Consejos para elegir horno

Francisco · 5 febrero, 2018

A la hora de elegir horno se deben tener en cuenta dos aspectos: diseño y eficacia. Resulta muy importante aunar estos dos conceptos para atribuirle personalidad a la cocina; para ello, pueden ser útiles algunos consejos.

El horno se configura como un dispositivo imprescindible en la cocina. La mejora del gusto culinario ha perfeccionado las cualidades de este aparato y permite un avance en la calidad del cocinado.

En la actualidad se diseñan hornos con simplicidad y elegancia, no adquieren  protagonismo entre el mobiliario y logran integrarse con la unidad que debe tener una cocina; en otras palabras, se trata de que guarde equilibrio con el conjunto.

A continuación se presentan una serie de aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir horno.

Diseño y color

La tecnología y la decoración de interiores ha generado hornos con distintos tipos de acabado. Normalmente los colores blanco y negro son los más recurridos; cualquiera de las dos opciones facilitan la compenetración con el resto de mobiliario.

Por supuesto existen otros diseños y colores más atrevidos que pueden llamar más la atención; sin embargo, la tendencia general de uso en el mundo de las cocinas suele ser el blanco o el negro, principalmente por transmitir neutralidad y sencillez.

Alternativa de hornos de colores no neutros

Hornos de colores llamativos / pallomaro.com

Los hornos se suelen disponer empotrados a un mueble para no ocupar espacio y facilitar la accesibilidad al usuario, con facilidad de apertura de la puerta.

Resultan más cómodos aquellos que se encuentran en altura para las personas; en cambio, existen otros modelos, cada vez menos aplicados, en los que hay que agacharse, lo cual supone cierta dificultad de manipulación y acceso.

Por otro lado, cabe destacar la importancia del material. El acero inoxidable se posiciona como el principal recurso para el diseño de hornos. Su resistencia y capacidad de aguante hacen de este material el más popular en los procesos de fabricación.

Gama media y alta

Los hornos multifunción logran un proceso de cocinado más perfeccionado. Se combinan en él cuatro fuentes de calor:

– Superior.
– Inferior.
– Trasera.
– Doble grill.

Normalmente este tipo de hornos poseen Hydroclean. Este dispositivo permite la limpieza interna, la cual requiere únicamente una aplicación de agua y el resto lo realiza el propio aparato. De esta manera se facilita la vida de las personas.

A su vez, otro elemento fundamental en estos hornos es la programación automática. Se pueden establecer los tiempos de encendido y apagado, la temperatura, cambios en el proceso, intensidad, etc.

Horno hydroclean con mobiliario de cocina

Se podría destacar que, además de estas características, el sistema de ventilación de gases es otro factor a tener en cuenta. Muchos hornos tradicionales no evacúan el aire interior si no se abre la puerta; para ello se ha encontrado una solución.

Los hornos multifunción expulsan gases internos que, en gran medida, perjudican el sabor de los alimentos. La ventilación del mismo proporciona un acabado perfecto para el cocinado y facilita la visibilidad exterior.

El mejor resultado en la cocina se logra a través de buenos electrodomésticos. A la larga, resultan ser muy rentables, ya que ofrecen calidad y resistencia

Nuevas tendencias tecnológicas

Para aquellas personas que no quieren perder tiempo en la cocina, tienen la opción de tener un horno con posibilidad de ser también microondas. Lo que permite es un cocinado multifunción propio de un horno pero en la mitad de tiempo.

La calidad de la comida no empeora con este tipo de hornos; en realidad, sucede completamente lo contrario, ya que los avances tecnológicos se amoldan a las necesidades diarias de las personas.

¿Y si no se tiene tiempo de limpiar? Ya se ha hablado anteriormente del autolavado de un horno; no obstante, otro prototipo de limpieza interior es el horno pirolítico.

La función de este horno es desintegrar la suciedad a una temperatura elevada según se activa el dispositivo pirolítico. No es necesario hacerlo cada vez que se use, puede hacerse cada cierto tiempo. La suciedad se convierte en ceniza y se recoge con un paño.

Horno pirolítico

Otra tendencia que se abre camino son los hornos de vapor. Cada vez tienen más presencia en los hogares. Este permite cocinar alimentos de forma saludable, elimina la materia grasa y son pirolíticos.

Horno adaptable a las necesidades del usuario

Cualquier persona que quiera aprovechar su cocina, preparar buenas comidas y emplear el menor tiempo posible, debe escoger el horno que mejor se adapte a sus necesidades.

Es importante comparar funcionalidades. No todos tienen la misma facilidad de manipulación y algunos carecen de avances tecnológicos.

Bien es cierto que mucha población prefiere los hornos convencionales, capaces de cocinar todo tipo de guisos; sin embargo, siguen teniendo inconvenientes a la hora de limpiarlos o de elaborar cocina más sofisticada.

En definitiva, el mejor consejo para escoger un buen horno es tener decidido el tipo de cocinado que se pretende elaborar, el tiempo del que se dispone y las comodidades que se pretenden alcanzar.