Diseña un baño práctico

A la hora de realizar una reforma o diseñar desde cero nuestro baño, es fundamental planificar todo el proceso bien para que el resultado sea un baño práctico y no solo bonito.

La funcionalidad siempre debe ir de la mano con la estética. Pues de nada nos sirve que sea un baño hermoso si funcionalmente deja mucho que desear.

Esto a la larga va a provocar nuevas reformas, lo cual siempre genera un poco de estrés.

Por eso, en este artículo os damos algunos consejos muy prácticos y útiles para que diseñes un baño práctico y no te arrepientas del resultado final. 

Planificación y organización

Si no planificamos ni organizamos lo que queremos hacer tendremos mucho estrés encima y puede que las cosas no salgan al 100%.

La planificación y la organización son la clave para que todo proceso de reforma o diseño sea de éxito

Por ello es importante que antes de comenzar nos hagamos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué cambios quiero introducir?
  • ¿Con cuánto presupuesto cuento?
  • ¿Para cuándo quiero que la obra esté terminada?

Es fundamental que tengas estas preguntas respondidas cuando te pongas en contacto con los profesionales que te ayudarán a llevar a cabo la reforma o el diseño de tu baño.

Elección de los elementos

Antes de volvernos locos eligiendo colores o  elementos de decoración necesitamos pensar sobre los siguientes aspectos. 

Funcionalidad

Un baño práctico debe ser uno adaptado a las necesidades de la familia, también al número de miembros que lo van a utilizar y debe ser funcional, es decir que se aproveche al máximo el espacio.

En la actualidad, el tamaño de los pisos es cada vez más reducido, por lo que el espacio del baño también se ve reducido. Este es un factor a tener en cuenta.

Por ello debemos preguntarnos:

  • ¿Bañera o plato de ducha?: piensa en los pros y contras de cada uno y las necesidades de tu familia. Los miembros también son importantes, por ejemplo si vives con personas mayores la bañera no es la mejor opción.

Además, piensa en el gasto de agua que tiene una opción y otra. El plato de ducha tiene menos gasto de agua, por lo cual es más práctico.

  • ¿Cuántas personas vamos a utilizar le baño?
  • ¿Podemos prescindir del bidé?: si este es un elemento que no utilizamos, podemos descartarlo. De esta forma ganamos espacio.
  • ¿Dónde pondremos el almacenamiento?: debajo del lavabo, colgado en la pared o en estanterías.

Cuando tengas respuesta a estas preguntas fíjate y anota dónde se encuentran las tomas de agua y corriente. Así, no te equivocarás al colocar los elementos en su sitio.

Baño con bañera y ducha

Iluminación

Un baño práctico también se caracteriza por tener una buena iluminación. Si es natural mucho mejor.

Por ello, nuestra recomendación es que no obstaculices la entrada de luz natural con cortinas muy gruesas u oscuras. 

Evidentemente la luz artificial también es necesaria, pero si el baño no es demasiado grande será suficiente con una o dos. Una para el techo que ilumine toda la estancia y otra para el espejo.

Paredes y suelo

Existen muchos tipos de materiales para revestir paredes y suelos de los baños. En este punto, juega un papel muy importante el estilo que quieras dar al baño y el presupuesto que tengas.

Lo más común para el suelo es utilizar gres cerámico, es un material duradero y tiene una buena relación calidad precio.

También está la teca, bambú, vinilo o imitación de madera que aporta mucha calidez a la estancia y para ambientes rústicos son perfectos.

Por otro lado, si dispones de un presupuesto más amplio y te has decantado por un estilo mas minimalista, futurista y elegante utilizar resina o piedra natural como el mármol es lo ideal, en este caso.

Baño con suelo de madera

Para las paredes debes pensar cómo quieres el revestimiento, si lo quieres con o sin juntas:

  • Si prefieres no tener juntas el microcemento u hormigón son lo ideal, además están en tendencia por su aspecto futurista.
  • Si por el contrario eres fan de los azulejos piensa si los prefieres de un sólo color o si quieres un mosaico.

Colores

La parte de decoración es quizás la más divertida porque permite jugar con nuestra creatividad. Para elegir los colores de un baño práctico piensa primero en el tamaño de éste.

  • Pequeño: es mejor utilizar colores claros como el blanco o el crema pues aportan luminosidad y amplitud.
  • Grande: puedes jugar con la gama de colores más oscuros.
Baño en blanco con detalle espejo en dorado

Por otro lado, es importante que los toques de color los des a través de elementos de decoración. Esto se debe a que si eliges azulejos o la pared de colores llamativos, el día que te canses o quieras cambiar de color supondrá una obra.

Por eso es aconsejable que elijas colores de fondo claros. 

Conclusión

Un baño práctico es aquel que satisface nuestras necesidades. Necesidades que vienen determinadas por el número de personas que utilizaremos el baño y el espacio de éste.

El almacenamiento es un punto importante para que el baño sea práctico, por ello elige accesorios de decoración que no sólo sean estéticamente bonitos sino que además te ayuden a ahorrar espacio.

Por último, recuerda que lo práctico y lo estético no deben ir separados. 

 

Categorías: Baño Etiquetas:
Te puede gustar