Ideas de reformas para casas de los años 70

Sofía Sangrador · 20 julio, 2018
Si te interesan las reformas para casas de los años 70, lee este artículo. En él, te dejamos algunas ideas que puedes poner en práctica.

En este artículo queremos dejarte algunas ideas sobre reformas para casas de los años 70. 

Aunque obviamente hay excepciones, las casas construidas en los años 70 suelen tener una mala distribución, además de unas instalaciones bastante mejorables actualmente y unos complementos ya desfasados.

Aun así, con una buena reforma podemos conseguir parezcan una casa diferente. Para ello, debes tener en cuenta de qué presupuesto dispones. En función de ello, hablaremos de una reforma total o parcial de la casa.

Obviamente, no es lo mismo hacer un lavado de cara que hacer una reforma completa. También dependerá si es una casa en la que vas a vivir o es una casa de alquiler.

A continuación, te dejamos una serie de posibilidades para tener en cuenta a la hora de plantearte hacer reformas en una casa de los años 70.

Cambia la instalación eléctrica

Por muy buen estado en que esté, es recomendable cambiarla, sobre todo cuando son casas de hace tantos años. Es más, hay que tener en cuenta el reglamento sobre instalaciones eléctricas domésticas. En este reglamento se hace referencia a acometidas y enlaces, el cuadro de luces, líneas y derivaciones o dimensiones de las instalaciones.

A su vez, queremos hacer referencia a los interruptores y enchufes, algo estrechamente relacionado. En las casas actuales hay varios enchufes por habitación, además de uno o dos interruptores.

Sin embargo, en las casas de los años 70 hay pocos enchufes por habitación, a veces solo uno, que está colocado en un lugar alejado de la cama o del escritorio. Por eso, nos vemos obligados a comprar regletas o alargadores, llenando el espacio de cables. Al hacer la reforma, por tanto, debemos cambiar de forma estratégica la ubicación de los enchufes.

Otro punto a tratar es la calefacción. Actualmente, hay nuevos sistemas de calefacción que, además, promueven el ahorro energético y el uso de las fuentes renovables. Un ejemplo es la calefacción por suelo radiante.

Mejora el aislamiento

Por otro lado, las casas de los años 70 no suelen tener un buen aislamiento. Pensemos que con un buen aislamiento, aumentará notablemente la eficiencia energética en casa.

De hecho, en 2013 entró en vigor un certificado de eficiencia energética, por el cual todas las casas para alquilar o vender cuya construcción date de un año anterior a 1980 deben someterse a un estudio para obtener dicho certificado, que valdrá durante 10 años. En primer lugar, en esto influyen los materiales de las fachadas, algo que no podemos reformar tan fácilmente, ya que no es algo que dependa solo de nosotros.

Pero sí podemos hacer otras reformas, como en puertas, ventanas y suelos. Puede suponer un gran desembolso de dinero, pero, sin duda, es una inversión a largo plazo, ya que ahorrarás en energía.

Si además de cambiar el suelo quieres cambiar de sistema de calefacción, puedes aprovechar y optar por la calefacción por suelo radiante. Es un sistema que consiste en una red de tuberías por las que pasa agua caliente o fría. Así, el calor se reparte de forma homogénea por toda la casa, aunque haya más temperatura por la zona de los pies.

Planos de una casa para reformar el baño y cambiarlo de sitio.

Cambia la distribución

En general, las casas de los años 70 tienen una distribución mal aprovechada, independientemente del tamaño que tengan. Normalmente, tienen varias habitaciones, pero son pequeñas y no tienen mucha luz natural. Algunas no tienen ni ventanas.

Por eso, puedes plantearte tirar tabiques y unir estancias. Así, conseguirás habitaciones más grandes y más confortables. O también puedes unir el dormitorio con la zona de estudio o despacho. Y no solo los dormitorios: también puedes hacer una cocina americana o un salón comedor.

A veces es preferible tener menos estancias si se gana en sensación de amplitud. Recuerda que menos es más.

Potencia la luz natural

Esto se encuentra estrechamente relacionado con el apartado anterior. Al haber muchas habitaciones (generalmente pequeñas), es habitual que muchas no tengan acceso directo a la calle. Por tanto, no tendrán luz natural.

Muchas veces cometemos errores en la iluminación de nuestra casa, algo en lo que debemos prestar atención. Puedes plantearte colocar cerramientos acristalados, una opción algo cara pero que da buen resultado. La luz pasará sin problema, pero tendrás dos espacios bien diferenciados.

Al tirar tabiques y unir espacios, conseguirás luz en habitaciones donde no había. Además, debes jugar también con focos de luz artificial. Nos referimos a lámparas, pero también a accesorios como guirnaldas, farolillos…

Como ves, hay muchas ideas para reformar tu casa de los años 70, ya sea de manera parcial o total. Solo debes tener en cuenta el presupuesto y organizarlo para abarcar todo lo posible.