Relojes de pared: los grandes olvidados

19 febrero, 2018
Con la tecnología abriéndose camino con tanta fuerza, hemos dejado de lado los relojes de pared que antes adornaban nuestros salones o cocinas. Con estas ideas querrás volver a colocarlos en tu pared.

A lo largo del tiempo, los relojes de pared han ido cayendo en el olvido. Esto se debe, quizás, a que en el mundo moderno en el que vivimos cada vez es menos necesario tener la hora en la pared cuando tenemos móviles o smartwatch (relojes inteligentes).

No obstante, durante los últimos años el uso del reloj de pared se ha puesto en tendencia ya que no se busca tanto su utilidad sino su potencial decorativo. 

En el artículo de hoy hablaremos de las ventajas de poner, al menos, un reloj de pared en nuestra casa. Así como los tipos y los lugares más habituales para situarlos.

Ventajas

Las ventajas de los relojes de pared, además de mantenernos informados de la hora, son las siguientes:

  • En primer lugar, un reloj de pared completa a la perfección una pared vacía ya que, perfectamente, puede sustituir un cuadro. 
  • Su funcionalidad sigue siendo una ventaja que nadie pone en duda. Aunque, bien es cierto, que cada vez más se prescinde de su función para sólo enfocarse en su característica decorativa.
  • Es un detalle que dota de estilo y personalidad una estancia.
  • Hay gran variedad de estilos y formas, por lo que es muy fácil encontrar el reloj perfecto para nuestra casa.
  • A través de sus múltiples estilos nos pueden transportar a otras épocas. 
Distintos modelos de relojes de pared

¿Dónde colocar un reloj de pared?

Como hemos mencionado antes, los relojes de pared son ideales para decorar un pared vacía de cualquier estancia.

Lugares esenciales

  • Cocina: en esta estancia de la casa es bastante útil tener un reloj. Para que no se nos pase la tarta en el horno o para no alargar más de la cuenta los desayunos.

Un lugar ideal para colocarlos puede ser encima de la campana o en cualquier lugar que quede visualmente accesible

Un aspecto importante es el tamaño del reloj. Últimamente están muy de moda los relojes XXL, la verdad es que son preciosos, pero hay que tener cuidado con ellos.

Como ya hemos dicho en muchas ocasiones, las proporciones son importantes así que en cocinas muy pequeñas elige un reloj de tamaño moderado.

De lo contrario tu cocina parecerá más pequeña de lo que realmente es.

  • Salón: es el lugar por excelencia para colocar un reloj de pared. Sobre todo si tenemos alguna pared vacía que necesite un toque especial.

Es importante que tengas en cuenta el estilo del salón para que el reloj, aunque le de un toque diferencial, quedé en armonía con el resto de elementos.

Aunque tengas un pared grande, elige un reloj sencillo para evitar que el espacio quede muy recargado

Más opciones para los relojes de pared

  • Despacho/oficina en casa: fundamental para un buen rendimiento en el trabajo es ser organizado con el tiempo, ¿qué mejor que un reloj para ello?Además, si eliges uno llamativo y moderno seguro que te inspiras más.
  • Habitación infantil: en esta estancia de la casa los relojes de pared son súper útiles y trae múltiples beneficios para los niños.

Por ejemplo, pueden ir aprendiendo las horas y también a tener un mayor control sobre su tiempo y cómo lo distribuyen en cada actividad. 

Reloj de pared infantil verde agua

Evidentemente, los relojes de pared para habitaciones infantiles debe ser acorde a la decoración de las mismas o de alguna temática que a los niños les guste.

Por ejemplo de animales, en la que cada hora es un animal.

  • Habitación principal: muchos son los partidarios de no tener un reloj de pared en la habitación por miedo al ruido y a no poder dormir a causa de éste.

No obstante, muchos relojes son simplemente decorativos, es decir no tienen la maquinaria que les hace funcionar

Así que si simplemente quieres un reloj sin preocuparte por el ruido puedes tenerlo.

Lugares insospechados

  • Entrada principal: aunque es poco habitual, queda perfecto un reloj de pared junto con un perchero y un espejo.
  • Cuarto de baño: sí, los relojes de pared también los podemos ver en los baños. Son muchas las personas que no comparten esto porque afirman que el baño es lugar de relax y no de preocuparse por la hora.

Aún así, si se sabe elegir bien puede quedar genial.

Estilos

En materia de relojes de pared hay un sinfín de diseños. Desde los más clásicos a los más vanguardistas.Hay de todos los tamaños, colores y formas.

Habitualmente, estos son los estilos más utilizados:

  • Vintage: pueden ser de madera o metálicos, pero casi siempre sus números son romanos. Nos recuerdan a los relojes de las estaciones de ferrocarril.
  • Gran esfera circular. 
  • Cuco modernizado.
  • Péndulo.
  • Vinilos: son prácticos y divertidos ya que permiten colocarlos como más nos guste. Consiste en pegar los números alrededor de la estructura mecánica.
  • Formas originales: figuras geométricas, en forma de animales, etc.
Reloj de pared vintage con números romanos

Conclusión

Los relojes de pared, por sí solos, dan mucho estilo y personalidad a la estancia donde decidas situarlo. Generalmente no precisan más elementos que le acompañen.

Sin embargo, hay algunas opciones que permiten jugar con los relojes y así dar un estilo mucho más personal.

Por ejemplo, puedes, en vez de un reloj XXL, crear composiciones con 3 o 5 relojes de igual forma pero distinto color.

O con horas de diferentes países o ciudades.

Los relojes de pared son un elemento funcional y decorativo muy versátil que no puede, ni debe, caer en el olvido. 

 

Te puede gustar