Decoración erótica: colores y detalles

Yamila Papa · 7 febrero, 2019
Cuando pensamos en decoración erótica quizás creamos que no es para nosotros. Sin embargo, puedes darle algunos toques apasionados a la habitación y dejar que la lujuria se apodere de la pareja.

¿Te animas a darle un toque sensual a tu habitación y sorprender a tu pareja? No se trata únicamente de poner velas o incienso, sino de elegir la decoración erótica, con sus colores y detalles que aumentan la pasión.

Aunque no lo creas, existe todo un estilo más que original y 100 % sexy que va más allá del dormitorio. Puede usarse en otros ambientes de la casa y darle rienda suelta a la imaginación.

¿Decoración erótica?

Decoración erótica.

Sí, la decoración de interiores también tiene su lado salvaje y apasionado. Todo depende de qué objetos y colores utilicemos en nuestros ambientes y, sobre todo, qué impronta queremos darle al dormitorio. Incluso, muchos optan por una decoración erótica también en el baño, para que la pasión no se quede en un solo lugar.

Sin duda, este estilo es para los más osados, originales y dispuestos a decorar de forma diferente sus ambientes. Perfecto para las parejas que no tienen hijos, porque pueden activar la pasión y el deseo en cualquier espacio de la casa.

En la decoración erótica, los muebles tradicionales quedan fuera y se reemplazan por aquellos que emulen la anatomía humana, o que sean más cómodos para el momento más íntimo. Lo sugerente, lo sensual y lo curioso no puede faltar tampoco.

Consejos para una decoración erótica

Si quieres que tu piso sea un lugar donde la pasión se encienda apenas abras la puerta, te recomendamos que prestes atención a estos consejos decorativos.

1. Coloca elementos sensuales en la habitación

Labios sensuales.

¿A qué nos referimos con sensuales? Pues a todo aquello que nos inspire para disfrutar de momentos íntimos con nuestra pareja. A los seres humanos nos atraen las imágenes sugerentes, por eso, podemos colocar cuadros o fotografías en blanco y negro de la pareja con poca ropa y posiciones que nos inviten a disfrutar.

Cuelga cuadros con imágenes de bocas pintadas de rojo, una rosa o cualquier objeto que nos inspire.

2. Elige mobiliario humano

Mobiliario del cuerpo humano.
Mobiliario / dzmitrysamal.fr

En algunas tiendas específicas, o por internet, podemos comprar muebles y objetos decorativos con formas humanas, obviamente sin ropa, para nuestra decoración erótica.

Algunos son simplemente piezas decorativas, pero hay diseños con doble función: mesas, sillas, sofás, mesas de noche, armarios, alacenas… Todo puede tener forma de hombre o de mujer.

3. El baño también cuenta

Bañera con sales y velas.

El baño puede ser un ambiente tan íntimo y sensual como la habitación. Solo es cuestión de colocar una bañera como protagonista, colocar velas e inciensos y, por qué no, algún cuadro sensual que predomine en una de las paredes. ¡Perfecto para un romántico y apasionado baño de inmersión en pareja!

4. Escoge colores fuertes

Colores fuertes.

Además del rojo, podemos usar otros tonos en la decoración erótica, como por ejemplo el negro, el dorado o el morado. Estos colores, si están bien combinados, le darán al ambiente un toque interesante y lujurioso.

5. La iluminación es clave

Iluminación con velas.

Que sea tenue, misteriosa e ilumine solo algunos rincones del ambiente. Esas son las claves para que la decoración adquiera su tinte erótico. Podemos alumbrar el centro de la cama, una esquina donde está nuestro sofá favorito o un cuadro o escultura sugerentes.

Si no lo consigues con la iluminación tradicional, puedes utilizar velas o lámparas. De esta forma, evitarás la luz general y poco sensual que hay en todas las habitaciones.

6. No te olvides de los espejos

Dormitorio con espejos.

Quizás no te parezca muy sensual tener un espejo que ocupe toda una pared en el dormitorio, pero debes saber que es un elemento erótico por naturaleza. Cuanto más grande y voluminoso, mejor. Incluso hay gente que lo coloca en el techo a la altura de la cama.

7. Las telas son aliadas

Sábanas de satén

Por último, para conseguir una decoración erótica con todas las letras, las mantas, cortinas y cojines pueden ayudar bastante. Por ejemplo, tener un cabecero acolchado, un cojín de terciopelo rojo o una manta de textura suave darán un clima diferente a la habitación.

¿Te ha gustado la idea de la decoración erótica para tus ambientes? Comienza con algunos detalles y luego añade más objetos. ¡Tu pareja quedará asombrada y fascinada!

Schaufler, L. (2013). Erotismo y sexualidad : Eros o ars erótica . Foucault frente a Marcuse y Freud. De Prácticas y Discursos. Cuadernos de Ciencias Sociales.