Tipos de mesa para el comedor

Estefany Hurtado 7 febrero, 2018

El comedor es una de las estancias donde más pasamos tiempo. Es además, donde tienen lugar los grandes acontecimientos familiares, por ello, elegir la mesa para el  comedor adecuada es fundamental. 

Una mesa de comedor demasiado pequeña, a la larga nos puede traer problemas, pero una tan grande quizás es innecesaria.

Por ello, en este artículo vamos a abordar todas y cada una de las mesas para el comedor con el fin de que puedas elegir la que mejor se adapte a tu familia y estilo de vida. 

Forma

La forma de la mesa para el comedor viene determinada por el tamaño y la forma de la estancia.

Recuerda que para que los espacios sean perfectos tienen que seguir el principio de proporcionalidad.

Encontramos cuatro formas de mesa para el comedor:

  • Cuadrada: las mesas cuadradas permiten enfocarse más en el diseño y la innovación. Son muy vistosas y no pasan desapercibidas. 

Además, permite visualizar a todos los comensales a primera vista, lo cual promueve las comunicación en las comidas.

  • Redonda: puede ser perfectamente el centro de atención de la estancia. Al igual que la mesa cuadrada, permite la buena comunicación entre todos los comensales.
  • Rectangulares: este tipo de mesa es la más habitual en los comedores ya que se adaptan mejor a los espacios. 

Lo bueno de esta mesa de comedor es que, según el espacio del que dispongas, puede tener dimensiones bastante grandes para mucho comensales. 

  • Ovaladas: aportan un aire más orgánico al mezclar la funcionalidad de las mesas de comedor rectangulares y las lineas suaves de las redondas.

Algo que se debe tener en cuenta es que en los extremos, los comensales pueden sentirse más incómodos al tener menos espacio para los platos.

Mesa de comedor ovalada

Funcionalidad

En el caso de la mesa para el comedor, debemos buscar la funcionalidad. 

Para elegir una mesa perfecta debes tener en cuenta cómo es tu familia (si pasáis mucho tiempo en el comedor, cuántos sois, etc.) y también si soléis tener muchas visitas para comer en casa. 

En cuanto a la funcionalidad encontramos dos tipos de mesas:

  • Fijas: como su propio nombre indica, no permite ampliación en caso de que hayan más comensales de lo habitual.
  • Mesas extensibles: son más funcionales y perfectas para tener invitados o ahorrar espacio.

Mesa de comedor extensible: tipos

  • Extensibles radialmente:  son características de las mesas redondas.  Son muy llamativas. Se extiende solo la superficie, la pata soporte se mantiene igual.
  • Con extensión central: para ampliar este tipo de mesa basta con arrastrar sus extremos y sacar de su interior las piezas para completar la mesa. Algunas son, además, flexibles y adaptan el hueco de la extensión.
  • Extensión en los extremos: son bastante habituales, pero a menudo los extremos pueden resultar inestables al no tener puntos de apoyo al suelo.
  • Extensibles por giro: son una versión de las mesas redondas y ovaladas y las extensibles en los extremos.
  • Mesas extensibles partiendo de una consola: ¿es posible tener una mesa de comedor a partir de una consola? sí. Y son geniales para espacios pequeños.

Son perfectas si sólo usas la mesa de comedor cuando tienes invitados, ya que el resto del tiempo será una bonita consola.

Mesa comedor extensible por los extremos

Las patas sí importan

A menudo nos olvidamos de las patas de las mesas y solo nos enfocamos en su superficie o forma.

Las patas son importantes porque son el punto de apoyo de la mesa para el comedor, así que también debemos prestar atención a la hora de elegir una mesa ideal.

Sin embargo, como veremos a continuación, hay patas para todos los gustos.

  • Pata central: la clave es que esta sea robusta para que soporte todo el peso. La ventaja es que despeja la parte inferior de la mesa, lo cual es muy cómodo para los comensales.
  • En los extremos: es el tipo de patas más común y funcional ya que también deja libre la parte inferior de la mesa. Si la mesa es demasiado larga conviene que en el centro tenga otro punto de apoyo.
  • Patas retranqueadas: tienen un estilo muy arquitectónico y suelen ser bastante robustas. Quedan geniales con estilos como el industrial o el moderno. El único inconveniente es que limita el espacio inferior, con lo cual siempre hay dos comensales obligados a presidir la mesa en los extremos.
  • Laterales en U: ofrecen una buena estabilidad y además, un diseño muy moderno.
  • Patas de caballete: visualmente son muy bonitas y perfectas para un estilo nórdico. Sin embargo son poco funcionales ya que el espacio inferior de la mesa de comedor resulta incómodo para los comensales.
Mesa comedor con patas de cristal transparentes en los extremos

Conclusión

Como ves, son varios los aspectos importantes a la hora de elegir la mesa para el comedor adecuada.

Una vez hayamos decidido la forma, la funcionalidad y el tipo de patas que queremos, es hora de elegir el material y el color.

Recuerda siempre que diseño y funcionalidad deben conjugar a la perfección, pero eres tú quien decide cuál de los dos aspectos prefieres que resalte en tu mesa para el comedor.

Te puede gustar