Decoración inspirada en la naturaleza

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
17 abril, 2019
Da a tu hogar un soplo de vida con una decoración inspirada en la naturaleza.

Hoy en día, para muchos de nosotros es muy difícil disfrutar de la tranquilidad y la armonía que transmite el medio ambiente, sobre todo para aquellos que vivimos en ciudades y alejados de zonas verdes. Por ello, te mostramos cómo conseguir la paz que transmite el campo gracias a la decoración inspirada en la naturaleza.

Muchas veces no llegamos a ser conscientes hasta qué punto la inspiración en la naturaleza puede influir en el diseño de interiores, desde los colores hasta las texturas.

En esta ocasión, nos centraremos en los principales focos de inspiración de donde obtener ideas, ya sea de origen vegetal, animal o mineral, para mejorar el diseño interior de tu hogar.

Cómo combinar los colores para una decoración inspirada en la naturaleza

Decoración en verde.

Puedes aportar una ráfaga de aire fresco a la decoración de tu casa incorporando accesorios y combinaciones de colores sacados de la madre tierra.

  • Los tonos verdosos son los tonos más asociados con el mundo de la naturaleza. Este color representa a la perfección el sentimiento de abundancia y vitalidad. Además, nos ayuda a crear sensación de recogimiento. Los verdes desprenden la apariencia de exuberantes elementos botánicos, y esto aporta fuerza y vitalidad a los interiores.
  • Las piezas azules son un elemento perfecto para trasladar a nuestras casas el recuerdo del mar o del cielo. Este color es uno de los más versátiles, puesto que dependiendo de su tonalidad, puede ser audaz y brillante o suave y calmado. Puedes conseguir estas sensaciones incorporándolo en cojines, cortinas, o cuadros.
  • Transmite un sentimiento de alegría y vivacidad a tu salón con un guiño al sol veraniego. Los tonos amarillos pajizos, crema o plátano emiten vibraciones soleadas; los convierte, así, en una paleta popular para dar calidez a cualquier estancia de la casa.

Herbarios decorativos, la combinación perfecta de arte y ciencia

Herbario.

Podemos afirmar con seguridad que los herbarios son la forma más bella y delicada de decorar nuestros salones. En el fondo, son fichas sobre botánica y elementos naturales, donde se expone una pieza original junto a una breve explicación de esta.

Estas delicadas láminas son capaces de sugerir sensaciones tan delicadas, como olores y texturas que nos evocan de forma directa a la naturaleza más salvaje. Tan solo necesitamos un bonito marco para crear un efecto natural muy original.

Los herbarios más comunes están dedicados a flores silvestres de gran belleza. Sin embargo, también los podemos encontrar de temática marina. A diferencia de los primeros, estos están dedicados al mar y a los tesoros que esconde: conchas, corales, plantas marinas, entre otros.

Aporta un aire vintage único con una colección de herbario.

Un jardín en tu pared para una decoración inspirada en la naturaleza

Jardín vertical con tuberías.

La jardinería vertical es una de las tendencias más originales que nos ha llegado en los últimos años. Esta técnica consiste en el recubrimiento de una pared a través de distintos tipo de plantas. De esta manera, se crea un tapiz vertical naturalista. Estas son algunas de las opciones más interesantes:

  • Una forma divertida de crear un huerto en casa es con la técnica del jardín vertical. En muchas ocasiones, no disponemos del espacio del que nos gustaría para cultivar nuestros propios alimentos. Una solución para este problema son los jardines verticales, en los que podemos instalar una serie de maceteros con nuestras plantas comestibles favoritas.
  • Otra fórmula más económica consiste en cubrir una pared de césped artificial. Si en tu caso no dispones de suficiente luz natural para crear un jardín, el césped artificial es tu solución. No necesita ningún tipo de cuidado y el efecto natural es asombroso.

Suelos de piedra naturales

Camino de piedra y madera.

Otra manera de inspirarnos es con el uso de piedra natural para los suelos. Este recurso es uno de los más antiguos, ya que sabemos que desde época clásica se utilizaban suelos de mármol para embellecer las construcciones más importantes.

Actualmente, esta técnica ha resurgido con más fuerza que nunca. Se trata de un material de gran versatilidad, puesto que conjuga a la perfección con los estilos tradicionales y con los modernos.

La variedad de piedras naturales que podemos usar a modo de suelos es tan amplia como los tipos de piedras que existen. Sin embargo, si tenemos que elegir entre todas las variantes, los suelos de pizarra son la tendencia que más fuerza ha adquirido.

Este tipo de suelo es muy común encontrarlo para la decoración de exteriores. El tono oscuro de la pizarra aporta una gran intensidad cromática. Además, al tratarse de un material de gran resistencia y durabilidad, no necesita cuidados especiales.

  • Iglesias, Mara: Decoración fácil y económica, Buenos Aires, Lea, 2013.