La versatilidad del espacio en el diseño

Teresa Montes · 28 febrero, 2018
La versatilidad es un concepto en la decoración que tiene mucha importancia, ya que si no la tenemos en nuestro hogar no estaremos aprovechando al máximo cada objeto y cada espacio.

El espacio y su adecuada distribución es una de las mayores complicaciones a la hora de aprovechar y explotar una superficie. Es por eso que la coherencia entre diseño y función es uno de los temas más importantes a la hora de plantear una solución arquitectónica para un ambiente.

En la mayoría de los casos los problemas no están en las dimensiones. Está en la creatividad y el ingenio que se tenga para hacer de cualquier espacio un lugar funcional y atractivo.

La versatilidad es un aspecto imprescindible. No debe perder protagonismo cuando hablamos de espacio y de sacarle el mayor partido. La capacidad de adaptación que se genera al distribuir correctamente un área va acompañada indudablemente de dos términos. Funcionalidad y practicidad.

Cada espacio posee un carácter diferente dependiendo del estilo que queramos darle. De esta forma, podemos dar un toque más serio, o por el contrario uno más desenfadado.

Los muebles y complementos juegan un papel muy importante ya que permiten separar ambientes y ganar espacio útil.

Pero ¿y qué pasa cuando disponemos de un apartamento pequeño? En este caso, lo más importante de todo es el ahorro y aprovechamiento del máximo espacio posible. Pero si además de esto, podemos dar un toque de diseño, mucho mejor.

En el post de hoy, os daremos unas pautas para conseguir un aprovechamiento máximo del espacio sin dejar de lado los estilos más apropiados para ello.

Cómo distribuir los muebles correctamente

A menudo nos podemos hacer la pregunta de si realmente le estamos sacado el máximo partido a tu casa y si los muebles están colocados acorde a unos criterios para conseguir funcionalidad. En estas líneas os daremos algunos trucos sobre cómo distribuir los muebles para crear diferentes rincones.

Hay muchos recursos que te permiten separar ambientes, pero los más recurrentes son los sofás y las estanterías.

Los sofás delimitan muy bien el llamado “área de conversación” del espacio: puedes hacer un grupo de muebles alrededor de la mesa de café, los sillones, la alfombra y el sofá. No los disperses demasiado para no dar una sensación de vacío, ni tampoco los juntes mucho. La cuestión está en no saturar el espacio y conseguir equilibrio.

Estantería que sirve para separar dos espacios

Estantería-pared / micasarevista.com

Las estanterías te permiten crear “falsas paredes” y además almacenar todas tus cosas dentro. Si juegas con la altura de las estanterías, puedes crear encimeras de trabajo entre la cocina y el área de comedor, por ejemplo.

Estilos versátiles en decoración

A continuación, explicaremos brevemente varios estilos en tendencia que se caracterizan por la versatilidad y practicidad.

Estilo industrial

Este estilo tiene su origen en la arquitectura de la industria de Nueva York de los 50.  Su principal atractivo visual es la colocación de ladrillo viejo y materiales metálicos. Además, se utiliza mucho el acero expuesto y elementos de madera. Por lo general es un estilo frío, rústico y un poco rudo. Este estilo es ideal para dar sensación de profundidad ya que utiliza los materiales adecuados para ello.

Estilo escandinavo

Este estilo es original de los países más fríos del norte de Europa, como Noruega, Dinamarca o Suecia. Estos países se caracterizan por mezclar en sus diseños la artesanía con los procesos industriales. Utilizan mucho materiales naturales como la madera o el mármol combinándolos con colores claros y líneas rectas. Su fundamento básico es la sencillez,  el confort y sobre todo la funcionalidad. Este estilo es perfecto para ganar espacio ya que utiliza elementos naturales que dotan de amplitud a tu hogar.

Armario versátil estilo escandinavo

Armario estilo escandinavo / homify.com

 Estilo étnico

La idea principal de este estilo es la utilización de mobiliario robusto y contundente, de líneas rectas. Es muy parecido al escandinavo con la diferencia que este es más bohemio. Además, se centra mucho en la utilización de accesorios y elementos específicos de diversas culturas étnicas. Con este estilo conseguirás dar un toque de personalidad a tu hogar y crear un espacio único.

Estilo rústico

El estilo de decoración rústico intenta asemejar un hogar de una gran ciudad a una casa que dé la sensación de estar en la naturaleza. Con este estilo podemos dar ese toque rural-chic a una casa.

La madera juega un papel muy importante en este estilo ya que todo lo relacionado con la naturaleza y el campo está en plena relación con elementos naturales. Las plantas tambien son importantes ya que dan ese toque de verdor y frescura al ambiente. Además, es un estilo muy casual, confortable y acogedor.

Estilo rústico para aprovechar el espacio

Estilo rústico en madera / delikatissen.com

Todos estos estilos se caracterizan por el uso minimalista de materiales que dan una sensación de amplitud. Es importante descubrir cual es el estilo que mejor encaja con tu personalidad, y que te va a permitir sacar más partido a tu hogar. Si lo que buscas es dar un toque funcional y versátil a tu hogar, cualquiera de estos, es perfecto para ti.