El estilo barroco para la decoración

Francisco · 3 noviembre, 2018
Si te apasiona la decoración de épocas históricas, la estética barroca puede ser un recurso interesante para aplicar a tu hogar; conseguirás aportar un tratamiento elegante y refinado a cada espacio de la casa.

Si lo que estás buscando es darle un nuevo toque a tu hogar o trabajar un concepto artístico como referente del interiorismo, una buena idea sería aplicar el estilo barroco para la decoración.

Bien es cierto que han existido distintos períodos artísticos a lo largo de la historia que han trabajado el diseño de interiores. Desde la Edad Media, muchos palacios han tenido una estética galante y refinada; eso sí, siempre vinculado a las clases altas de la sociedad.

Sin embargo, hay un estilo que ha trabajado la decoración de una manera mucho más cuidada, con una línea definida y con un gusto mucho más innovador para el momento, es el barroco.

Estética barroca, ¿en qué cosiste?

Decoración barroca.
Decoración barroca / pinterest.es

Principalmente, el barroco es un estilo artístico que cuida más el detalle, trata de adornar y estimular la decoración mediante remates mucho más sofisticados y denotando un gusto por perfeccionar el arte, como también ocurre en arquitectura, música, pintura, etc.

Así, en el mundo del interiorismo, va a ser el mobiliario el principal punto sobre el que trabaja la estética barroca; es decir, es el recurso donde poder aplicar la decoración que siga los patrones que se hacían en los siglos XVII y XVIII.

En el fondo, puede resultar un concepto muy semejante al estilo clásico y transportarnos a un ámbito más elegante; de este modo, no puede combinarse con estilos como el minimalista o el rústico.

– El barroco es luz, color, brillo, adorno y elegancia.-

Diseño barroco para el mobiliario

El mobiliario que dispongas en el hogar debe tener un diseño muy refinado, donde se cuiden incluso los remates. ¿Qué características se pueden encontrar?

Salón barroco.

  • Sinuosidad y dinamismo: la curva puede ser un elemento indispensable, tal y como se pueden ver en los retablos de iglesias barrocas. Por este motivo, tanto las mesas como las sillas pueden tener ciertas curvaturas que agilicen el diseño.
  • Ruptura de la línea recta: de lo que se trata es que haya dinamismo interno y no estabilidad o rectitud. No se trata de depurar las formas, sino de expresar alegría a través del arte.
  • Recargamiento: un mueble puede tener no solo una estética externa sinuosa, sino ser complementado con paños o manteles con estampados que, a su vez, den color.
  • Colores elegantes: con el fin de que se consiga un carácter barroco, los dorados o plateados pueden tener una clara presencia en el diseño. Por ejemplo, un espejo con esta tonalidad obtendrá protagonismo y expresará elegancia.
  • Madera como material primordial para los recursos decorativos. Tanto los muebles como el propio suelo, ganará una estética barroca si son de madera.

– ¿Cómo resumir el estilo barroco en 4 palabras? Gusto por la ornamentación.-

Recursos decorativos

Telas barrocas.

En primer lugar, hay que tener presente que la decoración tiene que dialogar toda en conjunto; no puede haber unos recursos que sean de otro estilo y que produzcan tensión con el objetivo barroco. Podemos utilizar los siguientes elementos:

  • Mesas: que sean en madera, aunque pueden tener tablero de piedra, como en mármol. Patas curvas y bordes con remates vegetales o con rocallas.
  • Sillas: pueden tener patas y respaldo curvos, con decoración también vegetal o de rocallas y molduras o simplemente líneas más definidas pero con dinamismo aparente. Hay que tratar de eliminar la rectitud funcional.
  • Espejos: pueden ser circulares u ovalados, con marco curvo y con talla muy labrada y definida, incluso con detalles temáticos. Tal y como se dijo anteriormente, el dorado y el planteado sientan muy bien a los espejos.
  • Pinturas para las paredes: algo que era muy común en los palacios del siglo XVII y XVIII era la decoración de las paredes con pinturas, a modo de coleccionista de arte. Eso sí, no utilizar pinturas contemporáneas o de vanguardia.
  • Lámparas de araña: suelen ser un elemento indispensable por la elegancia que ofrecen y la brillantez de su material. Sin duda, será un complemento muy atractivo.
  • Telas: tanto cortinas como manteles, puede tener encaje de bolillos con un tratamiento muy elaborado.

¿Qué expresa este tipo de decoración?

Sin duda, conseguirás transportar tu hogar a otro siglo, a una época donde se daba mucha importancia a la estética de los hogares e impresionar al invitado con toda la elegancia y esplendor de la decoración.

Puede que hoy en día no se lleve tanto este estilo, pero si quieres que tu casa sea un espacio barroco refinado, no dudes en buscar los recursos que mejor se adapten a esta línea de decoración.

R. Snyder, Jon: La estética del Barroco, Léxico de estética, 2014.