Pop Art en decoración: todo lo que necesitas saber

Estefany Hurtado · 28 febrero, 2018
Es un estillo lleno de vitalidad, color y dinamismo. Evocando siempre a la vida cotidiana de las personas y los elementos que usamos a diario.

El Pop Art en decoración no es solo un estilo , sino un reflejo una corriente artística. 

Seguramente habrás visto muchos elementos de esta corriente en casas, oficinas o tiendas y es que este movimiento artístico no solo tuvo repercusión en el arte o la publicidad, sino también en la decoración de interiores.

En este artículo te damos todas las claves del Pop Art en decoración para que puedas introducir este estilo en tu casa.

¿Qué es el Pop Art?

El Pop Art es una corriente artística que surgió en los años 60 en Estados Unidos e Inglaterra. 

Es un movimiento artístico inspirado en la publicidad, los cómics y los objetos y marcas del momento utilizadas por las masas

Se caracteriza por ser atrevido y utilizar imágenes de la cultura popular de aquella época como fuente de inspiración.

Muchos expertos en decoración coinciden en la idea de que el Pop Art es todo lo contrario al minimalismo.

En el Pop Art, precisamente, las normas o reglas de estilo no existen. Es ese su encanto. Nace con la idea de quebrantar las normas conservadoras del diseño y decoración de interiores.

Es un estilo que llena cualquier estancia de luz y vitalidad gracias al uso desmedido del color.

Pop Art en decoración: claves

El color

El color en el Pop Art es fundamental. No se podría entender este estilo sin el uso de colores brillantes, chillones y vivos. 

El contraste de colores no es sólo una opción, sino más bien una obligación en este estilo.

Ahora bien, tanta combinación de color corre el riesgo de salir mal, para ello se propone utilizar un fondo de color neutro para darle el toque de color con los elementos. 

Recuerda que el objetivo no es llegar a la psicodelia sino crear combinaciones equilibradas.

Los colores más utilizados por el Pop Art en decoración son: rojo, lila, amarillo, verde, fucsia, naranja, rosa y blanco.

Este estilo de decoración también permite el uso de formas geométricas en el papel de pared como por ejemplo círculos, rayas de colores, rombos, cuadraros etc.

El mobiliario

Los muebles del Pop Art son muy llamativos, por eso se recomienda que estén en total armonía con los colores de las paredes.   

Por ello, lo mejor es que si la pared va a ser de un color llamativo los muebles sean más neutros y viceversa.

Otra de las cosas que resalta del mobiliario de este estilo son sus formas. No son para nada convencionales y a nadie deja indiferente. Tienen formas tradicionales pero también excéntricas.

Bañera roja y decoración Art Pop

Bañera y decoración Art Pop / tile.expert

Recordemos que se trata de un movimiento artístico así que los muebles son un reflejo de la creatividad de los diseñadores de aquella época.

Aún pueden conseguirse piezas originales pero siempre puedes buscar reproducciones ya que son más fáciles de conseguir.

Algunos diseñadores famosos de la época Pop Art son Eames, Saarinen, Andy Warhol, Jeff Koons.

Materiales

El material más utilizado en el Pop Art en decoración es, sin duda alguna, el plástico. 

Esto se debe a que es un material sólido, flexible y barato. Es por ello que casi todas las sillas de este estilo están hechas de plástico.

Un clásico es la silla Panton, que fue la primera silla de la historia fabricada en un único molde.

Silla panton de plástico rojo

Silla Panton roja / artdesigntendance.com

Elementos decorativos

El Pop Art en decoración tiene su base en el uso del color, como hemos mencionado antes, pero también de imágenes.

Estas imágenes son la representación de la cultura popular.

Por ello es común ver imágenes a todo color de estrellas de cine o del mundo de la canción, así como de marcas famosas (tomate Campbell, Coca- Cola, etc), cómics o anuncios de publicidad.

Lata de tomate Campbells de Andy Warhol

Si te decantas por esta decoración, en tus paredes no pueden faltar este tipo de imágenes.

Los cuadros de Andy Warhol son el modelo que puedes seguir. 

Recomendaciones finales

Es importante que recuerdes que, aunque se trata de un estilo muy colorido, no debemos recargar en exceso las estancias. Por ello debe haber un equilibrio y un contraste en los colores. 

Por otro lado, si quieres introducir este estilo en tu casa estaría bien hacerlo gradualmente. De esta forma pruebas si realmente este estilo va contigo o no.

Es un estilo divertido así que no te agobies y diviértete mientras redecores tu casa.

El Pop Art en decoración permite utilizar toda nuestra imaginación y crear composiciones únicas y personales. 

Es un estilo que puedes combinar perfectamente con otros, por ejemplo con el industrial.

Además, llevar a cabo el Pop Art en nuestra casa no tiene por qué ser caro, a no ser que quieras piezas originales.

Si no es tu caso puedes hacer cuadros DIY imprimiendo algunas imágenes que imiten las obras de Andy Warhol, o algún anuncio de la época y colocarlo en tu pared.

Es realmente sencillo introducir el Pop Art en la decoración de tu hogar.