Decoración de salones vintage

El estilo vintage está muy en tendencia. Hoy en día muchas personas utilizan elementos decorativos vintage como lámparas de araña o muebles de madera antiguos, y lo integran en la decoración de su casa.

El salón puede dar mucho juego con este estilo. Es la parte de la casa que está siempre a la vista. Por lo general, la usamos para recibir cualquier visita, hacer alguna comida o simplemente para tumbarte en el sofá.

Es por eso que se convierte en una parte imprescindible de la casa donde la decoración es muy importante. Si quieres dar otro toque a tu salón, en este post de dejamos algunos consejos para transformarlo al estilo vintage.

Estilo vintage

El vintage es un estilo en el que se colocan distintos elementos clásicos para decorar, recreando espacios de otras épocas. Podemos encontrar sofás o muebles para el salón que cuentan con un diseño que nos lleva a otras décadas. 

Esta decoración destaca por juntar en un mismo espacio diferentes elementos aparentemente descuidados. No obstante, lo que en realidad se debe seguir es un orden muy concreto para crear una sensación de naturalidad y armonía.

Reloj y marcos de fotos estilo vintage con fondo en madera

Dentro del propio estilo vintage existen distintas tendencias. Más enfocada a los años 70, a los 30-40 o incluso más antiguo.

Lo más importante es saber elegir el mueble, y combinarlo con el resto de la decoración.

Elementos decorativos para salones vintage

En el estilo vintage, es esencial mirar los pequeños detalles. Por eso, tenemos que adquirir los accesorios que nos permitan recrear el ambiente deseado.

Es muy importante que antes de empezar con la decoración tengamos muy claro el tipo de muebles y accesorios que son característicos del estilo vintage. Esta elección puede resultar muy complicada.

Por eso, lo primero que tenemos que hacer es buscar referencias y elementos decorativos que te evoquen una década en concreto.

Un gran elemento para conseguir una decoración vintage es el papel tapiz, ya que nos ubicará fácilmente en los años 50-60. Además, es un elemento decorativo que cada vez se viene utilizando más. Esto se debe al ambiente que sugiere y su fácil mantenimiento.

Escoger muebles que presentan un aspecto viejo y descuidado, también aportará elegancia y personalidad. La madera es otro elemento que define muy bien este estilo y refuerza toda la decoración de la casa.

Los libros de ediciones antiguas con cubiertas de cuero o las piezas metálicas de cobre en tonos marrones y dorados son perfectos para nuestro salón, al igual que los elementos con decoración simple y minimalista, que también encajan dentro del estilo vintage.

Otros elementos que recrearan este ambiente son los jarrones antiguos con motivos barrocos, floreros, y todo tipo de aparatos eléctricos de los 50. Los cuadros retros con marcos envejecidos también son perfectos para dar un toque especial al conjunto.

Pinchadiscos estilo vintage

Un detalle importante es que el estilo vintage no implica recargar la casa de trastos viejos. Está bien incluir elementos que evoquen otra época, pero no sobrecargar cada una de las estancias con estos objetos. Tenemos que evitar el exceso de elementos ya que si no se conseguirá el efecto contrario al deseado.

Tipos de salones vintage

Salón vintage de colores llamativos

Los salones vintage con tonos llamativo es una buena opción para dar un toque diferente a lo que estamos acostumbrado a ver.

Incluyendo colores que resalten determinadas estancias podemos recrear ese estilo que tanto se llevaba  en los años 50 y  60.

Los tonos amarillos o azules se empiezan a ver cada vez más. Combinándolos con muebles y objetos de este estilo puedes dar un acabado muy original a tus estancias.

Salón vintage azul

Salón vintage estilo romántico

Si sacamos el lado más romántico del estilo vintage, podemos decorar nuestro salón de una forma muy elegante y fina. 

Este estilo se puede conseguir fácilmente combinando muebles que sean de una época antigua, con colores que tienen algún que otro elemento llamativo. 

Incluir muebles con toques barrocos y objetos como lámparas colgantes con piedras, adornos con rebordes dorados, alfombras de pelo o cortinas largas y translúcidas sumará puntos a tu decoración. Además, aportar detalles con tonos rosas al salón, también aportará esa estética romántica.

Salón vintage años 60

Una de las tendencias que más vemos en los catálogos de decoración es la inspiración en la década de los 60.

Esta decoración se puede conseguir con muebles de madera con muchos compartimentos y cajones, sofás de cuero o incluyendo marcos con motivos geométricos y retratos en blanco y negro.

Además, el uso de los colores naranjas y verdes son los que predominaban en aquella época y darán a la estancia esa brillantez tan característica.

 

Como vemos, recrear el ambiente vintage en un salón no es complicado. Simplemente hay que tener claro los objetos a utilizar y jugar con las tonalidades para evocar la decoración de aquellos años.
Categorías: Salón Etiquetas:
Te puede gustar