5 consejos para elegir tu sofá

Estefany Hurtado · 12 febrero, 2018

El sofá es el gran protagonista de los salones. Es testigo de numerosas reuniones familiares, de fiestas con amigos o de tardes de película con los peques. Por eso es importante seguir consejos para elegir tu sofá.

Por esto es importante elegir bien el sofá que vamos a poner en nuestro salón. Cabe recalcar que no sólo debemos valorar la estética sino también la comodidad y bienestar.

Al fin y al cabo nuestra columna se puede resentir si nuestro sofá no es muy cómodo.

Aquí tienes 5 consejos básicos para elegir tu sofá

Consejo nº 1: ten en cuenta las medidas

Es importante elegir bien el mobiliario de nuestra casa, y más importante aún asegurarnos de que quepan en la estancia dónde queremos ponerlos. 

Nada hay más decepcionante que llegar a casa con un sofá nuevo y precioso y que no quepa, o que quede muy estrecho o que la visión del salón sea totalmente desproporcionada.

Para que esto no te suceda debes acudir a la tienda dónde vas a adquirir tu sofá con las medidas de tu salón, su distribución y una idea aproximada del tamaño que quieres para el sofá.

Consejo nº2: bueno, bonito y barato

Siempre que vamos a comprar algo queremos que tenga una buena relación calidad- precio. Por eso nuestro consejo es que no comprometas la calidad por el precio.

Es decir, es más importante la comodidad que el precio porque ya sabes lo que se dice “lo barato puede salir muy caro”. Y, sinceramente, con la salud es mejor no jugar.

Existen 2 condiciones para comprobar en la tienda que el sofá es cómodo y de buena calidad

  • Debe proporcionarnos una buena posición del cuerpo: las caderas no deben quedar hundidas. Los pies no pueden quedar colgando al sentarte y tampoco puede presionar la parte de atrás de las rodillas al sentarte en el borde.

Por último, el reposa brazos no debe estar por debajo de la altura del codo.

  • Debe ser confortable en varias posiciones: acuéstate, siéntate, sube los pies, etc. Asegúrate que el sofá es cómodo en todas las posiciones.
  • Con el tiempo los sofás se van desgastando y por ello se debe cambiar la espuma cada 5 años aproximadamente. Comprueba que al sentarte el sofá se moldee a tu anatomía y que cuándo te levantes vuelva a su forma original. 

Consejo nº 3: la estructura es importante

Para que sea un sofá de calidad debe tener una buena estructura. Las personas compramos un sofá con el ánimo que dure algunos años, por lo tanto la estructura debe ser resistente. 

  • La madera o metal deben ser el material de la estructura, esto asegurará resistencia y estabilidad.
  • Las patas deben formar parte de la misma estructura del sofá. 
  • Es más resistente si tiene cinchas o muelles en zig- zag que soporten los cojines.
Estructura de madera para el sofá

Sofá con estructura de madera / arqmasdeco.blogspot.com

Consejo nº 4: el tejido sí cuenta

A la hora de elegir un sofá también es fundamental fijarnos en el tejido de la tapicería. 

Depende mucho de cómo es tu familia  para elegir un material u otro.

 Si tienes niños pequeños deberás buscar un material que sea difícil de ensuciar y fácil de limpiar

  • Algodón: al ser una fibra natural aporta al salón mucha calidez.
  • Piel: es muy moderno y elegante. A la vez aporta un aire vintage al salón.
  • Técnica: es un tejido nuevo con una tecnología anti-manchas. Muy conveniente si tienes niños en casa y si quieres despreocuparte por su limpieza.
  • Chenilla: es un tejido suave y de tacto aterciopelado.
  • Terciopelo: es un tejido también muy utilizado para sofás ya que es suave y cálido
Salón con sofás de varios tejidos: algodón, terciopelo y piel

Sofás de varios tejidos / fave.co

Consejo nº 5: tipos de sofá

Tanto para elegir el tejido como los colores es importante tener en cuenta la decoración que ya tienes en el salón.

Elegir el tipo de sofá también tiene que ver con lo que ya tienes en el salón. No es nada genial llegar con un sofá y tener que cambiar el mobiliario, las cortinas, etc.

Los tipos de sofá más comunes y a la vez más en tendencia son:

  • Longe o chaise: este es el famoso sofá en L. Ideal para una familia grande.
  • 3 + 2: Consiste en un sofá tradicional de tres plazas y uno más pequeño de dos.
  • Linea: son sofás sencillos y pequeños. Son utilizados para salones con poco espacio y para parejas, ya que no entran más de 2 personas.
  • Modulares: este tipo permite modificar la distribución del salón con sus módulos. Es genial si tu familia es grande o si sueles recibir muchos amigos en casa.
  • Chester: generalmente son de dos  o tres plazas. Es clásico y recuerda mucho al estilo inglés.  Se caracteriza por su tapizado capitoné y de formas redondeadas. Es perfecto para el estilo vintage.
Sofá chester en piel negro

Sofá chester en piel negro / archiexpo.es

Conclusión

Elegir un sofá no es para nada fácil, por eso nuestra recomendación es que te tomes el tiempo que haga falta para elegir el adecuado y visites todas las tiendas que quieras. 

Recuerda que debe primar la calidad para que dure muchos años y no tanto un precio bajo.

No olvides tener en cuenta el estilo de decoración que ya tienes en el salón, así como las medidas y distribución y por supuesto el número de personas que viven en tu casa.