Ideas para decorar con estilo victoriano

El estilo de decoración victoriano puede resultarte algo cargado, pero te enseñamos a decorar con él sin sobrecargar tu hogar.

Como estamos viendo a nuestro alrededor, actualmente es tendencia decorar con estilo victoriano, aunque con algunas pequeñas adaptaciones.

Este estilo se desarrolló en Inglaterra desde mediados a finales del siglo XIX. Coincide con el reinado de Victoria, de ahí su nombre. Fue un período en el que destacó la industrialización, por lo que surgieron bastantes innovaciones.

De esta manera surgieron ambientes cálidos y acogedores, aunque algo excesivos y recargados, apenas hay espacios vacíos.

En general, destaca lo ornamental, tanto en exteriores como en interiores. Siempre están presentes objetos como candelabros (dorados o plateados), relojes, pequeñas esculturas…

Es un estilo que daba (y sigue dando) un especial protagonismo a los techos y paredes. Como consecuencia de esto, es bastante usual encontrar distintos tipos de molduras y zócalos. Además, en las paredes de cualquier sala de la casa es habitual encontrar fotografías en blanco y negro o láminas enmarcadas.

Ideas para decorar con estilo victoriano un dormitorio

  • Camas: destacan por su solidez y carácter pesado, también por su gran tamaño. Pueden estar hechas en madera o metal. Puedes añadir un cabecero y/o un piecero, tapizados o no. También puedes poner un dosel, siempre con atención para que no quede un ambiente sobrecargado.
  • Colchas, cojines y almohadas: sería ideal que tuvieran algún tipo de encaje. Para acercarte más a este estilo, puedes optar por colocar muchos cojines encima de la cama, aunque pueda quedar algo recargada. Para evitar esa sensación de saturación visual,  debes escoger con cuidado el tono y tela.
  • Alfombras: cuantas más, mejor. En este caso, puedes mezclar tejidos y estampados.
  • Butaca o sillón: podrás conseguir un rincón perfecto para leer. De nuevo, tenemos que hablar de tapizar este tipo de mobiliario.
  • Lámparas: las de araña son las más vistas. Podemos ponerlas también en otros espacios de la casa, siempre colgando del techo. Además, las encontrarás en distintos materiales, aunque las de cristal son las más tradicionales.
  • Cortinas: sería ideal que estuvieran estampadas con motivos florales. Son muy recurrentes los terciopelos y bordados. No olvides que deben llegar hasta el suelo, es más, si es posible, deja que arrastren un poco. Obviamente, esto se aplica a las cortinas del salón, comedor, biblioteca…

Sí que es cierto que cada vez más se está apostando por colores claros, por lo que si te gusta más, puedes escoger cortinas claritas. Además, puedes dejarlas sueltas o recogerlas con algún tipo de lazo o borla.

Dormitorio estilo victoriano

Decorar con estilo victoriano el comedor y salón

  • Espejo: nunca puede faltar uno, preferiblemente si está tallado o tiene algún toque en dorado. Puedes colocarlo sobre un aparador. No olvides que los espejos son el recurso perfecto para dar mayor sensación de amplitud en los espacios.
  • Mesas: la principal, en la zona central, tiene que ser rectangular con las patas torneadas. Puedes añadir un mantel con encajes y sobre este, un centro de flores.

Además, puedes colocar uno o más juegos de mesitas en el salón y comedor. Predominan las líneas onduladas y los detalles en madera realizados a mano.

  • Sillas: con el respaldo algo abombado. El asiento y respaldo suelen estar tapizados, normalmente con motivos estampados o con rayas. Si tienen brazos, lo mejor es que sean de madera o estén teñidos de color dorado. Al igual que los sillones y butacas, las sillas suelen ser bastante pesadas y sólidas.
  • Paredes: en su origen se optó por usar colores oscuros, algo que en la actualidad sí ha cambiado: cada vez se usan más los colores claritos. Otra opción consiste en usar papeles pintados, algo aplicable también a los dormitorios.
  • Vitrinas: son perfectas para mostrar objetos de todo tipo. Una alternativa consiste en colocar una estantería de cristal en una zona en esquina.
  • Chimeneas: sabemos que esto no es tan fácil de conseguir, pero puedes tenerlo en cuenta si tienes la oportunidad.
Salón estilo victoriano

¿Cómo puedes decorar con estilo victoriano el cuarto de baño?

  • Bañera: exenta, sin estar adosada a la pared. Sería perfecto que tenga las patas contorneadas.
  • Lavabo: los de consola en forma de pedestal son muy adecuados.
  • Añade detalles en tonos dorados y ocres: además, no olvides que puedes colocar plantas en cualquier zona.
  • Velas: actualmente puedes optar por las aromáticas, por lo que conseguirás un ambiente aún más relajante e íntimo. También puedes colocarlas en candelabros, que pueden estar sujetos a la pared mediante apliques.
  • Espejo: de gran tamaño y preferiblemente dorado, ya sea total o parcialmente.
  • Si tienes espacio suficiente, puedes colocar alguna butaca o silla.

Cómo decorar con estilo victoriano tu jardín

En los interiores comenzaron a cultivarse plantas de todo tipo, incluso exóticas. Esto fue trasladado a los exteriores, con maravillosos y elegantes jardines.

No hay nada como un jardín inglés

-Reina Victoria-

No podemos olvidar que el jardín era casi como una habitación más de la casa, se le daba mucho uso. Ante todo era lugar para reuniones y encuentros, además de lugar donde pasear y relajarse.

A continuación podrás ver algunas de los objetos de los que te puedes servir para hacer un verdadero jardín al estilo victoriano. Obviamente tendrás que tener en cuenta el espacio del que dispones, para poder adaptarte a él.

  • Muebles: en general lo habitual es encontrar sillas y mesitas de metal, formando pequeños rincones para descansar.
  • Caminos o senderos: con arena, grava o piedras pequeñas.
  • Es muy importante la división de espacios, con secciones para separar las hortalizas, frutas, flores y las plantas más exóticas.
  • Invernaderos: de tamaños variados, servían para cuidar plantas que posteriormente, en la primavera, serían llevadas de nuevo al jardín.
Sillas y mesa metálica en blanco de estilo victoriano

Como ves, decorar con estilo victoriano en la actualidad puede llevarnos, por ejemplo, a reutilizar objetos y muebles viejos a los que ya no dábamos ningún uso. De esta manera, conseguirás interiores cálidos, tradicionales, sin perder la sensación de comodidad, mantenida e incluso ampliada gracias a la buena adaptación de este estilo tras el paso de los años. Además, las principales ideas pueden aplicarse a cualquier espacio de la casa, ya sea exterior o interior, por lo que puedes conseguir un estilo completamente homogéneo.

Categorías: Casas Etiquetas:
Te puede gustar