Los 6 principios del diseño

21 febrero, 2018
El diseño de interiores está totalmente ligado con la decoración, aunque cada persona tiene sus gustos y preferencias, hay 6 principios básicos que debes seguir si quieres triunfar decorando.

Los 6 principios del diseño son aplicados a muchas áreas profesionales. No solo es utilizado en el interiorismo sino también en diseño gráfico, por ejemplo.

Antes de hablar sobre estos 6 principios básicos, es necesario hacer una distinción entre diseño de interiores y decoración de interiores.

Es necesario porque, aunque en muchas ocasiones se utilicen indistintamente, no son lo mismo.

¿Qué es el diseño de interiores? ¿Y la decoración de interiores?

La diferencia radica, básicamente, en que el diseño de interiores requiere conocimientos sobre estructuras, arquitectura, funcionalidad, etc. de los edificios o estancias.

La misión del diseño de interiores puede abarcar desde una obra nueva hasta una reforma o restauración.

Mientras que la decoración de interiores es el hecho de utilizar el espacio de forma adecuada y funcional para colocar los muebles y la decoración en general. 

Son diferentes conceptos y cada uno cumple con su papel. Bien es cierto que muchos diseñadores de interiores están altamente cualificados para decorar. Por lo tanto, en muchas ocasiones no se necesita contratar un decorador. 

Sin embargo, en otras muchas ocasiones, el diseñador de interiores tiene que trabajar mano a mano con el decorador. 

La decoración de interiores es una faceta más del diseño de interiores

De lo que no nos cabe duda es que estos 6 principios del diseño pueden ayudarte tanto en el diseño de interiores como en su decoración. Así mismo, en cualquier faceta artística se pueden aplicar.

Los 6 principios del diseño son:

Principio 1: énfasis/ punto de enfoque

Consiste en darle el protagonismo a un elemento o punto de la estancia a través del color y el tamaño. 

Para identificar el punto focal, basta con entrar a la estancia y ser conscientes de hacia dónde se dirige nuestra atención.

Podemos hacer énfasis en elementos naturales, y si no tenemos creamos puntos focales artificiales, como chimeneas.

A través de diferentes tamaños o puntos de color damos más protagonismo y atención a ciertos elementos, rompiendo así la jerarquía visual y fomentando otros puntos de interés. 

Habitación neutra con el punto de enfoque en la planta

Principio 2: balance/equilibrio

Este principio de diseño trata de mantener la armonía. Un espacio en balance o equilibrio da la sensación de terminado, de reposo.

Para tener esta sensación es importante cómo y dónde están situados los elementos dentro de la estancia.

Hay dos tipos de balance:

  • El formal: también conocido como balance simétrico causa el efecto de imagen despejada.
  • El informal: hace referencia a la asimetría. En este tipo de equilibrio, se utilizan elementos con el mismo peso visual, aunque diferente forma. Esto da calidez y casualidad.

Principio 3: ritmo/movimiento

Este principio del diseño es importante porque hace que nuestro ojo perciba el conjunto de elementos como un todo unificado.

El ritmo o movimiento es la facilidad con la que nuestros ojos pasan de unos elementos a otros

Existen dos formas de aplicar este principio:

  • A través de elementos dispuestos de forma radial.
  • Colocando elementos de forma lineal. 

El ritmo se crea a través de secuencias de formas, colores, o texturas.

Decoración radial entorno a la mesa de comedor

Decoración radial / allmodern.com

Principio 4: proporción/ escala

Este principio es muy importante ya que lo que se quiere lograr es que en las estancias haya objetos o elementos que estén en proporción con el espacio. Es decir, que no sea muy grande o muy pequeño sino del tamaño adecuado.

Formas de aplicar este principio:

  • Tamaño: elementos de diferentes dimensiones relacionados entre sí.
  • Proporción: elementos relacionados unos con otros y son visualmente armónicos.
  • División: elementos divididos en diferentes tamaños que forman una unidad.

Principio 5: armonía/ sucesión

Este principio aboga por la consistencia de tamaños y formas y la armonía entre los colores y los patrones. 

Esto se consigue con la repetición de elementos a lo largo de la estancia variándolos y alternándolos con otros.

Pero ¡cuidado! porque tanta repetición puede resultar aburrido y tanta variación causa sensación de inestabilidad. Por ello, la clave para un buen diseño es dar con la mezcla adecuada. 

Habitación decorada con detalles en lila siguiendo el principio de armonía

Principio 6: simplicidad/ complejidad

Este principio hace referencia a la forma en  la que distribuimos los elementos. 

  • Simplicidad: los elementos están dispuestos de forma organizada y ordenada, siguiendo un patrón.
  • Complejidad: los elementos dispuestos de forma desordenada, no siguen una lógica.

Conclusión

La clave para que un diseño o decoración tenga éxito es aplicar estos principios del diseño.

Realmente son principios lógicos y fácil de aplicar en nuestro hogar. 

 

Te puede gustar