8 tipos de pinceles que debes tener si eres pintor

Yamila 6 agosto, 2018
¿Sabías que existen diferentes tipos de pinceles que puedes usar si quieres pintar un cuadro? Cada uno de ellos sirve para algo específico. ¡Así tu obra de arte se verá perfecta!

Te has decidido a pintar un cuadro después de mucho pensarlo… ¡Enhorabuena! Ahora es momento de adquirir todos los materiales necesarios para que tu obra de arte quede perfecta. Cuando vas a la tienda especializada te das cuenta de que hay demasiados materiales. Para comenzar, tienes decenas de tipos de pinceles. ¿Para qué sirve cada uno? Te lo contaremos en el siguiente artículo.

Características de los pinceles

Además de las pinturas que elijamos, los pinceles pueden determinar el éxito o el fracaso de un cuadro. Por supuesto que hay otros factores más, pero lo cierto es que según la forma, el tamaño y el material de las brochas es que conseguiremos diferentes resultados.

Si recién estás comenzando en este precioso camino de la pintura, una de las cosas iniciales que debes saber es cómo están compuestos los pinceles. Básicamente están divididos en tres partes:

  1. Pelos: pueden ser naturales (de cerda, de cabra, de marta, de ardilla, etc) o sintéticos (de poliéster o de nylon).
  2. Virola: o férula, es el encargado de unir los pelos con el mango. Puede ser de aluminio o acero inoxidable.
  3. Mango: pueden estar hecho de madera o de plástico y ser más o menos largos. El grosor aumentará en base a la cantidad de pelos.
Servilletas pintadas a mano.

¿Qué tipos de pinceles existen?

Para comenzar, puedes comprar un set de pinceles que sean surtidos, es decir, de diferentes tamaños y formas. De esta manera podrás darle a tus trabajos el grosor o la exactitud que deseas. Si, por ejemplo, tu idea es hacer una pintura detallada y realista, elige pinceles muy suaves y finos.

En el caso de que tu cuadro no tenga mucho detalle y presente pinceladas grandes, mejor que sean de mayor tamaño. Los tipos de pinceles que podemos conseguir son:

1. Pincel delineador

Como su nombre lo indica, sirve para hacer líneas muy finas, perfectas para detalles, curvas, rostros, etc.

2. Pincel redondo

Es uno de los tipos de pinceles más usados para detalles y líneas intermedias. Hay algunas variables, ya que pueden ser más puntiagudos que otros. Para determinar su calidad, introdúcelo en agua y deja que se seque. No debe quedar ‘despeinado’.

3. Pincel angular o pezuña

Este pincel tiene un lado más largo que el otro (las cerdas forman una diagonal) y se emplea principalmente para crear formas irregulares tales como pétalos de flores. También sirve para pintar superficies con mayor precisión.

tipos de pinceles en bote

4. Pincel plano

A diferencia del anterior, todos los pelos están a la misma altura y son del mismo tamaño. El pincel plano se usa para esparcir la pintura al óleo en las superficies, para mezclar colores, para hacer pinceladas cuadradas o para pintar líneas gruesas (y delgadas si lo colocamos de costado).

5. Pincel rake

A simple vista parece un pincel plano, pero en realidad tiene una combinación de pelos largos y cortos entremezclados entre sí. Se usa especialmente para pintar texturas de plumas, de pelaje de animales, de césped, etc.

6. Pincel lengua de gato

Es una mezcla de dos tipos de pinceles: redondo y plano. Es achatado en el centro y en los extremos los pelos son más cortos y están curvados hacia el interior. Lo bueno del pincel ‘lengua de gato’ es que es muy versátil: sirve para definir contornos, para pintar detalles (como por ejemplo pétalos) y para mezclar colores.

7. Pince mop

Este tipo de pincel está pensado para esfumar y también para crear transiciones de colores muy suaves, sin que se vean rastros de texturas. Es similar a los que se usan en maquillaje.

8. Pincel abanico

El último de los tipos de pinceles de este listado es uno de los más conocidos, se usa fácilmente y se limpia sin problemas. Permite pintar follajes, nubes, texturas o hierbas, también hacer difuminaciones.

No hace falta que compres todos los tipos de pinceles que venden en el mercado; todo depende de la pintura o la técnica que realices. En cualquier caso, para que te duren más te recomendamos que los limpies muy bien apenas termines de usarlos y que los dejes suspendidos (“boca abajo”) para que se sequen solos. Si fuerzas su secado con un paño o similar, lo único que lograrás es que se deformen y no sirvan más.

Te puede gustar