Cómo distribuir el salón

30 enero, 2018

El salón es una de las estancias de la casa más importantes. Por ello, distribuir el salón de la forma adecuada será aprovechando al máximo el espacio.

A la hora de distribuir el salón es importante tener en cuenta algunos aspectos para sacar todo el partido posible a esta estancia.

Recordemos que el salón debe ser funcional, es decir, que sacie las necesidades familiares.  Si nuestra familia es grande deberá tener espacio suficiente para todos.

Si hay niños hay ciertos elementos que es mejor no tener por seguridad, como mesas de centro de cristal.

Otra de las funciones del salón es la de comedor. En este caso, el salón debe distribuirse adecuadamente para separar bien las estancias.También debe ser acogedor pues es en el salón donde, casi siempre, tienen lugar encuentros familiares o de amigos.

Al igual que las cocinas, el salón tiene diferentes formas de distribuirse. Esta distribución viene determinada en gran parte por el tamaño de la habitación.

Tamaño que debemos tener muy en cuenta a la hora no solo de comprar los muebles, sino de colocarlos.

Para ello analizaremos las distintas formas que puede tener un salón.

Salones rectangulares

Este tipo de estancias  rectangulares son más largos que anchos.

Lo ideal en las habitaciones rectangulares es que la zona de la televisión esté en paralelo al comedor y esté más cerca de la cocina.

Para lograr un efecto visual que alargue la estancia, es decir que se vea más grande, la distribución debe ser horizontal.

Por ejemplo, la distribución en L es la más indicada para este tipo de salones. Esta distribución se consigue con sofás modulares o chaise longe.

Salón rectangular con sofá en L

Salones cuadrados

Este tipo de salón es el soñado por todos. Los salones cuadrados suelen ser espaciosos, con gran espacio para muebles vistosos, mesas grandes y comedores espectaculares.

La distribución de este salón se caracteriza por la separación de ambientes, es decir, se utiliza, por lo general, la zona de la televisión detrás del comedor para así crear una división dentro de la propia estancia.

Tipos de distribución

También hay formas de distribución que van en función, no solo de la forma de la habitación sino de gustos y de para qué vamos a usar el salón.

Salones circulares

Este tipo de salón no es que tenga forma redondeada, sino que a lo que se refiere es que los muebles giran en torno a un elemento.

Este elemento generalmente es una mesa de centro. Alrededor de la mesa se coloca un sofá y el resto son sillas o puffs.

Salón con elementos que giran entorno a la mesa de centro, salón circular

Salones que dividen

Como hemos mencionado anteriormente, es muy usual que el salón y el comedor estén en la misma habitación.

Para lograr cierta distinción de las zonas se recomienda utilizar estanterías o incluso el propio sofá. 

Distribuir el salón en torno a las paredes

Esta forma de distribución consiste en utilizar las paredes del salón como soporte principal para el mobiliario. 

Se suele utilizar en estancias donde no hay mucho espacio, entonces las paredes son parte esencial a tener en cuenta para organizar el salón.

Consiste en pegar el mobiliario a las paredes principales, de esta manera nos aseguramos de aprovechar al máximo casa centímetro.

Salones por ambientes

Distribuir el salón por ambientes solo está permitido cuando la habitación es más bien grande. 

Esta distribución es genial si tu familia es grande y diversa, es decir, os gusta hacer cosas diferentes pero estar juntos.

Los ambientes más comunes en estos salones son:

  • Rincón de TV, videojuegos, etc.
  • Espacio de lectura.
  • Comedor.

Por lo general, este tipo de distribución requiere muchos muebles, pero no te compliques porque sobre todo se busca la versatilidad.

Es decir, mesas de centro tipo nido, puffs, sofás en L, mesas de centro que se convierten también en bancos, etc.

Salón dividido por ambientes

Consideraciones finales

Como hemos visto existen dos tipos de habitaciones: cuadradas y rectangulares.

También hemos visto algunas de las formas de distribución más utilizadas para el salón.

Sin embargo, antes de decantarnos por una distribución u otra debemos tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • Tamaño: mide la habitación y ten en cuenta también el tamaño de los muebles. Muebles muy grandes en espacios pequeños ahogan el espacio.

Por el contrario, muebles muy pequeños en espacios grandes da sensación de vacío. Por esto, el tamaño y las proporciones son importantes.

  • Espacio: para distribuir bien el salón, otro de los aspectos a tener en cuenta es el espacio que queda entre los diferentes muebles.

Tener en cuenta esto nos ayudará a tener una buena movilidad en el salón.

  • Funcionalidad: piensa en el tamaño de tu familia, vuestro estilo de vida y las necesidades que tenéis.

El salón es una de las partes donde más se pasa tiempo así que debe satisfacer vuestras necesidades.

 

Te puede gustar