipo…  por ejemplo para presentarnos contenidos como promociones u ofertas, sobre todo para las de carácter temporal. 
Vinilo con la palabra love a modo de cabecero

Vinilo cabecero / vinilavinilos.com

Ventajas de usar vinilos decorativos

A continuación te dejamos algunos de los rasgos más distintivos de este tipo de material:

  • Colocación rápida y fácil: no pierdes nada de tiempo, solamente unos minutos, independientemente del tipo escogido. Como mucho el mayor problema que puedes encontrar es la aparición de burbujas, que si no desaparecen tras un par de días, puedes pinchar tú mismo con algún elemento punzante (agujas, alfileres…)
  • Retirada: al igual que la colocación, no supone ningún tipo de problema. Además, no deberían dejar ningún tipo de marca sobre la superficie. Si quieres puedes colocarlos en otra superficie
  • Bajo coste: realmente son muy baratos. El límite de precio ya es cuestión personal, pero no olvides que los más baratos están alrededor de 5 euros. Obviamente, cuanto más caro, mayor será su calidad y, por tanto, su durabilidad.
  • Diversidad: como veremos en el siguiente apartado, es fácil encontrar múltiples posibilidades, hablando tanto de tamaño como diseño. Esto influye directamente en la variedad de precios.
  • Facilidad de adquisición: actualmente puedes encontrarlos sin problema en comercios, incluso en tiendas online, que son las que quizás te puedan ofrecer mayor variedad.

Vinilos decorativos: algunos ejemplos e ideas

Queremos que conozcas algunos de los tipos más comunes.  Tienes que tener en cuenta la edad de aquellos que van a disfrutar dichos vinilos, ya que, por ejemplo,  se puede encontrar una sección entera para niños.

  • Animales:  algo gracioso y original es colocar un vinilo de ratón o ardilla sobre un interruptor, rodapié… También puedes colocar vinilos de pájaros sobre una cuerda, como si estuvieran posados en la cuerda de un tendedero. Alguno puede estar a punto de echar a volar.
  • Vinilos 3D: con ellos lograrás un efecto de trampantojo, dan gran sensación de profundidad. Lo más usual es que muestren paisajes o un animal que parezca que se va a arrojar sobre el espectador.
  • Plantas: flores, árboles, hojas de árbol cayendo desde la parte superior de la pared, enredaderas, dientes de león, ramas de árbol con vinilos de animales, en este caso pequeños mamíferos y aves. Por ejemplo: puedes colocar un mono sujetándose de una rama mientras que se balancea.
  • Personajes famosos: Audrey Hepburn, Marilyn Monroe, Eduardo Manostijeras, Che Guevara, Charlie Chaplin, The Beatles… También pueden ser personajes sacados de películas o cuentos infantiles.
Vinilo de pintura de Banksy

Vinilo de Banksy / vinilavinilos.com

Más ejemplos e ideas de vinilos decorativos

  • Vinilos musicales: pentagramas, auriculares, figuras musicales sueltas o la silueta de algún instrumento, del que puedan estar saliendo esas notas musicales.  
  • Fotoluminiscentes: son aquellos que brillan cuando la habitación se encuentra en penumbra. Suelen tener una duración de unas 5 horas. Aunque los podamos encontrar en cualquier habitación, son recomendables en los dormitorios o salas de juegos de niños pequeños.
  • Mapamundi: puede ser una silueta o estar personalizado, por ejemplo con vinilos de los animales propios de cada continente o país.
  • Paisajes: de la naturaleza o más urbanos. En relación con esto último, son muy utilizados los vinilos cuyas siluetas hacen referencia a ciudades fáciles de reconocer, como Londres, París, Roma o Nueva York.
  • Frases: de canciones. de personajes históricos, de novelas o motivadoras. También puedes colocar el abecedario.
Vinilo de un corazón rojo formado por palabras

Vinilos decorativos: lo que no debes olvidar

En primer lugar es preferible que su contenido se adapte a las características del entorno en el que van a ser utilizados.

Además, como ya has visto puedes contar con una enorme variedad, lo que te producirá facilidades a la hora de tener que decantarte por alguno.

Esto te dará mucho juego a la hora de escoger el diseño que más te guste, en parte porque puedes colocarlos en superficies tan diferentes como una puerta, una pared, un mueble o mismamente en un ordenador.

Te puede gustar