10 casitas de madera para niños

1 marzo, 2018
Son el elemento perfecto para que tus hijos jueguen durante horas y horas sin aburrirse. Además puedes construirlas tú mismo y hacer que participe tu pequeño.

Al hablar de casitas de madera para niños, nos encontramos con bastante variedad, hablando tanto técnica como económicamente.

Normalmente, cuantos más accesorios tengan (como puerta trasera, ventanas con jardineras, porches, chimeneas…) más alto será su precio.

Si no quieres (o puedes) construirlas tú mismo, siempre puedes encontrar tiendas que incluyan el servicio de montaje. En el caso de que quieras hacerlas tú mismo, es recomendable hacer antes una maqueta en menor tamaño para tener todo controlado y organizado.

En general, los precios varían entre los 300 y 1500 euros. Estos costes siempre pueden reducirse si optas por construirla tú mismo.

En muchas ocasiones vienen sin pintar, de este modo, podrás encargarte tú mismo de personalizarlas.

A la hora de elegir la casita de madera hay que tener en cuenta cuál es la edad de los niños, ya que de ello derivarán sus principales características. Obviamente no es lo mismo una casita para un niño de tres años que para uno de diez.

Dónde podemos colocar las casitas de madera para niños

Normalmente se pueden colocar sobre cualquier suelo, ya sea jardín, terraza, tierra o cemento.

Pueden llegar a ser muy originales, aunque en estos casos pueden ser más difíciles de encontrar en las ciudades, estamos hablando de las casitas que se encuentran construidas en árboles. Parecen sacadas de algún cuento.

Casita en el árbol para niños

Casita en el árbol / padres.facilisimo.com

Otra variante consiste en aquellas que pueden ser colocadas en areneros o en suelos de caucho, material que en ocasiones es reutilizado. Son ideales para niños muy pequeños, por lo que las encontramos sobre todo en parques, guarderías o colegios.

A veces, independientemente de la superficie en que se encuentren, algunas se encuentran fijadas sobre cuatro postes, estando por ello algo elevadas. En ese caso, es necesario algún tipo de escaleras para poder acceder a ellas.

Algunos ejemplos de casitas de madera para niños

Como veréis a continuación, podemos encontrar diseños muy variados y con distintos grados de complejidad, de lo que derivarán los precios.

  • Las más sencillas: son aquellas que tienen un menor tamaño, tienen simplemente cuatro paredes, una puerta y una ventana. A causa de ese pequeño tamaño, pueden ser colocadas en el interior de cualquier habitación, lo que puede ser una ventaja, sobre todo en invierno. Son las que se recomiendan para los niños más pequeños. 
  • Casas con dos pisos: en este caso se cuenta con diseños realmente muy elaborados.
  • Tu casita de madera para niños con palés: este tipo de material cada vez es más usado tanto en diseño de muebles como accesorios para el hogar. Son bastante baratos e incluso puedes encontrarlos de forma gratuita, por ejemplo usando palés reciclados. Así, se abarataría el coste final de la casa.
Casa hecha a mano con palés

Casa hecha con palés / muebleshechosconpalets.com

Su construcción es bastante sencilla, simplemente tienes que construir la estructura. Sobre ella se colocan paneles, con los que se hace el tejado y la puerta, a la que hay que poner unas bisagras.

  • Casitas construidas en árboles: para las que debes elegir árboles fuertes y robustos. Puedes comprarlas directamente o bien construirlas tú mismo.
  • Casas con tobogán: estas son las que colocamos en areneros o suelos de goma. La superficie en la que dispondremos este suelo debe ser firme, seca y estable. 
  •  Casas realistas: diseños que se inspiran en el de casas reales. Como son versiones en tamaño mucho más pequeño, siguen siendo muy fáciles de montar. Además, aportan un toque muy moderno a la vez que original.

A veces, en los diseños más elaborados, pueden presentar pequeñas vallas para delimitar la zona de acceso al interior. Realmente serían como las casas 

Casita para niños realista / smartplayhouse.com

Otra variante de casitas de madera para niños: las casas de muñecas

Este tipo de casas presentan varias modalidades, sobre todo al hablar de tamaños.

  • Algunas se encuentran abiertas por una de las paredes, por lo que siempre queda visible el interior. Suelen ser baratas, pequeñas y fáciles de transportar.
  • En el caso de las casas más elaboradas, podemos ver casas de gran tamaño que cuentan con un pequeño espacio para que se sienten uno o dos niños. Ese espacio, en que se podrían colocar dos sillitas, puede estar delimitado con unas puertas de unos 70 cm de altura.
  • Por último, al igual que encontramos casitas inspiradas en edificios reales, lo mismo ocurre con las casas de muñecas. Como consecuencia podemos ver casas verdaderamente modernas a pequeña escala.

Además, no olvides que cuando los niños crecen, estas casitas de madera, si son de un tamaño relativamente grande, pueden ser reutilizadas como cobertizos o pequeños almacenes.

Hasta ese momento habrán sido lugares donde han podido desarrollar su imaginación y creatividad, lugares con los que cualquiera ha soñado durante la infancia.

Te puede gustar