Consejos para elegir una mesa comedor

Francisco · 28 febrero, 2018
Junto con las sillas de comedor, la mesa es un básico en nuestra casa. Tenemos que elegir siempre la correcta en función de nuestros gustos y que sea de buena calidad.

En nuestro hogar nos gusta que el mobiliario sea acorde a nuestros gustos y necesidades; por eso, para momentos cotidianos, tales como la comida, resulta imprescindible elegir una mesa comedor adecuada.

En muchas ocasiones no nos damos cuenta de la importancia de algunos muebles y el protagonismo que obtienen en el espacio donde se disponen. La disposición de una mesa comedor debe ser armónica y que no entorpezca el tránsito de las personas.

Por supuesto, el estilo decorativo de este tipo de mesas debe estar en sintonía con el estilo del resto de la sala o del hogar; cualquier desequilibrio armónico produce inestabilidad y tensión.

Por tanto, ¿cuáles son los mejores consejos para poder escoger una mesa de comedor? A continuación se presentan una serie de pautas que pueden ayudarte a escoger la mesa más apropiada.

El espacio

En primer lugar hay que tener en cuenta el espacio donde se va a disponer la mesa. Según la amplitud o estrechez de la habitación así será la proporción de la misma.

Una vez conocido el lugar donde se colocará, se toman las medidas aproximadas.  Es muy importante tener claras las longitudes que debería tener la mesa antes de proceder a su compra.

En cualquier caso, una mesa con forma cuadrangular o rectangular se ajustará a las líneas de la habitación; por otro lado, una circular resulta más atrevida y dinámica, proporcionando la misma importancia a cada uno de los comensales.

Material para la mesa comedor

Evidentemente, la mesa comedor es un elemento muy utilizado en el hogar. Su uso será prácticamente diario, lo cual puede suponer un gran desgaste; por eso, el material del que esté hecha la mesa debe ser resistente y fuerte.

En primer lugar, uno de lo materiales más recurrentes es la madera noble. Su firmeza permite que, a pesar del uso cotidiano, resista gracias a su dureza.

Además, suelen ser tratadas al finalizar la fabricación para que no se deterioren a largo plazo.

Mesa comedor de madera

A su vez, la propia madera permite ser modelada y trabajada fácilmente; cualquier diseño puede ser perfectamente adaptable al estilo de los hogares. La madera no suele ofrecer, a nivel de diseño, oposición al resto del mobiliario.

Por otro lado, se puede destacar otro material: el vidrio. Su elegancia demuestra un carácter clásico y el perfecto aliado del hierro o el alumnio para el resto de infraestructuras que soporten el cristal de la mesa.

El vidrio aguanta el calor en breve espacio de tiempo; sin embargo, tiene un claro inconveniente, que son los cambios repentinos de temperatura. Este hecho puede provocar un resquebrajamiento del material.

Hay que ser muy cuidadoso con este tipo de mesas. Bien es cierto que el vidrio es muy propenso a rayarse o dejar marcas por golpes, por eso es importante emplear manteles que salvaguarden el cristal.

Mesa comedor con sillas en blanco

Mesa comedor de vidrio / m.maisonsdumonde.com

En general, si se quiere cuidar este tipo de mobiliario, ya sea de un material u otro, hay que emplear manteles que cubran y protejan. Sobre todo, se debe mantener un cuidado constante para que nos dure el máximo tiempo posible.

Color de la mesa

El color juega un papel fundamental para las mesas. Su adaptación al diseño del hogar debe ser fácil y armonioso; hay que evitar tensión o dificultad visual simplemente por haber hecho una mala elección del color.

La mesa suele tomar un lugar principal en el salón. Normalmente, cuando una persona accede a la sala realiza un primer vistazo general; es ahí cuando se comprueba el estilo del lugar.

Si los muebles protagonistas (sofás, estanterías o mesas) no se encuentran en buena distribución o demuestran mala combinación de tonalidades, se rompe la armonía por completo.

De esta manera, el color es un recurso fundamental y su elección debe ser acertada. La mesa comedor suele ocupar un lugar importante en una sala, por eso debe tener un color apropiado y que encaje en el conjunto.

Últimamente gana fuerza el color negro en el mundo de las ventas de muebles. Tanto a nivel de decoración como en moda, el color negro combina y dialoga perfectamente con los materiales de tu entorno.

Las formas lisas y sencillas de las mesas, siendo a su vez de tonalidad negra, permiten encajar directamente con el diseño de cualquier estilo. Por eso, se podría decir que el negro no es un color atrevido, sino sugerente.

Mesa comedor en color negro con sillas en blanco

Si se utilizan colores terrosos la sensación que se transmitirá es de tranquilidad, relajación y facilitan también la relación con otros elementos. Es un color fácil de combinar y no obtiene el protagonismo, ya que tampoco resulta un color atrevido.

En el caso de utilizar un tono más fresco o fuerte, póngase el caso de rojo, azul, naranja, etc., hay que ser cauto y tratar de no generar tensión en la atmósfera.